Trabajan para armar un frente con Cristina en la provincia

TINDIGLIA: "EL PJ SIEMPRE SE AISLO Y REHUYO EL ARMADO COLECTIVO"

En nuestra provincia se alienta una gran coalición para vencer al macrismo en 2019. Referentes de Unidad Ciudadana, el sector político de Cristina Kirchner, están dispuesto a dialogar si el PJ acepta.
“El 11 de agosto asistiremos masivamente desde La Pampa al plenario de Unidad Ciudadana, cuya principal consigna es ganarle a Macri en 2019 y que el 10 de diciembre del año próximo sea el último día de gobierno de Cambiemos. Y a partir de allí comenzará la cuenta regresiva para saber cuál es el armado que representará a Cristina en La Pampa y qué rol le tocará jugar a cada uno”, sostuvo Eduardo Tindiglia (Nuevo Encuentro).
El legislador, en diálogo con LA ARENA, reveló que la tarea en la provincia debe tener que ver con “un frente al estilo de Unidad Ciudadana que no debería prescindir de los compañeros y compañeras del Humanismo, Comunismo y Patria Grande”.

-¿Se puede armar un gran frente en contra del macrismo en la provincia?
-Hay antecedentes de experiencias frentistas en la provincia de las cuales vengo formando parte desde que me fui del PJ en 2005, cuando nadie se definía como kirchnerista. Hoy, un frente al estilo de Unidad Ciudadana debiera contar con el Humanismo, Comunismo y Patria Grande, que ya estuvieron en frentes parecidos en Capital Federal, junto al peronismo con Unidad Porteña, que sería la réplica de Unidad Ciudadana.

-Entonces lo vería posible.
-Todas las provincias son distintas y cargadas de particularidades. En La Pampa, el peronismo siempre se aisló, rehuyendo a cualquier armado colectivo. En principio, hoy, la pelota la tienen ellos, porque deberían aprobar en un congreso partidario la participación en un frente electoral, cuestión que a nivel provincial nunca hicieron en 35 años desde el retorno de la democracia.

-¿Y entonces?
-Bueno, hay que decir que de todas maneras hay compañeros kirchneristas dentro de esa fuerza política con los cuales tenemos buena relación, como los del Frente Peronista Barrial, La Cámpora y hasta dirigentes de Compromiso Peronista y de otras líneas que plantean la necesidad de la unidad y de formar parte de un proceso mucho más amplio.

-Ustedes disposición tienen.
-Claro, en caso de que haya una invitación al diálogo, asistiremos con nuestras propuestas y convicciones. En estas instancias, en las cuales gran parte del pueblo argentino está sufriendo, es nuestro deber como dirigentes ser generosos, inteligentes y comprender que sólo la unidad de los que pensamos que otra Argentina es posible, constituye el único camino para derrotar en las urnas a este gobierno que está destrozando el país.

-Nuevo Encuentro se refiere obviamente kirchnerista.
-Sí, Nuevo Encuentro por encima de todas las cosas se define como kirchnerista y nuestra conductora es Cristina. Por lo tanto cuando ella habla de frenar el modelo macrista con unidad por encima de las diferencias parciales, habla de la necesidad de dialogar con todas las fuerzas políticas, llámese Peronismo, Comunismo, Humanismo o sectores de la izquierda, pero que estén dispuestas a enfrentar a la más enorme e inédita concentración de poder de la que se tenga memoria desde la restauración democrática. Y este diálogo debe darse sin personalizar ni subjetivar en política.

-Naturalmente son muy críticos del gobierno nacional.
-Por supuesto. Mauricio Macri desde que asumió hace 33 meses viene degradando la democracia, con los decretos de necesidad y urgencia, con la quita de derechos a los sectores populares, con la manipulación de la opinión pública a través de los medios cómplices, con la sistemática eliminación de voces críticas, con la fuga de capitales, la especulación financiera, con el copamiento de las instituciones estatales, el ataque a las organizaciones sindicales, con la naturalización de la corrupción que involucra a todo Cambiemos y su voracidad saqueadora. A eso se suma el control de la Justicia, los tarifazos, inflación y la persecución, el encarcelamiento y la represión a quienes sufren y resisten el ajuste.

-De todos modos, y aún con todos los errores que comete, Macri ya habla de reelección.
-Pero es que no van a poder contra el descontento que crece en las calles. En 2019 el rechazo en las urnas será contundente y el 10 de diciembre del año que viene será el primer día de la reconstrucción de la Patria para todas y todos los argentinos. Necesitamos volver al Estado que se ocupaba de incluir e integrar, en lugar de este actual que se ocupa de excluir y reprimir.

-¿Qué es Unidad Ciudadana?
-Unidad Ciudadana no es un partido político como afirma (Miguel Angel) Pichetto, sino una coalición de partidos, cinco en total que le dieron sostén legal a la estructura política con la cual en 2017 se presentó Cristina en provincia de Buenos Aires, y que son Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella; el Partido de la Victoria de Diana Conti; Compromiso Federal del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; Frente Grande del intendente Mario Secco; y Kolina, del diputado nacional Carlos Castagneto.

-¿Y cuál será el futuro de esa coalición?
-Unidad Ciudadana vino para quedarse. En las legislativas del 2017 recibió su voto fundacional, pero es una semilla de esperanza política que se extiende por todas las provincias del país y que hay que regar todos los días.

-¿Puede estar el peronismo en ese espacio?
-Unidad Ciudadana es la base, no la totalidad de lo que debe ser una construcción alternativa opositora contra el modelo político y social de ajuste que representa el actual gobierno nacional. Pero una totalidad que debe tener un claro perfil “nacional y popular”, y de ahí que peronismo y unidad ciudadana no son incompatibles, sino todo lo contrario, pueden convivir perfectamente.
Cristina lo vive diciendo: si bien Unidad Ciudadana está llamada a jugar un rol importante, no debe ser la única fuerza que integre un gran frente político opositor a las políticas de Cambiemos.

-¿Qué piensa de los peronistas que quieren un frente opositor sin Cristina?
-Que los puede más el odio y el rencor. Cristina tiene una base de apoyo de 38 puntos porcentuales mientras que cualquier otro dirigente que se hace llamar “opositor no K”, no llega ni cerca a los dos dígitos. Como no tendrían chance en una PASO contra la ex presidenta, quieren anularla.