domingo, 15 septiembre 2019
Inicio La Pampa "Un mensaje claro a la dirigencia"

«Un mensaje claro a la dirigencia»

La regional local de la CGT, a diferencia de lo dispuesto por el Consejo Directivo nacional, decidió sumarse el pasado martes a la convocatoria realizada por el resto de las centrales gremiales. El secretario general de la regional Centro Sur, Luis Faggiani, afirmó que «hay que hacer gestos de humildad para convocar a los compañeros a expresarse en la calle» y resaltó que la alta adhesión «es el resultado de eso».
A su vez, sostuvo que hay «seguir trabajando y mostrarle a las centrales a nivel nacional que ese es el camino, la unidad ante los ataques y el desprecio del gobierno a la clase trabajadora» debido a que «somos muchos los que la estamos pasando mal y nos tenemos que expresar».
Faggiani no dudó en afirmar que lo que sucedió el martes «es un mensaje claro a todos los dirigentes sindicales nacionales, no solamente a los de la CGT. Hay cierto ego y egoísmo en los dirigentes a la hora de expresarse» y manifestó que es necesario dejar de lado las diferencias y «salir a la calle a decir que estamos sufriendo la consecuencias de la crisis que el gobierno propone».
Por su parte, el secretario adjunto del Centro Empleados de Comercio, Rodrigo Genoni, también resaltó el «alto nivel de acatamiento que ha tenido el paro, no solo en el sector público sino también en el sector privado, y la cantidad de gente que llegó a la plaza, para que de alguna manera se termine con esta política de gobierno que no están aplicando desde afuera y que ha desmembrado el salario».
Por otra parte, el dirigente consideró que la CGT «sigue dormida» y que «tiene que despertarse». En ese sentido, sostuvo que «si ellos creen que con fondos de obra sociales van a cambiar la situación del sector están equivocados porque va a llegar el momento en que no va a haber trabajadores, entonces no van a necesitar obras sociales. Hay que defender al trabajador, después hablemos de los servicios». Finalmente, criticó al gobierno nacional y lo acusó de «venir mintiendo desde hace tres años».