Un audio revela el maltrato de la policía tiernista

DENUNCIADO POR LA ARENA

El fiscal general de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Juan Carlos Carola, recomendó a las autoridades de la Policía de La Pampa que sancione a dos efectivos policiales de la Comisaría Departamental de Toay (Seccional Quinta), identificados como Esteban Samuel Cuello y Juan Baldomero Flores (ambos Cabo Primero) con 15 y 10 días de arresto, respectivamente; por haber agredido a un abogado de manera verbal y psicológica.
El hecho ocurrió el 21 de junio del 2017; cuando el damnificado, Juan Carlos Garat, corría en inmediaciones a la avenida Presidente Perón. En ese momento casi es embestido por una motocicleta y, ante esta situación, se acercó hacia un operativo de tránsito, adónde estaban los policías. Aparentemente, el damnificado, habría cuestionado el accionar de los efectivos en ese operativo de tránsito. Por ello el hombre fue detenido, esposado y posteriormente trasladado a la dependencia donde permaneció demorado durante algunas horas dentro de una celda. Incluso llegó a compartir el lugar -por algunos minutos- con un preso detenido por el robo de un celular.
Para la fortuna de Garat, la discusión previa a que este sea trasladado a la comisaría quedó registrada en un audio del móvil policial. En dicho altercado, los uniformados lo catalogaron de “nabo” y de haberlos “jetoneado”, al mismo tiempo de que lo acusaron de chapear con su título.
El despotismo de los policías se dio en medio de un contexto en que las fuerzas estaban respaldas por el en ese entonces ministro de Seguridad, Juan Tierno.

Denuncia.
Garat denunció lo ocurrido al día siguiente de haber sido notificado en libertad; el jueves 22 de junio del año pasado. LA ARENA publicó en su momento el hecho bajo el título “¿Golpearon a un abogado?”, luego de que trascendiera el dato de que un letrado había presentado una denuncia en la Unidad de Atención Primaria (UAP) y donde había dejado sentado que dos efectivos policiales lo habían agredido.
En cuanto a lo ocurrido, la FIA dejó trascender un amplio documento en el que se expusieron los relatos del damnificado; y las declaraciones de los Cabos acusados.
Basándose en ello; Carola recomendó que se aplique al Cabo Primero, Esteban Samuel Cuello una sanción consistente en quince (15) días de arresto sin perjuicio del servicio; mientras que recomendó sancionar con diez (10) días de arresto al Cabo Primero Juan Baldomero Flores.

“No se justifica reacción”
Tras el análisis de los sucesos, el fiscal Carola expuso que, “determinados los hechos a dilucidar, debemos partir de nuestra consideración, no resulta extraño que cualquier persona que es detenida o demorada, esposada y trasladada en un patrullero hacia una dependencia policial y sin perjuicio de lo ajustado a derecho que pueda resultar el accionar policial, se queje, vocifere, agreda o acuse a los policías por lo que esté sucediendo”. Al mismo tiempo que indicó que “ese posible comportamiento de un detenido/demorado, no justifica cualquier reacción de los policías que lo conducen. Deben mantener la cordura y su dignidad en la función, evitando confrontar o realizar expresiones que puedan alterar o denigrar a la persona del detenido/demorado pudiendo solo utilizar la fuerza física cuando el caso lo amerite en orden a la peligrosidad en el accionar del en ese momento demorado/detenido y, en forma razonable y medida”.
“Que bajo esas pautas fue que, y sin justificar el comportamiento que pudo haber adoptado en ese momento Garat al momento de criticar el operativo de tránsito policial o al dirigirse a los policías que estaban cumpliendo sus funciones con expresiones desafortunadas que pudo haber herido el orgullo de quienes lo estaban trasladando”, continuó el fiscal general.
“Que no pude obviarse que el ‘policía’ al momento de trasladar a un ‘demorado/detenido’ que se encuentra ‘esposado’ se encuentra en una situación de poder (delegado por el Estado) y su accionar de manera alguna debe equiparse a lo que haga o diga ese ciudadano al cual se le está restringiendo provisoriamente su libertad”.

Un intenso diálogo intimidatorio
En el documento publicado por la FIA se dejó al descubierto el archivo de video que contiene la imagen de una cámara ubicada en un móvil, apuntando hacia el exterior y cubre el período de tiempo desde las 20:41:51 hasta las 20:49:51 del día 21 de junio de 2017. En el minuto 1:32 se aprecia a un agente que se acerca al móvil. A partir del minuto 1:39 se escucha la voz del ciudadano Garat, presumiblemente dentro del móvil -ya que por la posición de la cámara esta situación no se puede apreciar- quien grita y sostiene el siguiente diálogo:
“G: Pará… soltame la mano, soltame la mano.
P1: Escuchame una cosa loco, qué te pensas vos, que porque sos Abogado vas a venir a jetonear?
G: …Pero me voy…-
P1: Pero qué te vas a ir
G: Pará… pará… pará de golpearme…-
P1: ¿Quién te está golpeando? Nadie te golpea, te estás resistiendo totalmente.-
G: Me estás apretando las manos, por favor te pido, por favor te pido…”-

En el minuto 2:21 se escucha el siguiente diálogo, en el que intervienen Garat, el agente referido en el diálogo anterior y una tercera persona, agente también:
“G: Si me soltás y me sacás las esposas, (…) me voy.
P2: No, qué te vas a soltar para irte, qué te pensas vos
G: Soltame los brazos
P2: (gritando) Escuchame que te estoy hablando. Hablar es esto: ‘Señores por allá pasó una moto sin luces’ (Se superponen las voces con la radio del móvil)… Sos un nabo. ¿Lo entendés? Nabo. Conmigo estás hablando, ¿Sabés cómo me llamo?
G: Soltame la mano por favor. Me estás haciendo doler, por favor.
P2: Escuchame una cosa, ey, vos, por qué decís? Por la moto que venía sin luces? Pero qué culpa tenemos? Estábamos haciendo el operativo hermano, pero no seas desubicado, hermano!
G: Soltame y me voy… soltame y me voy corriendo…
P1: Pará, sí, sabés cuándo vas a correr… Mañana vas a correr…
G: (Gritando) No! No! No! Pará! Pará! Pará!
P1: Dejá de gritar!
G: Pará! Pará!
P1: Dejá de gritar! Dejá de Gritar!
G: Que me suelte… que me suelte decile, que me está pegando, loco…
P1: …Ahí está la cámara, nadie te está viendo que te están pegando…
G: Que me suelte, soltame en serio, soltame los brazos…
P1: No sos abogado vos?
G: Me duelen mucho las manos, por favor te pido.
P1: Querías saber cómo me llamo yo? Querías saber cómo me llamo yo? Eh? Vos sos poronga? (sic.) Nosotros somos más poronga (sic.) en la calle, qué venís a jetonear, no podés hablar bien? Vos sos abogado, estudiaste…
G: Soltame la mano! Soltame la mano!
P1: Escuchame lo que te digo, seis años…
(Se superponen voces con la radio).-
P2: Escuchame una cosa flaco, escuchame una cosa… vos lo que tenés que fijarte es que nosotros estábamos arriba, y no podemos estar corriendo las motos…
G: Bueno te pido disculpas, llevame donde dejé el auto y me vuelvo a mi casa…
P2: Ya estás demorado viejo.
G: Te pido por favor… Tengo que laburar mañana a las siete de la mañana de vuelta…-
P2: Nosotros estamos trabajando también loco…
P1: Cagarnos de frío para venirte a escuchar a vos también pelotudo (sic.), hacete el
malo delante de la gente, Qué te pensas? Eh? Que yo estoy acá porque me gusta estar parado en el medio de la ruta? …Y después me encuentro un pelotudo (sic.) que viene a jetonearnos…
G: Tenés razón…
P1: Entonces cómo querés que actuemos nosotros?
G: Bueno no me trates mal…
P2: Vos nos trataste mal a nosotros, nos viniste a jetonear…
G: Te pido disculpas… llevame de vuelta a mi camioneta y listo.
P1: No no, ahora vas conmigo….
(Se superpone luego con el audio de la radio de fondo)

En el minuto 4:58 se escucha el siguiente diálogo:
“P1: No sabés hablar? La otra vuelta… escuchame, escuchame… te acordás de mi vos? La otra vuelta pasaste y me toreaste con un cuatri, te acordás?
G: Yo no tengo cuatri.
P1: No, no no no, vos te paraste, la señora te pidió ayuda y vos te paraste y viniste a jetonear ‘porque ustedes milicos de mierda…’ Todas esas cosas dijiste…
G: No ni en pedo
P1: Vos corrés siempre por la Perón
G: Pará, pará, pará, te voy a decir una cosa, te voy a decir una cosa…
P1: Siempre corrés por la Perón… jetoneaste…
G: Yo quiero que controlen el tránsito (se superpone el audio)…-
P1: Tres meses atrás paramos un cuatri porque viene manejando un menor, con la madre, la madre dice si lo podía acompañar porque él no tenía carne para manejarlo y el hombre este, este hombre… cállese la boca que estoy hablando yo… hablando ‘soy Juan Carlos Garat, abogado’… y empezó a torear…
G: No, estas equivocado, yo no torié a nadie…
P1: Era una persona igual que vos, escuchame un segundo, era una persona igual que vos, y nosotros estábamos evitando que el nene siguiera andando en cuatri…
G: Aflojame las esposas y listo y yo no te jodo más…
P1: Pero quién te dijo que vos vinieras… podrías haber dicho: ‘Señores policías, allá hay una moto sin luces…’ Pero qué fue lo que dijiste recién? ‘Dame tu nombre’.
P2: Por qué capo, por qué? Porque vos sos abogado? Sos más que nosotros?
P1: Nosotros porque no estudiamos, porque el pensamiento de él es ‘si estudias, si no, vas a ser milico’, porque son esos pensamientos…
G: Casi me pisan loco, pará…-
P2: Por dónde querés que pasáramos, por arriba del zanjón?…”