Inicio La Pampa Triquinosis: una enfermedad que debe prevenirse

Triquinosis: una enfermedad que debe prevenirse

Comenzó el invierno y con ello, la temporada de faenas en los establecimientos pampeanos. La producción de chacinados y embutidos provenientes del cerdo es un clásico en la provincia. Es por eso, que es de suma importancia prevenir las enfermedades que se pueden derivar por un uso y consumo no consciente.

En este sentido, el gobierno de La Pampa reiteró las medidas preventivas contra la enfermedad de la triquinosis y de este modo convocó a los productores a realizar los análisis correspondientes para prevenirlo. Asimismo, destacó que en La Pampa se cuenta con más de 35 laboratorios habilitados, ante el inicio de la faena domiciliaria de cerdos. 

«Se trata de concientizar, de acuerdo a las estrategias planteadas, que los productores realicen los análisis de triquinosis ya que es una enfermedad que lamentablemente a la persona que afecta es de nuestro entorno familiar porque son los primeros que prueban los primeros resultados de la carneada», declaró el director de Ganadería de La Pampa, Ricardo Baraldi.

Al respecto, el funcionario recordó que la provincia cuenta con más de 35 laboratorios habilitados por digestión artificial que están en los distintos municipios y fundaciones, más los laboratorios privados y remarcó que «hoy en día los costos para hacerlos son muy baratos y para nada relacionados con los valores de una carneada o del tratamiento de la persona».

La advertencia oficial se planteó en coincidencia con el inicio del período invernal que marca el comienzo de la faena domiciliaria de cerdos, a fin de prevenir la triquinosis, una enfermedad endémica que se transmite de los animales al hombre. El cerdo es la especie animal más relacionada con la producción de brotes humanos por la ingesta de carne cruda (salame, chorizo seco, longaniza, jamón, bondiola, etc.) o insuficientemente cocida. Los procesos de secado, salazón y/o ahumado, no afectan la vitalidad del parásito.

Baraldi, como integrante de un esquema interdisciplinario que impulsa las campañas preventivas, reiteró la necesidad de continuar con las tareas de control y prevención y señaló que «los costos son insignificantes en materia de análisis, ante ello lo que pregonamos en las diferentes charlas que damos en los colegios es que se tomen las medidas correspondientes». «La idea de entrar a través de los colegios cobra sentido a partir de estudios que sostienen que los niños son excelentes transmisores de los mensajes hacia la familia», agregó.

Por último dijo que «los resultados de los análisis son prácticamente en forma inmediata y hay municipios que los solventan a los productores porque entendemos que se trata de un trabajo en conjunto. Las estadísticas indican que todos los años tenemos casos, muchas veces complejos por eso sostenemos éstas campañas». (Télam)