Un empresario detenido

ARRESTO EN GERIATRICO

La jueza María Florencia Maza otorgó la prisión domiciliaria a un empresario santarroseño a quien se lo investiga por cuatro casos de abuso en perjuicio de cuatro nietas. El hombre tiene más de 72 años y por eso no irá a prisión. Por los hechos ocurridos tuvo que alojarse en un geriátrico (donde aguardará durante 90 días el avance del proceso penal con un dispositivo electrónica) ya que sus familiares, al enterarse de lo ocurrido, lo echaron de la casa donde residía. La causa que investiga los abusos -mayormente “tocamientos”- está a cargo del fiscal Cristian Casais y comenzó a principios de octubre, cuando una de las víctimas (ahora mayor de edad) contó lo ocurrido. Tras la denuncia el hombre fue acusado formalmente.
De acuerdo con fuentes consultadas, los hechos ocurrieron cuando las víctimas tenían entre 4 y 5 años de edad. Mayormente fueron “tocamientos” que el adulto hacía contra las menores, aprovechando la familiaridad (todas las víctimas son nietas): “aún quedan hacer pericias con respecto a las víctimas”, dijo a LA ARENA una fuente judicial y confió que “la víctima que denunció esto (ahora mayor de edad) relató que sucedió todo en la infancia. Lo mismo con las otras restantes víctimas. Por eso se dispuso tomar declaraciones en Cámara Gessel”, sostuvo.