Inicio La Pampa Un camionero sufrió heridas

Un camionero sufrió heridas

El conductor de un camión identificado como Ariel González sufrió diversas lesiones ayer al chocar con su frente contra un acoplado cargado con caballos, que era remolcado por una camioneta. El grave siniestro vial se registró a las 17.30 en el cruce de las rutas provinciales 9 y 2, cerca de Ingeniero Luiggi. Tres caballos murieron como consecuencia del impacto, mientras que los ocupantes de la pick up resultaron ilesos.
El camionero estuvo atrapado más de 30 minutos entre los hierros retorcidos, hasta que los bomberos voluntarios de Luiggi lograron rescatarlo. En todos esos minutos el chofer permaneció lúcido.
Fuentes consultadas informaron que un camión de la empresa Don Pedro de la ciudad bonaerense de Hurlingham, que circulaba por ruta 9 de norte a sur colisionó contra el enganche y el acoplado que transportaba cinco caballos, el cual era remolcado por una Toyota Hilux gris que iba por la ruta 2 de este a oeste.

Atrapado.
Como consecuencia del fuerte impacto y al ser un camión frontal las piernas del conductor quedaron atrapadas entre los hierros retorcidos. Bomberos trabajaron más de 30 minutos con «expansores» para poder rescatar al hombre que luego fue trasladado al hospital de Ingeniero Luiggi. Según las primeras informaciones su vida no corría peligro, solo sufrió heridas cortantes en sus piernas. El acompañante del chofer bajó por sus propios medios.
En la camioneta es propiedad de una familia de apellido Esevich y era conducida por un hombre que iba acompañado por su nieto y habían partido desde Luiggi y se dirigían a la zona rural de La Maruja y el paraje «El Tala».
Según las primeras pericias en el lugar el conductor de la Hilux no habría advertido el paso del camión por el sol de frente. El impacto del pesado transporte se produjo entre la parte trasera de la pick up, el enganche y la parte delantera del carro que se desprendió y quedó cruzado sobre la ruta. Los caballos habían participado hacía pocos minutos de una prueba de riendas en Santa Aurelia donde habían obtenido importantes premios.