Un duro adiestramiento del Ejército

HIZO UN DESPLIEGUE DE 1.200 HOMBRES Y 260 VEHICULOS EN LA ZONA RURAL DE LA REFORMA

El Ejército eligió la rigurosidad de la zona rural de La Reforma para cumplir con un duro plan de adiestramiento. Se extendió por 10 días, lejos de los puntos de apoyo y sin señal de celular. Se puso a prueba la capacidad operativa, de comunicación y logística de la fuerza.
GENERAL ACHA – La Brigada Mecanizada X del Ejército Argentino desarrolló diferentes prácticas operativas en la zona rural cercana a la localidad de La Reforma. Formó parte del plan de adiestramiento anual proyectado el año pasado, que a su vez representó un significativo despliegue logístico. Abarcó a personal de los regimientos de pampeanos de Toay, Santa Rosa y General Pico, y los bonaerenses de Pigüé y Junín.
En una entrevista con LA ARENA el comandante de la Brigada, general Tomás Moyano, informó que esta vez se decidió cumplir con este tipo de prácticas en un terreno riguroso, que implique un nivel de exigencia y autoabastecimiento que posibilite poner a prueba la capacidad operativa y logística de la fuerza.
Por ese motivo se optó por hacerlo en la zona rural de La Reforma, debido a que está lejano de los puntos de apoyo, no posee ningún tipo de comodidades, ni señal para telefonía celular. Fue el lugar apropiado porque forzó los esfuerzos de planificación y previsión de la Brigada para que pudiese operar con su propio sistema de comunicación y logística.

El lugar.
La zona de La Reforma fue seleccionada porque reunía todas las características necesarias, además de encontrarse dentro de un radio de 250 kilómetros, que es lo que el presupuesto autoriza para este tipo de actividades.
Así fue que se recurrió al jefe comunal Hugo Colado y a varios productores de la zona de ese pueblo del oeste pampeano. “Afortunadamente todos accedieron a colaborar muy gustosos, de modo tal que estamos muy agradecidos por la predisposición”, dijo.
El comandante informó que antes de comenzar con el adiestramiento se hicieron cuatro viajes para efectuar tareas de reconocimiento del lugar. También se firmaron convenios con los dueños de los campos para resguardar la propiedad privada, además de caminos y alambrados. La planificación incluyó definir cuestiones referidas a cómo se podía llevar el pan, el combustible o la forma de provisión de agua. “Quizás pueda resultar insignificante, pero son temas importantes si se tiene presente que hablamos de 1.200 hombres”, añadió.

Traslado.
Una vez concluido el trabajo de planificación y tras haberse obtenido su factibilidad absoluta, se inició con el traslado que demandó varios días. Ello representó la marcha de 260 vehículos, de los cuales 55 fueron blindados, tanques, transporte de personas a oruga, camiones, camionetas, jeeps, cuatriciclos y motocicletas, hasta un helicóptero.
El adiestramiento inició el 23 de agosto, y se extendió por un lapso de diez días hasta el 1 de septiembre. En la primera etapa se hicieron ejercicios a nivel de unidad, es decir, cada una hizo su trabajo. Luego se finalizó con cuatro días de prácticas de Brigada, lo que significó que las unidades operasen juntas.
El general Moyano explicó que se utilizaron la totalidad de las armas, ya sean las de calibre más bajo, hasta la artillería más pesada de 155 mm. Una vez completado el trabajo programado, se inició con el regreso el 2 de este mes. Lo que abarcó varios días.
De todas formas antes de haber emprendido la retirada, la Brigada realizó un desfile en la localidad de La Reforma, donde expuso todas las tropas y los vehículos. “Fue una forma de reconocer el apoyo de los vecinos y la comuna, además de darles un agradecimiento”, afirmó.

Objetivos.
El comandante se mostró muy satisfecho por el adiestramiento realizado, toda vez que aseguró que se cumplieron todos los objetivos planteados, y por fortuna tampoco hubo ningún accidente. “La verdad que se pudo medir la capacidad operativa, y al mismo tiempo evidenciar los defectos o problemas frente a este tipo de exigencias extremas”, señaló.
Por último destacó la importancia de desarrollar este tipo de prácticas, porque no solamente posibilitó reforzar los lazos con la comunidad de La Reforma, sino también con General Acha, debido a que fue el principal punto de apoyo de la fuerza durante el período en el que se cumplió con el adiestramiento.