Inicio La Pampa Un año después: ¿por qué no se hizo el trasvase de la...

Un año después: ¿por qué no se hizo el trasvase de la Laguna?

LOS CAÑOS ABANDONADOS

El pasado 12 de marzo, la Municipalidad de Santa Rosa informó que personal de Dagsa había comenzado las tareas de instalación del nuevo trasvase de la Laguna Don Tomás al Bajo Giuliani. «En tal marco, se realizó la extracción del caño del acueducto de emergencia y sellado de la cámara, y a continuación se procedió a delimitar el sector donde comenzará la excavación para el soterramiento de la nueva cañería de impulsión de Polietileno De Alta Densidad (PEAD) de 630 milímetros», indicaron a la prensa.
«Paralelamente, se realizó la correspondiente medición que permitirá luego realizar la perforación para la acometida, en la cámara ubicada sobre el cantero central de la Avenida Circunvalación, a la altura del pasaje 12 de octubre», agregaron.
En diálogo con LA ARENA, el intendente Leandro Altolaguirre explicó que «empezamos con la parte inicial de la obra y para no dilatar más tiempo estamos posiblemente por contratar alguna empresa. Son tres secciones: enterramiento del caño, la estación transformadora y las válvulas. Son tres etapas». El pliego de licitación lo tiene Obras Públicas municipal y se realizará con fondos que prometió Nación.
Sin embargo, para algunos vecinos y vecinas el anuncio puede parecer repetitivo. Esto se debe a que los anuncios de las obras del trasvase del cuenco principal de la Laguna Don Tomás hacía el Bajo Giuliani ya se habían realizado en febrero de 2018. En aquel momento, la comuna comunicó que «con personal de Dagsa y equipos de Obras Públicas se iniciaron las primeras fusiones del caño del trasvase nuevo de la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani que comprende una tubería PEAD de 630 milímetros de diámetro».
Las abundantes precipitaciones que cayeron sobre la ciudad en abril de 2017 provocaron el desborde de la laguna Don Tomás y la inundación de gran parte del predio del Parque Recreativo y de los barrios aledaños, además de la saturación de varios cuencos pluviales receptores y múltiples inconvenientes en la infraestructura local.

Demoras.
Sin embargo, la obra no comenzó y se demoró más de un año, y los caños que se iban a instalar quedaron a la intemperie sobre la Avenida Circunvalación. Esto motivó fuertes críticas por parte de la oposición. En septiembre del 2018, el concejal Araldo Eleno (PJ) le pidió al intendente que informe en qué situación se encontraba la obra de derivación de agua «anunciada hace más de seis meses» y manifestó su preocupación debido a que se registraban «varios caños de dimensiones importantes arrumbados al lado de la Pista de Atletismo».
En 2017, el Gobierno provincial había comenzado con los proyectos, luego de consensuar con las autoridades municipales, de una obra de trasvase desde la Laguna Don Tomás hacia el Bajo Giuliani. «Pero el municipio desistió de esta propuesta y decidió que iba a hacer una obra con una electro bomba y cañerías por debajo de la avenida Circunvalación», cuestionó Eleno.
Consultado por la demora, Altolaguirre la justificó por «las interferencias, no es tan fácil enterrar un caño. Hay quinientas mil interferencias. Hay que sacar del medio todas las columna de luz también, son muchas cosas».
A su vez, afirmó que «lo que nos distrae permanentemente es la emergencia de cloacas» y señaló que «las cuadrillas de obras de Dagsa que tengo para trabajar en la Circunvalación, están trabajando en la emergencia. Donde salís de una cosa, te revienta en otro lado. Te vas a la San Juan, te pasa en la Santa Cruz, volvimos a la Chile», sostuvo.
En la actualidad la obra tiene «todos los elementos, se recibieron todos los equipos. Lo último que nos faltaba era una autorización para Vialidad Nacional ante la Ciudad Judicial, para que mientras esté interrumpida la salida de Vialidad Nacional cuando estemos haciendo la obra, ellos puedan salir por la calle cerrada de la Ciudad Judicial. Eso se consiguió ahora a principio de año», explicó.
Por su parte, el director de Agua y Saneamiento, Marcelo Furch, indicó que las demoras también se debieron a que «la fusión de los caños se hace con un equipo que provee la misma empresa que trajo los caños, y tiene una sola fusionadora para todo el país. No siempre está disponible».
«En su momento, el año pasado habíamos arrancado a fusionar caños y yo, personalmente, pensé que íbamos a seguir, era lo más indicado. Nos empezamos a encontrar un montón de cuestiones que había que ir resolviendo, y que vamos a tener que resolver ahora. Seguro van a aparecer caños que no están en ningún plano», añadió.
Furch resaltó que «la obra va a tener curso ahora, lo principal está. Esta encaminado, yo espero que esta vez sea la definitiva. Es una necesidad pública». De todas maneras, fue cauteloso al referirse a los plazos y comentó que «es una obra que va a realizarse a lo largo del año, no es una obra para sacar en un mes o dos».

Estudios.
Sin embargo, otro detalle que llama la atención es que paralelamente desde el municipio están realizando la toma de muestras de suelo para los estudios geotécnicos relacionados con la obra del nuevo trasvase desde la laguna Don Tomás hasta el Bajo Giuliani.
«Se realizaron varias calicatas (pozos) a lo largo del trazado donde se enterrarán los tubos de trasvase, con el objetivo de determinar la clasificación de suelos, sus características y resistencia, a fin de diseñar las fundaciones de las estructuras. También se determina de ese modo la profundidad del nivel freático», señalaron desde la comuna.
«También se van a hacer otros estudios para determinar características generales y la humedad óptima de compactación de suelos presente, para instalar la tubería, dado que los mismos pueden variar a lo largo de dicha traza», explicaron.
La realización de los estudios se comunicaron un día después del inicio de la obra. Esto generó crítica de algunos profesionales, como las que esbozó el geólogo Gustavo Fábregas, quien a través de las redes aseguró que «los Estudios Geotécnicos y otros Estudios Básicos de Ingeniería (topografía y recopilación de antecedentes e interferencias, cateo de interferencias y otros) se realizan antes que la ejecución del Proyecto, etapa que se denomina Anteproyecto ó si está muy ‘verde’, de Factibilidad ó si está ‘demasiado verde’ Prefactibilidad».

«Nos toman el pelo»
El presidente del bloque del PJ, Araldo Eleno se mostró sorprendido por los anuncios de la Municipalidad relacionados con la obra del nuevo trasvase de la laguna Don Tomás al bajo Giuliani, «cuando ya hace más de un año que anunciaron la obra y cuando los caños están comprados y depositados a la intemperie. Ahora se están comenzado con los estudios de prefactibilidad. Si esto no es una tomada de pelo, no sé cómo calificarlo»,
Eleno recordó que la obra de trasvase de la Laguna Don Tomás, «el municipio se la solicitó a la provincia, allá por 2017. Una vez que se tuvo listo el proyecto de la obra con una traza más aconsejable, Altolaguirre expresó que no podían esperar la obra de la provincia porque era necesario hacerlo antes y que el municipio lo haría por sus propios medios. En enero de 2018 la provincia tenia listo el proyecto, desde entonces a la fecha, la Municipalidad no ha hecho nada y ahora nos enteramos que empiezan con los estudios que deberían haberse hecho antes».
«No nos queda otra que pensar que el intendente y su equipo nos toman el pelo a los santarroseños y que ya entró en modo campaña, anunciando obras que son mentiras y fondos que nunca sabremos si llegarán. Es una falta de respeto a la gente».