Atacaron a dos policías en plena calle

FAMILIARES DE "MONEDITA" INVOLUCRADOS EN INCIDENTES

Un grupo de familiares y amigos de José Luis “Monedita” Llorens Godoy -el muchacho de 23 años que había sido detenido en julio por un robo simple y murió varios días después producto de los golpes que le ocasionó una pelea con otro interno-, atacaron a dos policías ayer por la tarde en la localidad de Toay.
Al cierre de esta edición, se pudo confirmar que los uniformados permanecían en la Clínica Modelo, siendo atendidos por las graves heridas que recibieron. Una agente de apellido Godoy tendría una fisura en su brazo izquierdo, y golpes y lastimaduras en su cuerpo y cara.
Por su parte, un cabo primero de apellido Cuelle tuvo un corte profundo en su mano derecha. Hay una posibilidad de que tenga los tendones cortados, ya que hasta ayer no tenía ningún tipo de movilidad. También, finalizó con importantes golpes y hematomas en el rostro.
Tras el hecho detuvieron a cinco personas: la madre de “Monedita”, tres de sus hermanos y un conocido de la familia. Luego, dejaron en libertad al hermano menor de edad y a la mujer. Actualmente, hay tres mayores de edad en la Alcaldía de Santa Rosa. Se les inició una causa por daños graves, agresión y resistencia a la autoridad.
Por otro lado, las fuentes policiales no especificaron el motivo por el cual golpearon a los agentes. Solo advirtieron que “suele suceder este tipo de cosas con esta gente”.

El hecho.
Alrededor de las 18 horas, un patrullero perteneciente a la comisaría de Toay circulaba por la calle San Luis, entre San Lorenzo y Rivadavia de esa localidad, con dos uniformados a bordo. En un momento dado, un grupo que se calcula que estaba integrado por una decena de mayores y una cantidad similar de menores, le hicieron señas a la policía para que detenga el vehículo.
El rodado frenó y, al momento de bajar, según relataron fuentes policiales a LA ARENA, uno de los jóvenes hizo estallar la luz delantera del rodado con un palo. En consecuencia, los agentes detuvieron al muchacho, y es ahí cuando el resto de las personas los abordaron.
Al cabo primero le propinaron una cantidad importante de golpes de puño y con palos, le sacaron su arma reglamentaria y lo golpearon. También, le cortaron su mano derecha con un elemento que hasta el momento no se pudo determinar.
La mujer policía, como contó la misma fuente a este diario, interceptó al hombre con el revólver, se lo quitó, pero también ella fue golpeada fuertemente por el grupo, hasta que llegó otro patrullero policial.
Inmediatamente, se empezaron a dispersar, y cinco individuos se “atrincheraron” en una de sus casas. La policía entró al inmueble y, según relataron, los individuos los enfrentaron nuevamente con palos, y los agentes dispararon su arma reglamentaria al techo. Fue ahí que soltaron los elementos, y fue detenida la madre de José Luis “Monedita” Llorens Godoy, tres de sus hermanos (uno menor) y un conocido más.