Acampe en Pico: un grupo de mujeres amenazó con prenderse fuego

UN GRUPO DE MUJERES SE ENCADENO Y AMENAZO CON PRENDERSE FUEGO

Un grupo de ocho mujeres puso en vilo ayer a las autoridades de General Pico, durante más de cinco horas, luego que se encadenaran dentro de una carpa frente al municipio y que amenazaran con prenderse fuego. La tensa y crítica situación se dio en el marco de los reclamos iniciados hace más de diez días por la adjudicación que hizo el IPAV de las 400 viviendas sociales que serán entregadas en el corto plazo, en el sector de Barrio Federal.

El conflicto se destrabó ayer poco después de las 17 luego de una reunión que mantuvieron las voceras del grupo con autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de la comuna piquense, quienes les aseguraron una ayuda económica para los próximos meses. Sin embargo, se negaron a levantar el acampe y radicaron una denuncia contra el IPAV en los tribunales piquenses.

Una vez conocido el listado de beneficiarios de las últimas viviendas que construyó en IPAV en esta ciudad, se generaron descontentos, protestas y reclamos. Un grupo de vecinos (en su mayoría mujeres) aseguraron que había cerca de un centenar y medio de viviendas mal adjudicadas. En este sentido señalaron que les habían tocado a personas que ya tenían otras propiedades o que no cumplían los requisitos establecidos por el organismo.
Las protestas incluyeron marchas, cortes de calles, acampes frente a la Municipalidad y frente al domicilio de Jorge Tébes (presidente del IPAV). Ayer volvieron a acampar a metros del Palacio Municipal, y se encerraron y encadenaron dentro de una carpa en la que había una garrafa y una botella con combustible. Prometían llegar “hasta las últimas consecuencias”, que significaba prenderse fuego todas juntas.

Reunión y denuncia.

Debido a este cuadro, de manera preventiva llegó al lugar una ambulancia de Salud Pública y una unidad del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la ciudad. También se presentó un grupo de mediadores y la tensión aflojó cerca de las 17 cuando aceptaron entrevistarse con autoridades municipales. Las mujeres comenzaron a ir de a dos a la Comisaría, donde se entrevistaron con Daniel López, secretario de Desarrollo Social y Humano de la comuna piquense, y con Nélida Roldán y Alejandra Castro, funcionarias de esta misma área. Las mujeres aceptaron la protesta de la Secretaría, que les ofreció ayudas y un acompañamiento para el pago de los alquileres. Además se consideró reevaluar cada situación y hacer una intervención con los equipos de abordaje territorial y de la Dirección de Economía Social y Empleo. También se habló de la posibilidad de fortalecer el autoempleo de quienes trabajan en forma independiente, a través de la entrega de microcréditos, de herramientas o de insumos. Durante la próxima semana se volverán a reunir con los funcionarios del área, para continuar con la diagramación del acompañamiento que se hará desde los distintos servicios que tiene la Secretaría.
Sin embargo se negaron a levantar el acampe que llevan adelante frente al municipio, y ayer a la tarde, sobre el final de la jornada, acudieron a Fiscalía, donde radicaron una denuncia en contra del IPAV y de las personas que entienden que “están mal adjudicadas”.

Beneficiario renunció a la vivienda.

Rogelio Schanton, gerente de Planificación y Adjudicación del IPAV, manifestó que se tomarán las próximas dos semanas para contestar cada una de las denuncias y confirmó que hasta el momento, un único beneficiario renunció a la vivienda que le había sido adjudicada.
“Estos diez días estuvimos para recibir todas las denuncias e inquietudes, y tenemos dos semanas para contestarle a cada uno que ha hecho una denuncia. No hay ninguna impugnación confirmada. Los casos que más están denunciados son 17, de los cuales estamos juntando la documentación para saber si se pueden bajar o no”, dijo en diálogo con LA ARENA. Además agregó: “Estamos pidiendo documentación de acuerdo a la denuncia que nos hacen, nos manejamos con el registro del automotor, con catastro y con algunas otras instituciones. Vemos que hay dos o tres que pueden ser que sean dadas de baja, pero no mucho más, eso indica que la lista está bien hecha. Podemos cometer errores pero estuvo la lista diez días para que la gente pueda hacer todas las denuncias que quiera”.
El funcionario provincial, a su vez indicó que solo se recibió la renuncia de un beneficiario, quien, aseguró que está construyendo su propia vivienda.

Fiscala trucha.

Cerca del mediodía se acercó una mujer que, aseguró que trabajaba en los tribunales, se identificó como Gloria Quintero, señaló que era fiscal federal y dijo que actuaba como mediadora y vocera de las manifestantes. Sin embargo, autoridades policiales y tribunalicias, desconocieron la autoridad de la presunta “fiscal”. Luego se supo que se trataría de una paciente psiquiátrica. Mientras tanto, intercedió en una situación muy crítica con un grupo de mujeres que amenazaban con incinerarse.