Inicio La Pampa "Tuvimos muchas dificultades"

«Tuvimos muchas dificultades»

GENERAL PICO: SE REALIZO ENCUENTRO SOBRE IDENTIDAD BIOLOGICA

El grupo «Busco Madre Biológica La Pampa» organizó el lunes en un hotel céntrico de la ciudad, el primer Encuentro Sobre Identidad de Origen Biológica del que participaron poco más de cincuenta personas. La reunión sirvió para dar cuenta de los casos que fueron resueltos de manera positiva, para contar el avance de las causas que se tramitan en los fueros federales, para recoger y contar nuevos testimonios, y para mostrar el trabajo y métodos de búsqueda que utilizan.
Andrea Langhoff, una de las referentes de este grupo, quien inició hace más de quince años una investigación por casos de supresión de identidad registrados en General Pico, que involucraron a médicos, centros de salud y personal del Registro Civil, destacó que la jornada del lunes fue «una convocatoria maravillosa» que sirvió para conocer otros casos de personas que fueron dadas en adopción y que sin embargo figuran como hijos biológicos de sus padres de crianza.
«Fue muy gratificante poder explicar lo que hacemos, que significa buscar el derecho a la identidad, cuáles son las dificultades y herramientas que se tienen y también poder escuchar a gente que tiene esta problemática y que logró participar públicamente», dijo.
Durante la charla, Langhoff estuvo acompañada por Juan Mauro Alduncin, un hombre que vivió su niñez y adolescencia en Pico, y que desde hace más de 20 años que reside en Buenos Aires. Alduncin dio cuenta de su particular caso, dado que tiene dos partidas de nacimiento exactas, una de las cuales está firmada el 3 y de marzo de 1979 y la otra, el 30. Además en estas actas, figura como hijo biológico de quienes fueron sus padres adoptivos.

Nuevos testimonios.
Además de este testimonio, la jornada sirvió para que otras personas se animaran a contar sus casos. «Se abrió un espacio de preguntas y dos personas expusieron sus casos. Yo pensé que era simplemente una pregunta, pero se transformó en un testimonio amplio. Es increíble, no deja de sorprender y eso es algo que sirve para ver que bien se hicieron las cosas desde el grupo. Que alguien tenga la confianza de que lo que va a decir va a tener una contención», dijo.
«Hay un caso de una chica que dio su testimonio que nació con una partera de San Luis pero que las anotaban en una partida de Santa Rosa, y dice que tiene conocimiento que hay varios casos en Pico venidos de San Luis de esa partera. Conocíamos que los médicos de Pico «dirigían» a niños hacia Córdoba y Buenos, pero ahora estaríamos en un caso a la inversa, una partera de San Luis que dirigía chicos hacia La Pampa», agregó.

Dificultades.
En diálogo con LA ARENA, Langhoff también se refirió a las enormes dificultades con las que toparon en este proceso de búsqueda que se bien se puso en marcha hace 15 años, tomó nuevamente impulso, hace poco tiempo atrás, y mucho más aún, a partir de la creación de la página de Facebook «Busco Madre Biológica La Pampa».
«Fueron miles las dificultades que tuvimos, como el hecho de que no existan libros de partos en las clínicas ni en el Hospital, de que en nuestra partida de nacimiento estamos inscriptos como hijos biológicos de los padres que nos han criado», explicó.
«El Estado no tiene respuesta, no hay leyes, no tenemos un banco de ADN, nadie de los que fueron partícipes quiebran nunca ese pacto de silencio. Los medios pampeanos han sido los que durante años han replicado esto, porque en Buenos Aires uno es noticia un día y después se pierde. Pero más de 20 casos se resolvieron en dos años por una página que era muy chiquita, que nació pidiendo ayuda por algunos casos. Es muy difícil y muchas veces uno baja los brazos y cree que no puede continuar, pero luego nuevamente lo intenta», agregó.

Causas federales.
El encuentro del lunes podría replicarse en otras ocasiones, dado que se busca generar un espacio de charlas sobre identidad con referentes de otros grupos de búsqueda de todo el país.
Previo a su llegada a Pico, Langhoff pasó la semana anterior por los Tribunales Federales de Santa Rosa, donde se interiorizó del curso que siguen cerca de una veintena de denuncias impulsadas por piquenses. También se constituyó como denunciante, luego que su causa fuera desestimada hace varios años.
«Estuve en la Fiscalía y me constituí como denunciante. Yo era testigo en la causa de los piquenses, ya que había en 2009 a la causa me la dan por cosa cerrada por falta de elementos y por prescripción. Yo no podría haber vuelto a denunciar, pero con buen tino del fiscal y del juez federal, decidieron que el derecho a la identidad no prescribe por falta de elementos y decidieron actuar de oficio por eso están imputados mi padrino y su esposa, que fueron los nexos», señaló.
«Sobre los 14 imputados no hay ningún sobreseído, el juez no dictaminó su situación procesal. El juez decidió llamar a todos los testigos que van a apareciendo, para que testifiquen y van a imputar a más personas y después si se va a saber la situación procesal. La edad de las personas el juez no lo va a tener en cuenta, los va a hacer que declaren vía Skipe sí o sí», concluyó.

Proyecto de ley
Langhoff contó además que se espera que se trate en el Congreso de la Nación el proyecto de ley que contempla la ampliación del banco de datos genéticos nacional.
«Esperamos que esa ley surja y lo primero que surgiría es que pudiéramos saber si tenemos alguna relación familiar o no. En segundo lugar, la ley contempla que los archivos de las historias clínicas, de partos, internación, de hospitales, clínicas y centros asistenciales, ya no sean quemados después de diez años sin movimiento», explicó.
«Con esta nueva ley los van a tener que almacenar en un disco, una copia deberá ser dejada en la dirección del centro de salud y el original deberá pasar al Ministerio, y ahí se van a resguardar esos datos de por vida y cuando cualquier persona necesite acceder, lo haga de forma rápida y sencilla, sin la burocracia de hoy. También contempla la contención psicológica y legal de cada buscador. El Estado deberá hacerse responsable de los 3 millones de personas que buscan su identidad», señaló.
«Otra de las cosas que la ley modificaría, es que cada persona que recepcione una denuncia sobre búsqueda de identidad debe ser previamente capacitado en esta problemática, sean abogado, jueces y fiscales, porque no es una denuncia penal común», sostuvo.