Inicio La Pampa "Tiene que venir renovación y cambio"

«Tiene que venir renovación y cambio»

CARLOS BRUNO ANALIZA LA REALIDAD POLITICA: LA UCR, LAS ELECCIONES Y LO QUE VIENE

«Después de lo que se vio en la última elección no hay margen para una interna y tiene que haber un solo candidato» en Cambiemos para diputado nacional en las próximas elecciones, opinó Carlos Bruno. Sostuvo que el postulante «tiene que ser radical, y no descartaría que si bien a nivel nacional vamos en Cambiemos, en lo local se pueda ir solos: como Unión Cívica Radical». El legislador, que en diciembre próximo cumplirá con su tercer período en la Cámara de Diputados, fue antes concejal de la capital provincial entre 1995 y 2003. Afiliado desde hace 37 años, en diálogo con LA ARENA razona que «es tiempo de renovación» y que las nuevas generaciones vayan ganando espacios, aunque los mayores deberán «acompañar».
-¿Después de la debacle electoral, qué viene en la UCR pampeana?
-El 10 de diciembre cumpliré mi mandato y me dedicaré a acompañar a los que vienen en el partido. Ya en esta campaña electoral dije que estaba «de peón», porque hay que mostrar caras nuevas y tiene que venir «renovación y cambio» otra vez. Toda la camada de funcionarios y dirigentes de mi edad, y un poco menos también, tenemos que dejar espacios a los jóvenes.
-Más allá de la derrota quedaron bien posicionados nuevos referentes…
-Claro, sin ir más lejos es el caso de Abel Sabarots; de Arrese de Guatraché, Marco Antonio de Parera; Mónica Curuchet en Eduardo Castex; más allá que haya perdido esta vez Francisco Traverso en Intendente Alvear; y por supuesto también Martín Berhongaray, y Lecea en Riglos. Aunque seguro me olvido de varios…
-¿Martín Berhongaray tiene que ser el candidato a diputado nacional?
-Lo que creo es que después de la situación que vivimos en la última elección no hay margen para una interna, y tiene que haber un solo candidato que deberá ser de la Unión Cívica Radical.
Además no descartaría que a nivel nacional vayamos en Cambiemos, pero que en lo local se pueda analizar ir solos. Es mi opinión. No sé si recreando el Frepam… veremos: en todo caso hay que poner sobre la mesa todas las alternativas.
-¿Creen que puede surgir otro candidato del macrismo?
-Esperemos que Cambiemos no nos quiera exigir poner su candidato. El que deja el cargo es un radical (Daniel Kroneberger) y tiene que ser reemplazado por otro radical.
Martín (Berhongaray) es un dirigente importante y joven, y tiene futuro.
-Entonces tiene la UCR dirigentes jóvenes.
-Por supuesto. Hay que fijarse que de la camada más antigua el único que va a quedar en la Cámara de Diputados provincial es Francisco Torroba, que ya fue legislador, diputado y senador nacional e intendente… La vieja guardia, (Juan Carlos) Marino, (Daniel) Kroneberger, (Francisco) Torroba, yo… tenemos que reflexionar y de ahora en más acompañar.
-No irse de la política.
-No, de ninguna manera, no se trata de borrarse, sino de acompañar. En cada pueblo hay un joven para seguir militando para la renovación. Nosotros es verdad que le dimos muchas horas y esfuerzo al partido, pero la UCR nos ha recompensado largamente, con cargos muy importantes. Cualquiera de nosotros sin la UCR no hubiésemos llegado, y por eso soy un agradecido al partido y la militancia que nos acompañó.
-En la Legislatura provincial hay una renovación total.
-Sí, se renueva todo el bloque de diputados. Totalmente… el único que queda con experiencia es Torroba, pero hay muchos potenciales dirigentes en esa camada. ¿Saben que creo? Que a pesar de todo el radicalismo en La Pampa está más vivo que nunca.
-Usted insiste con renovación y cambio, pero qué lejos parecen estar de Raúl Alfonsín.
-Las circunstancias nos han ido llevado. Pero se pueden hacer dos lecturas, por un lado nos señalaba Alfonsín que nuestro límite era la derecha: «si la sociedad se derechiza tenemos que acostumbrarnos a perder muchas elecciones», nos decía. Pero también expresaba que «sin renunciar a nuestras banderas partidarias las podíamos arriar un poquito, para que por encima flamee la celeste y blanca».
-Pero no se puede negar que la gente está mal.
-Es verdad, y las circunstancias que vivimos hacen que tengamos que dejar de lado especulaciones partidarias, y buscar el bienestar de la gente.
-Pero ustedes están con un gobierno nacional que nos ha arrinconado.
-Pero si vuelve el gobierno anterior vamos a estar peor, sin dudas.
-¿En qué se apoya para decir eso?
-Por ejemplo en las obras que está haciendo este gobierno en el país, y no se puede creer que los que estuvieron 12 años gobernando nos critiquen cuando este lleva tres años y medio… Aunque es verdad que eso no le llena la panza a la gente.
-Pero a La Pampa no llegó una sola obra. Ni viviendas, que se hacían de a miles.
-Quiero decir que en La Pampa en lo de las viviendas hay una verdad a medias: ¿por qué no analizan que sobre las 36 mil casas que hizo el gobierno provincial, la cuota era de 95 pesos, y la pagaba el 35-40% de los adjudicatarios? Nunca tocaron la cuota, aunque la gente podía pagarla.
-¿Y qué quiere decir con eso?
-Lo que digo es que el fondo es nacional, y se retroalimenta con lo que se recauda de cuotas; pero hubo desidia del gobierno provincial al no cobrar y además no actualizar la cuota cada dos años como dice la ley del Fonavi. El contrato del Fondo Nacional de la Vivienda está hecho así: se nutre de un impuesto en un 80% y en un 20% de las cuotas de las casas.
-¿Y cuál es el tema entonces?
-Que como Macri no dio viviendas la cuota sí pasó de 95 pesos a 500 las más antiguas, y 1.000 pesos para las más nuevas. Con esa plata que recaudan hoy van a hacer viviendas. Recién ahora están empezando a cobrar, lejos aún de lo que debiera costar una casa.
-¿Qué opina de la fórmula Fernández-Fernández?
-Qué es más de lo mismo. No veo un cambio de Cristina, por más que quiera mostrar otra cara. Me parece que llegarían con un gran ánimo de revancha, lo que obviamente no sería bueno…
-Parece que ahora se acercaría Sergio Massa a ese sector.
-Si lo hace lo que haría Massa no sería más que blanquear su situación. Lo que me parece es que para el bien del país sería bueno que la disputa estuviera entre el gobierno actual y el Peronismo Federal.
-¿Con Macri o sin Macri?
-Cambiar el caballo a mitad del río nunca fue bueno. Lo mejor me parece sería que se conforme una buena fórmula en Cambiemos, y que pueda disputar con el Peronismo Federal. Y no lo digo pensando en un peronismo dividido, porque por el contrario me parece que hace falta un peronismo racional, fuerte, que piense en las próximas generaciones. Y si gana tendría un buen contrapeso del lado de Cambiemos con la UCR adentro.

La llegada de Ziliotto
«Deseo que (Sergio) Ziliotto sea un buen gobernador, porque como se dice siempre si hace un buen gobierno va a ser mejor para todos», expresó el diputado Carlos Bruno.
Agregó que entendía que el primer mandatario provincial electo, «va a seguir en la línea de Carlos Verna, porque con él se formó». Juzgó que «tiene una buena formación política, y también sin ser de los más jóvenes forma parte de una generación intermedia, y aporta un poco a la renovación. Lo que puedo decir es que en democracia puede haber mil posiciones, pero después que ganó una fuerza si le va bien es bueno para el conjunto», señaló.
Al referirse a las elecciones en Santa Rosa, sostuvo que «con Luciano (Di Nápoli) pasó un poco lo que antes había sucedido con Leandro (Altolaguirre): la gente apostó a la juventud, y ahora le toca a Luciano, que viene con buenas ideas… y si convoca a las demás fuerzas para mejorar Santa Rosa bienvenido sea».
El dirigente indicó: «Además creo que hay buen diálogo, y nos merecemos los santarroseños seguir mejorando la ciudad».
Al evaluar la gestión de Leandro Altolaguirre recordó que le tocó tomar una ciudad «devastada, incluso en sus cuentas. Y cuando llegue el momento de entregar la intendencia lo va a hacer con una administración equilibrada financieramente. Me parece que Leandro hizo muchísimo, pero quizás no lo supo transmitir… No se trataba solamente de tapar baches, porque Santa Rosa tiene un problema estructural que explotó en los últimos años. Hay cloacas del año ’20, y nunca se había mejorado todo eso», concluyó.