Inicio La Pampa Tercer aumento en menos de un mes

Tercer aumento en menos de un mes

NAFTAS

Las petroleras finalmente aplicaron ayer el aumento a los combustibles. La estatal YPF corrigió su precios hasta un 2,5%, mientras que en las estaciones de servicio privadas, como la Shell, realizó un ajuste que alcanzó el 12%.
El precio de la nafta y el gasoil volvió a subir por tercera vez en menos de un mes. Los precios de los combustibles de YPF aumentaron hasta el 2,5% en la ciudad de Santa Rosa a causa de un impuesto que se aplicó en el sector, lo cual sumará todavía más presión a la inflación. No descartan un nuevo incremento en las próximas semanas.
Como era de esperarse, las pizarras de las estaciones de servicio de la empresa estatal YPF amanecieron con un ajuste en sus precios. Luego de la disparada cambiaria que llevó al dólar a $37,99, las petroleras decidieron volver a aplicar un incremento en el valor de los combustibles, generando así otro duro golpe al bolsillo de todos los pampeanos.
Según pudo comprobar LA ARENA en un recorrido por la ciudad de Santa Rosa, los precios combustibles en YPF aumentaron hasta un 2,5%, mientras que algunas empresas privadas como Shell los incrementos se registraron en un 12%, lo cual pondrá más presión a la inflación que ya superó, por creces, la meta del 15% que había propuesto el gobierno a principios de año.
A raíz de este nuevo ajuste, en las estaciones de YFP, el litro de nafta súper pasó de 26,84 a 27,51 pesos, es decir, subió su precio en 67 centavos. Mientras que la Infinia saltó de 31,73 a 32,41 pesos, incrementando su valor en 68 centavos.
En cuanto al diesel, el precio por litro que a fines de agosto se vendía a 26,54, subió 45 centavos y se ubicó en los 26,99 pesos, monto que implica un avance del 1,6%, al tiempo que la Infinia Diesel trepó un 1,4% en su valor que pasó de los 32,70 a los 33,18 pesos, es decir, 48 centavos.
Los nuevos precios, producto de un tercer aumento en menos de treinta días, comenzaron a regir desde este sábado luego de media noche. En lo que va de 2018, el precio de las naftas y el gasoil subieron, aproximadamente, un 41,5%.

Privadas.
En las petroleras privadas la suba se sintió con mucho más fuerza que en la compañía estatal. Teniendo como referencia la nafta de menor octanaje -super- el valor se acercó a los $30. En Esso el aumentó fue aproximadamente de un 7,3%, ubicando el valor en los 29,28, mientras que en la Shell, este tipo de combustible alcanzó los 31,35 pesos. Las premium tocaron los 36,80 y 36,59 pesos respectivamente. En este caso, llamó la atención que los letreros indicativos de precios de combustibles se encontraban fuera de funcionamiento, lo cual impedía al público conocer el valor al que se expendía ayer. Las averiguaciones permitieron comprobar que el incremento se sintió más fuerte en estas estaciones de servicio que en las de YPF.

Calmo.
El apuro por muchos pampeanos de ahorrar un poco en combustible los llevó durante la jornada de ayer a realizar largas colas para llenar el tanque de sus vehículos, a sabiendas de que en este mes de septiembre su valor iba a incrementarse. Esta postal se repitió en varias estaciones de servicio de la ciudad como así en diferentes puntos del país.
Según manifestaron los playeros, el viernes pasado fue una jornada bastante «caótica» debido al movimiento de gente y al nivel de ventas. El sábado, por su parte, se sintió un clima «más calmo» y varias estaciones de servicios se encontraban, a horas de la tarde, con un menor volumen de clientes comparados con el día anterior.

Argumentos.
Las petroleras explicaron que la actualización de las tarifas en la nafta y el gasoil se debe, en un punto, al incremento del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) y el ajuste en el importe de biocombustibles. Sin embargo, el aumento de la divisa norteamericana también influyó en los nuevos valores que rigen desde este mes hasta que las petroleras opten por volver a realizar un ajuste.
El panorama no es para nada alentador, ya que gerentes de algunas estaciones de servicios de la capital pampeana no descartaron que se vuelva a registrar una suba en los combustibles en las próximas semanas. Según detallaron, la devaluación y la incertidumbre de la moneda genera que no haya claridad a la hora de fijar los precios.

No para.
Por su parte, el presidente de Federación de Entidades de Combustibles (FEC), Julio Alonso, indicó ayer que los precios del sector continuarán con subas hasta encontrar un «punto de equilibrio» y estimó que la nafta premium costará en torno a los 50 pesos por litro.
«Las estaciones de servicio no escapan al común de lo que ocurre en el resto del país y esperamos que la nafta premium llegará a 50 pesos el litro, mientras la nafta súper alcanzará los 40, de acuerdo con las variables que se manejan», subrayó en un comunicado.