Transporte urbano: los fondos nacionales llegarían en marzo

EL MUNICIPIO INSISTE EN SU PEDIDO DE FONDOS A LA PROVINCIA

El dinero del fondo de compensación al transporte público urbano de pasajeros podría llegar a Santa Rosa a partir del mes próximo, en coincidencia con el inicio del Ciclo Lectivo 2019 y la intensificación de la demanda del servicio. La noticia la dio el intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, en declaraciones realizadas ayer tras la inauguración de un centro de transferencia de residuos ubicado en el Barrio Sur.
“El pasado viernes a última hora nos pidieron unos datos más sobre la presentación que se había efectuado semanas atrás desde el municipio, con el objetivo de que a principios del próximo mes de marzo, se puedan girar los fondos y por eso estamos a la espera de que ello se concrete”, dijo en alusión a la última comunicación que la comuna local tuvo con el Ministerio de Transporte de la Nación.

Diálogo.
El jefe comunal dijo que está dialogando en forma permanente con la empresa de transporte y los gremios que engloban a sus trabajadores, para ayudar a que se pueda mantener el servicio y para analizar de qué manera se pueden rediseñar las frecuencias y recorridos, principalmente para que, durante los picos de demanda, que se dan en los horarios de ingreso y egreso de chicos a sus centros educativos, estén en circulación la mayor cantidad de micros, y en los horarios en los que tal vez no hay tanta demanda, se puedan extender las frecuencias, posibilitando ahorrar recursos.
El 1 de enero comenzó a regir el recorte de los subsidios nacionales al transporte público de pasajeros. En el marco del ajuste fiscal que el gobierno nacional acordó con el Fondo Monetario Internacional, Nación quitó las subvenciones a los servicios de micros urbanos e interurbanos de todo el país, trasladando esa obligación a los Estados provinciales y municipales.

Emergencia.
Ante la crisis desatada por el recorte de los subsidios, la ciudad decidió declarar la emergencia del servicio de micros urbanos y permitió de ese modo que Autobuses Santa Fe, la concesionaria del servicio, pudiera quitar frecuencias y acortar recorridos, al menos durante enero y febrero.
Paralelamente, Altolaguirre inició las negociaciones con Nación para solicitar el aporte del Fondo Compensador y también con el gobierno de la provincia para solicitar un subsidio. La Pampa, una de las dos provincias, junto a San Luis, que no firmó el Pacto Fiscal con Nación, rechazó la propuesta de Transporte y no aceptó hacerse cargo de los subsidios nacionales.
En ese contexto, el intendente santarroseño salió a reclamar públicamente que el Estado provincial le haga el aporte que el gobierno nacional, del mismo signo político que el municipal -Cambiemos-, le quitó. En línea con el discurso del macrismo, Altolaguirre aseguró que La Pampa está recibiendo más fondos nacionales de coparticipación y que una parte de los mismos debería destinarlos a subsidiar el servicio de micros urbanos de la capital provincial.