Inicio La Pampa Tensa reunión del Comité de Coirco

Tensa reunión del Comité de Coirco

FUERTES CRUCES POR CRITICAS PAMPEANAS AL ESTUDIO AMBIENTAL

«Nosotros decimos las cosas como las sentimos, aunque sabemos que para muchos pueden ser molestas». Con esta expresión el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel, caracterizó la tensa reunión que mantuvo ayer el comité de cuenca del río Colorado en Bahía Blanca. «Para nosotros, el estudio de impacto ambiental regional que están haciendo las universidades de La Plata y del Litoral, peca de muchas falencias y no nos vamos a callar al respecto».
Schlegel formuló estas aclaraciones tras regresar a Santa Rosa luego de participar de la reunión ordinaria del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado que integra en representación de la provincia de La Pampa. El secretario viajó a Bahía Blanca junto con el delegado alterno, Juan Greco, y tres profesionales de la Universidad Nacional de La Pampa.
El encuentro fue prolífico, indicó Schlegel, porque se trataron muchos temas relativos al manejo del río, pero también tuvo un momento muy tenso cuando se trató el tema de Portezuelo del Viento, la represa que Mendoza quiere construir sobre el río Grande. «A ellos -por el resto de los integrantes del Coirco-, les molestó que nosotros hayamos dicho a través de la prensa que el taller que se hizo en Hilario Ascasubi se parecía más a un encuentro de amigos que a un taller de actores sociales de la cuenca. Nosotros insistimos en que ese es nuestro pensar porque vemos que el estudio de Impacto Ambiental Regional que contratamos, no se está haciendo con la rigurosidad que esperábamos».
En este punto, comentó el secretario, el delegado Greco leyó un documento elaborado por el equipo de trabajo de la Universidad Nacional de La Pampa que lista algunos de los incumplimientos en que han incurrido las Universidades Nacional de La Plata y del Litoral, responsables de la elaboración del Estudio de Impacto Ambiental Regional, hasta el momento. «El que más nos preocupa es que ya está terminando el plazo del contrato y recién ayer (por el martes) hicieron un taller de actores sociales, al que no fuimos, y ahora van a recorrer algún lugar de la cuenca, que deberían haberlo hecho cuando comenzó el estudio. Y ni hablar de todas las otras falencias que detectó la UNLPam. Por eso decimos que para nosotros ese estudio es poco serio y que el Coirco debería ser más exigente con esas dos universidades».
En este punto, Schlegel informó que en la reunión de ayer los integrantes del Coirco recibieron el tercer informe del estudio ambiental, el que será trasladado al equipo de la UNLPam para su peritaje.
«Ellos nos reprochan que nosotros manchamos el nombre del Coirco, pero nosotros decimos que los que están afectando la imagen del comité son ellos cuando aceptan que las cosas se hagan con tanta desprolijidad. Nosotros en ningún momento hablamos del Coirco, sí criticamos el estudio de las universidades, y lo hacemos con la base científica que nos dan nuestros profesionales», reiteró.

Mediciones.
En otros puntos analizados ayer, el comité recibió un informe del gobierno nacional sobre la perspectiva de acumulación de nieve en la cordillera -traza un panorama poco alentador-, y acordó iniciar los trámites para instalar estaciones automáticas de monitoreo de caudales en el ingreso y salida de los sistemas de riego.
«Esta es una buena decisión pero también muestra la preocupación que hay por la bajante de los caudales que estamos teniendo, y que se van a agravar cuando Mendoza empiece a operar Portezuelo del Viento», insistió el secretario.

Taller de actores.
Consultado por el taller de actores sociales, el secretario comentó que no se habló mucho durante la reunión aunque hubo comentarios de que algunas de las personas o instituciones presentes tuvieron comentarios muy críticos hacia la obra. «Nosotros estamos convencidos de que hicimos bien en no concurrir porque hacerlo hubiera significado avalar algo que estamos cuestionando de fondo», insistió.
«En su plan de trabajo, las universidades propusieron hacer tres talleres en distintos sectores de la cuenca y uno final, integrador. El contrato está por terminar y solo hicieron uno, y sin la presencia de potenciales afectados en la provincia de La Pampa. ¿Cómo vamos a avalar semejante desprolijidad?», se preguntó.
El encuentro de ayer fue presidido por el vicepresidente a cargo, Marcos Aragón, que representa a la provincia de Buenos Aires, y además de los pampeanos contó con la participación de representantes de las otras cuatro provincias. Los profesionales pampeanos que acompañaron a Schlegel y Greco fueron los doctores Beatriz Dillon y Sergio Abascal, y el licenciado Fernando Tourn.

Mendoza insistirá ante la corte con falta de agua
La Corte Suprema de Justicia de la Nación otorgó un plazo hasta el 19 de octubre para que las provincias de La Pampa y Mendoza acuerden un plan de obras por la cuenca del río Atuel, un convenio que a poco más de un mes para esa fecha límite aparece muy poco probable.
En ese marco, desde el gobierno mendocino insisten con la postura de otorgar 1,3 metros cúbicos por segundo de agua de un río que es manejado de manera unilateral pese a que la Corte lo declaró interprovincial.
El consejero de Irrigación por el Atuel, Gustavo Villegas, habló esta semana sobre la postura mendocina y recordó que en la última reunión de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) su provincia «presentó las fichas con la información de cada una de las obras que propone para ser evaluadas en conjunto y no recibió observación alguna en el plazo acordado. Sin embargo, la información de La Pampa aún no ha sido suministrada de manera completa, lo que impidió que comenzara la evaluación que se había acordado realizar».
Villegas, según wwwdiariosanrafael.com.ar, «el conflicto ha entrado en la etapa final, el día 19 de octubre es el plazo final que determinó la Corte para elevar la propuesta definitiva si hay acuerdo entre las dos partes, si no por separado para el plan de obras de remediación del oeste pampeano en cuanto al caudal. Hay una comisión de expertos que andan principalmente por el oasis sur recorriendo propiedades, viendo la eficiencia de riego, que es necesario para tomar una decisión».
Villegas explicó que Mendoza presentó «un plan a largo plazo que comienza con pequeñas obras, la instalación de pozos en Mendoza para garantizar la escorrentía permanente y posteriormente las obras tanto en Mendoza como La Pampa para seguir avanzando, y un tercer plan de obras que es el trasvase del agua del río Grande al Atuel».
El funcionario amplió que con algunas obras más la realización de unos 20 pozos, Mendoza «podría llegar a garantizar 1,3 metros cúbicos por segundo de agua, aunque la pretensión pampeana es mayor pese a la crisis hídrica que vive la cuenca, que ya lleva nueve años y no tiene perspectiva de mejoras».
«Hemos manifestado siempre que es agua que no tenemos ni para nosotros, debe realizarse para obtener agua nueva, obras nuevas», señaló Villegas.