Un año de prisión por robos y hurtos

El juez de audiencia de Santa Rosa, Daniel Alfredo Sáez Zamora, condenó ayer a Darío Sebastián Ulrich a un año de prisión de cumplimiento efectivo, por ser autor de los delitos de robo simple, hurto simple y hurto de vehículo dejado en la vía pública, en concurso ideal con el delito de hurto mediante la utilización de llave verdadera que fue retenida, todos en concurso real entre sí. Además le mantuvo la prisión preventiva hasta que el fallo quede firme.
La causa se resolvió a través de un juicio abreviado convenido entre la fiscala Leticia Andrea Pordomingo, la defensora oficial Paula Arrigone y el propio imputado, un plomero y gasista de 36 años, con antecedentes penales, que admitió la autoría de los hechos.
En uno de los expedientes, se probó que el 7 de octubre de 2014, Ulrich -después de forzar una ventana- sustrajo de un domicilio de Toay, un monitor de 19 pulgadas, un secador de pelos, dos parlantes de PC y 1.700 pesos.
En otro, que el 17 de noviembre de 2015, a la noche, en este caso sin ejercer violencia, sustrajo de un comercio de la calle San Juan, en Santa Rosa, un celular con tarjeta de memoria. Y en el restante legajo, se probó que el 26 de diciembre de ese año, se llevó junto a otra persona que aún no fue identificada, y luego de “intentar golpear al denunciante”, una moto marca Honda Titán. Ese hecho ocurrió en la calle Raúl B. Díaz y Chaplín.
“Conforme las evidencias existentes en estos expedientes, entiendo que se han reunido los elementos objetivos y subjetivos de los tipos penales que son base del acuerdo de juicio abreviado”, dijo Sáez Zamora.