Un fuerte temporal azotó una ciudad pampeana

Hubo un fuerte temporal que provocó numerosos daños en una ciudad del territorio pampeano.
El fuerte temporal que azotó a la ciudad de General Pico durante la noche del miércoles, en diversos sectores generó serios inconvenientes, como voladuras de techos, caídas de árboles y también parte del tendido de la red eléctrica. Además afectó a la línea eléctrica que alimenta el acueducto de Pico – Dorila, y de esta manera, el normal abastecimiento de agua potable en la ciudad.
Según informó el Centro de Comunicaciones de la Unidad Regional II (UR II), se registró en esta ciudad, la caída de 31 milímetros durante la noche del miércoles. Además llovieron 82 milímetros en Metileo, 65 en Dorila, 55 en Trenel y en Villa Mirasol, 35 en Miguel Cané, 28 en Quemú, 23 en Agustoni, 16 en Speluzzi y 15 en Vertiz, entre otras localidades.
El miércoles poco después de las 22, se desató una fuerte tormenta en la ciudad, con vientos intensos y abundantes lluvias. Incluso en algunos sectores de la ciudad, se registró la caída de granizo, aunque de menor dimensión que la vez anterior.
El temporal provocó importantes inconvenientes, como el anegamiento de calles en pocos minutos, y hasta la caída de un transformador eléctrico en el camino que conduce la Laguna La Arocena, que está enclavada en el Parque Recreativo Benicio Delfín Pérez.

Daños en la ciudad.
Los fuertes vientos también provocaron que se volaran algunos techos, como ocurrió en la esquina de las calles 10 y 3, donde funcionan varios locales comerciales, entre ellos una despensa y una conocida carnicería. También azotó a los árboles, provocando la caída de grandes ramas, en la Zona del Paseo de los Inmigrantes, en la Avenida San Martín, como en los diferentes barrios, en el interior de la Zona Franca e incluso en la ruta provincial 1 y la Circunvalación.
Las fuertes ráfagas también tiraron palmeras del tendido eléctrico, arrancaron árboles de raíz, algunos que cayeron sobre las veredas otros sobre la calle, casi impidiendo el tránsito vehicular, y otros sobre los autos, como en la esquina de las calles 13 y 32.
A raíz de los inconvenientes ocasionados por las lluvias, los Bomberos Voluntarios de la ciudad, tuvieron decenas de salidas para atender las diferentes situaciones.
Desde la Cooperativa Regional de Electricidad (Corpico), se informó que la fuerte tormenta, afectó al tendido eléctrico en varios puntos de la ciudad, y que uno de esos daños, dejó sin servicio a la línea que alimenta al acueducto Pico – Dorila, impidiendo el abastecimiento de la cisterna central de la red de agua potable.
Hace diez días, durante la tarde del lunes 10 de diciembre, se registró otra fuerte tormenta en Pico. En esa ocasión cayeron 50 milímetros en pocos minutos, y afectó a la red cloacal de la Corpico, y durante algunas horas sacó de servicio al acueducto que abastece de agua a la ciudad.