Un incendio alarmó a todo un barrio

Momentos de preocupación se vivieron este martes en la capital pampeana. En horas de la tarde, se registró un incendio en el patio de una vivienda que se encuentra ubicada sobre la Avenida Luro al 1500, entre las calles Andrada y Téllez, que alarmó a los vecinos, comerciantes de la zona y a los clientes que se encontraban en ese momento, quienes salieron de sus negocios a constatar qué era lo que estaba ocurriendo.
El hecho sucedió alrededor de las 19.15, cuando una señora mayor estaba realizando unos arreglos en el patio trasero de su vivienda. Según informaron testigos, intentó eliminar unos yuyos. Pero, la metodología utilizada por “la abuela”, como lo informó una de sus nietas que se acercó al lugar, no fue la más segura.
Para realizar el arreglo, decidió prender fuego el pasto, en vez de cortarlo, sin tener cabal conciencia o considerar los peligros que eso conllevaba. Una vez encendido, el fuego se desparramó por una parra que estaba contra la pared. Naturalmente, el fuego se expandió, cruzó el tapial por la planta y alcanzó el terreno lindante de uno de sus vecinos.
Al arribar un equipo periodístico de LA ARENA, el fuego había consumido en su totalidad el patio de un local de alarmas que está ubicado sobre la calle Andrada.

Fuego sofocado.
En el lugar, asistieron rápidamente personal de Bomberos y personal de la Policía de la provincia de La Pampa. Para poder acercarse al incendio, el cuerpo de bomberos debió ingresar su camioneta por el garage del local y allí acercarse lo suficiente para poder terminar de sofocarlo. A su vez, ingresaron al patio de la señora para controlar que el fuego se haya extinguido completamente.
Lo que comenzó con una acción inocente que pudo haber sido una tragedia, concluyó en un gran susto para la gente de la zona, quienes se preocuparon abiertamente por quien habitaba la vivienda y su estado de salud. De todas maneras, tras el accidente no hubo que lamentar ninguna pérdida ni hubo personas lesionadas, sin embargo, el dueño del local afectado por el fuego fue testigo de cómo su patio se redujo completamente a cenizas.