Inicio La Pampa Un joven condenado a 8 años de prisión

Un joven condenado a 8 años de prisión

DELITO DE ABUSO SEXUAL EN PERJUICIO DE SU HERMANA MENOR DE EDAD

Un joven de 20 años fue condenado a 8 años de prisión de efectivo cumplimiento por haber sido autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual, en perjuicio de su propia hermana menor de edad. Los hechos que también se encuadraron en violencia de género, fueron materializados con acceso carnal y en reiteradas oportunidades, en diferentes escenarios de una localidad del interior de la provincia.
La sentencia fue dictada el viernes por la jueza de audiencia de juicio de Santa Rosa, Alejandra Flavia Ongaro. En otro de los puntos de ese decisorio, se extendió la prisión preventiva sustitutiva oportunamente hasta tanto el fallo dictado contra el acusado quede firme.

Reglas.
Por ese motivo tendrá que cumplir con distintas reglas de conductas, tales como fijar residencia, presentarse una vez por semana ante la sede policial de la población donde vive, y abstenerse de mantener contacto alguno con la víctima a una distancia menor a 300 metros.
Una vez que la condena quede firme, a través de la Oficina Judicial deberá cumplirse con el cómputo de pena, y posteriormente remitirse los oficios correspondientes.
La jueza tuvo por acreditado que el joven aproximadamente entre el año 2010 a noviembre o diciembre de 2016, período comprendido entre los nueve a los quince años de edad de su hermana menor, abusó sexualmente de esta última, mediante violencia y en forma reiterada. No se dieron mayores precisiones debido a que se trata de hechos cometidos contra la integridad sexual, y en perjuicio de una menor de edad, se informó desde prensa de la fiscalía local.

Alegatos.
El fiscal que intervino en el caso, Juan Bautista Méndez, sostuvo que con la prueba producida durante el debate se podía afirmar la existencia de los hechos y la autoría del acusado. Fijó su accionar como delito continuado, ya que aseguró que fue desde los 9 o 10 años hasta los 15 aproximadamente.
«Fueron una sucesión de hechos en los que no pudo identificar en cantidad pero debe ser tomados en cuenta como un concurso ideal (delito continuado), es decir, interpretados como un hecho en sí mismo», manifestó Méndez, al mismo tiempo que pidió que se valore especialmente el relato que la víctima hizo por medio de la cámara gesell.
Por su parte el abogado particular del acusado, Raúl Quiroga, afirmó que su defendido se declara inocente. «No tiene nada que ver con los hechos que se le imputan», dijo, y reforzó su posición en el informe brindado por el médico psiquiatra Raúl García García, quien concluyó que no tiene conductas que impliquen desvío sexual o que tengan algo que ver con el delito por el que se lo investiga.
Amplió diciendo que había una duda razonable para que su defendido sea absuelto. Sin embargo, para el caso que fuese declarado responsable solicitó que en forma subsidiaria se le atribuya los hechos cometidos desde los 9 ó 10 años de la menor y hasta los 15. De ser así, dijo que el joven tenía 17 años y su hermana 15, así que por la minoría de edad no le correspondería cumplir pena.