“Tener un gobernador con consenso ayuda”

DESPUÉS DEL CONGRESO PARTIDARIO CAMPEA EL OPTIMISMO EN EL PERONISMO PROVINCIAL

“Tener un gobernador y un dirigente que tiene consenso en la sociedad facilita encontrarse con mayor rapidez”, razonó el presidente del Partido Justicialista en la provincia, Rubén Hugo Marín, ampliamente satisfecho por el resultado del Congreso partidario que se realizó en Quemú Quemú. El ex gobernador dijo que “Carlos Verna tiene un compromiso con el peronismo y lo tiene bien asumido, por eso va a ser el candidato”. Expresó, en un análisis de la realidad, que el peronismo provincial tiene dos buenos motivos para estar unido, uno tiene que ver con el gobierno antipopular que lleva adelante el macrismo, la aversión que muestra hacia La Pampa, y además que quedó demostrado que un justicialismo dividido le otorgaría algunas chances a la oposición. En diálogo con LA ARENA el dirigente peronista habló de todo un poco.
-¿Tener un gobernador como Verna, con consenso en el PJ es una ventaja para la unidad?
-Es cierto… tener un gobernador y dirigente que tiene consenso en la sociedad nos facilita sobre manera actuar con rapidez; aunque obvio también aparecen algunos que hacen su actito para ver si después pueden conseguir un cargo pero para él… esa vieja historia que no objeto, cada uno sabe… Pero si es cierto que el hecho de no tener un candidato discutido, en mi sensación personal facilita todo.
-¿Se aceleran los tiempos para los partidos políticos si hay desdoblamiento?
-No creo que tenga que estar dada en candidaturas, sino en recomponer. Nosotros tenemos que hacerlo, y supongo que los otros partidos a lo mejor también. El peronismo tiene un compromiso tanto provincial como nacional de buscar la unidad, y tal vez en La Pampa, pueda ser un poco menos complicada… pero todavía no tengo bien un panorama del contexto nacional.
Sobre todo después de estos hechos que están ocurriendo, pero me parece que esto puede demorar lo que veníamos buscando…
Lo que sé es que los gobernadores tienen una responsabilidad mayúscula, igual que la ex presidenta (Cristina Fernández), de bajar las pasiones. Porque o vamos juntos o no tenemos destino.
-Pero el Congreso Provincial fue de una cordialidad pocas veces vista.
-Sí, en La Pampa se ha dado un paso importante, más allá de las palabras que cada uno pueda haber expresado procurando la unidad entiendo que la propia gente, los congresales, tenían una predisposición de unidad con un respeto total a los que hablaban. Desaparecieron las pequeñas rispideces que a veces se producen. Como que se entendió que o consolidamos la unidad o se nos pone compleja la situación. Pero advertí que hay una necesidad de ir juntos mas allá de las divergencias personales o de ideas políticas.
-¿Será porque Verna no tiene contra en el PJ, y todos coinciden que tiene que ser el candidato?
-Considero que facilita mucho… viendo el contexto del peronismo en el país, tener en La Pampa un gobernador y dirigente que tiene consenso en la sociedad nos facilita, claro que sí.
-¿Las diferencias se podrán dar cuando se empiece a hablar de candidatos a intendentes? En Santa Rosa no hay uno que tenga en el PJ la misma adhesión que tiene Verna hoy…
-De acuerdo…Siempre entre el gobernador y los intendentes existe una diferencia, no sé si apreciable en votos o no.. Pero si en roles, porque el intendente es para un pueblo y el gobernador es para toda la provincia.
Pero no habrá problemas, porque en última instancia se hará una interna, y no me parece que como están las cosas hoy después de hacerse haya problemas para que el que pierda acompañe en la general.
-Se puede decir que el paraguas de Verna es demasiado grande como para que alguno se anime a enojarse y romper después de una interna.
-Yo confío en la gente… no te digo que no sirva el paraguas del gobernador, pero confío en la gente… Noté en el Congreso que los participantes daban la sensación de decirle a los dirigentes: “”No jodan, ponemos el lomo pero no jodan…”. Y eso vale para el gobernador hasta el ultimo concejal, es mi impresión personal.
Pero es verdad que la inserción de Verna en la provincia, no tener discusión en torno a quien debe ser candidato a gobernador te saca un peso importante, porque a veces cuando hay disputas de candidatura por el cargo se hace más difícil. Después del Congreso se dio a nivel de la gente la necesidad de juntarnos… aunque alguno pudo haber planteado “yo soy peronista” pero “tal cosa”. Pero todo se toleró… nunca vi un silencio tan grande cuando alguien hablaba… creo que ese silencio se dio como un mensaje a la dirigencia total del peronismo: a ninguno con el bombo se le ocurrió hinchar lo quinotos, u otro que se ponga a chiflar. Fue el mejor mensaje que recibimos todos, y tenemos que interpretarlo…
-¿Contribuye a la unidad en el PJ provincial un gobierno como el de Macri, que sigue ajustando e ignora a los pampeanos? ¿También juegan en los peronistas que fue difícil la última legislativa?
-En la última elección diría que hubo un elemento que, yo por lo menos lo vi así pese a que algunos no concuerdan conmigo; que parecía que se definía más nuestro problema interno que el problema genérico. Es la única forma para justificar que se remontaron 18 mil votos en Santa Rosa… en la primera había más preocupación de muchos que fueron a votar la interna de Cambiemos, que de conocer realmente que se jugaba la candidatura a diputados; porque resulta difícil pensar que en una ciudad como Santa Rosa, politizada e informada, en 60 días se cambien 18 mil votos… por eso cuando vino la segunda vuelta nos dimos cuenta que acá se jugaban los diputados.
-¿Que enfrente esté el macrismo también ayuda a la unidad?
-También, pero yo lo miraría con cuidado, no como elemento indispensable. Para mí el elemento indispensable es que el peronismo se consolide… Pero en el macrismo saben lo que buscan, tienen los medios, tanto económicos como mediáticos. Y habrá que ver si la economía está tan hecha pedazos como hoy o no cuando llegue el momento. Y ese va a ser un factor importante.
-¿Qué piensa de esto que está pasando, con las investigaciones de los famosos cuadernos?
-Me tiene dolido, no conozco ni detalles… No tengo información, no he querido hablar a Buenos Aires hasta que no se dilucide un poco. Iba a haber una reunión el jueves, pero no sé… Vamos a esperar que nos entreguen de nuevo el partido después de la intervención.
-Pero esa investigación ¿lo preocupa, lo molesta?
-Me preocupa y me duele, además no sé si con razón o sin razón, realmente no lo sé. Pero sí sé que pasa cuando en política se juega todo…
-Se habló en algún momento que hubo coimas en el acueducto…
-Me calenté cuando estuve en Buenos Aires, ya como senador. Hablaban del “gober” y yo estaba en el Senado… Hacía siete meses que no estaba en el gobierno provincial.

“Verna tiene compromiso”
“Creo que Verna tiene un compromiso con el peronismo, y lo tiene bien asumido”, dijo Rubén Marín sobre la candidatura a gobernador en 2019.
El dirigente razonó que no es posible pensar en que “uno es gobernador y no pelear para ganar… Hay que tener en cuenta que aquí el peronismo viene ganando desde hace 37 años, y nadie quiere ser el responsable de que gane la oposición, ¿no es cierto?”.
Agregó Marín que Carlos Verna “lo tiene bien asumido, más allá de eventuales condicionantes que siempre se tienen en cuenta… Por lo que hablamos entiendo que va a aceptar: ‘Mirá Rubén, me dijo, si yo soy la posibilidad de ganar en la provincia voy a estar. Así que estoy convencido que aceptará el convite. Supongo que lo estará evaluando, tomándose su tiempo…”, cerró.

“No conozco a nadie ni de Skanska ni de Techint”
“Juro por mis hijos que no conozco a nadie de Skanska y Techint”, acentuó
el presidente del PJ pampeano su “total desconocimiento” sobre posibles coimas en torno al acueducto del río Colorado.
Rubén Marín, ante una pregunta de este diario -y en relación con posibles coimas que se investigan, y que involucran a directivos de grandes empresas del país- volvió sobre un tema que en su momento levantó polvareda. El caso de la posibilidad de coimas en la obra del Acueducto del Colorado es recordado como el de las “valijitas”, y estalló en 2007, último año de la presidencia de Néstor Kirchner. En ese momento Raúl “Tuti” Rodríguez -pampeano que hasta meses antes había sido funcionario del marinismo- ocupaba la Subsecretaría de Obras Públicas de la Nación. A raíz de algunas denuncias que se produjeron en ese momento tuvo que renunciar junto a Fulvio Madaro (Enargas) y Néstor Ulloa (gerente de Nación Fideicomisos). “Tuti” era en ese momento el número 2 de José López -el ex funcionario detenido después de ser filmado ingresando bolsos con dólares en un convento-; y antes había acompañado al gobernador Marín como secretario de Obras Públicas, entre 2003 y 2007.
Las sospechas que llevaron a su renuncia en el cargo nacional fue por el caso Skanska, y a partir de la grabación de una conversación entre un auditor interno de la empresa sueca, Claudio Corizzo, y el gerente comercial de la firma Javier Azcárate. En un tramo del audio se oía: “El secretario de Obras Públicas nos decía (supuestamente Rodríguez): ‘Bueno, yo te voy a mandar a uno de estos que maneja cuatro empresas, dos empresas, no sé, y le pagás a él'”.

Conversación.
Ahora, a varios años de aquella situación Marín insistió: “Yo de Skanska y Techint no conozco a nadie… honestamente. Me acuerdo que cuando salió esa conversación por teléfono, que lo sacó Ámbito Financiero, y la tomó después Morales Solá, como en algún momento se mencionaba ‘el gober’, o algo así, los tipos me la cargaban a mí… Pero para ese momento yo era senador, y hacía como siete meses que no era gobernador”, mencionó.
Agregó que en esas circunstancias “mandé un telegrama que no me contestó nunca, ni me dio bola. Y después llamé a Ámbito Financiero y hablé con el de la nota y les pedí que dieran precisiones y averiguaran bien cómo era la cuestión”.
“La verdad es que el planteo venía por el Gasoducto del Norte, y por eso después hablé con el gobernador de Formosa… pero en cuanto a La Pampa nunca supimos a qué se refería”, indicó.
“Así que en ese momento yo no estaba en el gobierno, pero lo que es cierto es que no conozco a nadie ni de Skanska ni de Techint… No tengo ni idea, no conozco a ninguno de los dos tipos… Juro por mis hijos que es así”, concluyó.