Tiene 19 años y fue condenado a tres años de prisión

El juez de audiencia de Santa Rosa, Daniel Alfredo Sáez Zamora, condenó hoy a un joven de 19 años a seis meses de prisión por ser autor del delito de hurto simple en grado de tentativa, le revocó la condicionalidad de dos penas anteriores y le unificó todas en una pena única de tres años de prisión de cumplimiento efectivo.

La causa se inició por el procedimiento de juicio directo, ya que el imputado fue aprehendido in fraganti y concluyó con un acuerdo de juicio abreviado presentado por la fiscala Cecilia Molinari, el defensor oficial Claudio Martínez Sabio y el propio implicado, un estudiante de 19 años que admitió la autoría del hecho.

Con las pruebas reunidas por las partes, quedó probado que el pasado 27 de diciembre, a la noche, el acusado fue visto por la policía en Almirante Brown y Río Negro, Santa Rosa, cuando corría con una cartera, que arrojó antes de ser detenido. Ese objeto había sido sustraído, momentos antes, de una vivienda de la calle Neuquén, adonde había ingresado –sin ejercer fuerza– por una ventana abierta.

“Conforme fueron fijados los hechos y las evidencias obtenidas en la correspondiente investigación fiscal que lo incrimina, entiendo que se encuentra debidamente acreditada la acción desplegada por el imputado –señaló Sáez Zamora–. Ellas han quedado evidenciadas no solo por el propio reconocimiento del acusado, sino también por las manifestaciones de la damnificada y la inmediatez entre la sustracción y la aprehensión del acusado”.

El imputado tenía dos condenas previas. El 20 de noviembre del año pasado, el juez de control Carlos Matías Chapalcaz, en otro abreviado, lo había sancionado con tres años de prisión en suspenso por resultar autor material y penalmente responsable de los delitos de robo calificado por ser cometido en lugar poblado y en banda, robo simple y robo simple en grado de tentativa, todos en concurso real, en tres expedientes diferentes.

Dos semanas después, el 5 de diciembre, el juez de audiencia Gastón Boulenaz –también por juicio abreviado– lo condenó a seis meses de prisión de ejecución condicional por robo simple. En ambos legajos actuó con el mismo cómplice.

Ahora todas esas sentencias condenatorias les fueron unificadas en una pena única de tres años de prisión de cumplimiento efectivo. Cabe recordar que en los abreviados, el juez –tal cual lo establece el Código Procesal Penal de La Pampa– no puede imponer sanciones más gravosas que las requeridas por el Ministerio Público Fiscal.

Finalmente, en la parte resolutiva del fallo, Sáez Zamora le hizo saber a la autoridad de ejecución de la pena si cabía la posibilidad de que Ríos cumpla la condena en alguna dependencia cercana a Santa Rosa.