Un pampeano robó un remís en Mendoza, escapó por la ruta y fue perseguido por 40 taxistas

Un pampeano fue detenido este miércoles a la noche en Mendoza luego de supuestamente robar un remís y formar parte de una persecución de características cinematográficas.

El hombre robó un remís, escapó por las calles de la ciudad, salió a la ruta y fue perseguido por la Policía y más de 40 taxistas. Para detenerlo, tuvieron que atravesar un semirremolque.

Según el diario Uno de San Rafael, todo comenzó a las 20.20 cuando Sergio Martínez, de 44 años, conductor de un remis 8-022, Renault Logan gris oscuro, se bajó a comprar en un comercio de la calle San Juan 445 de San Rafael.

El trabajador dejó las llaves puestas y, al volver, el auto ya no estaba.

Y comenzó una persecución de película.

El ladrón escapó hacia la calle Hipólito Yrigoyen, fue hasta la Rotonda del Mapa, dio la vuelta, volvió por la avenida, giró por la calle Champagnat hasta Montecaseros, hizo algunas maniobras para llegar hasta Ameghino, continuó por la avenida Sarmiento y tomó por Cabildo.

La noticia ya circuló, a esa altura, por las radios de los colegas de Martínez: tres taxistas iniciaron la persecución y mientras tanto avisaron a sus otros compañeros y a la Policía.

El delincuente siguió por la calle Cardonato, Los Sauces, Pedro Vargas y Juan XXIII, informó con precisión el diario Uno. De allí continuó por el barrio El Molino y Pobre Diablo donde ya era perseguido por dos móviles policiales y al menos 30 taxistas.

A la entrada de El Molino, en Cantoni y Vélez Sarfield, el remis impactó contra el costado de la trompa de un móvil policial… pero no lo pudieron frenar.

En la Ruta 143, en la zona de El Tropezón, hizo hacer un trompo a uno de los taxis. Ya había 40 taxis persiguiéndolo para este momento.

Luego, el desconocido siguió por el medio del pueblo de Salto de las Rosas: y en la zona conocida como “Los Sifones” los policías de la Comisaría 42 recibieron la colaboración de un grupo de camioneros que hicieron atravesar un semirremolque

El individuo a bordo del remís no tuvo otra opción que tirarse a la banquina hasta que fue detenido.

El diario Uno confirmó que el joven es de apellido Herrera, y nació y vivió en La Pampa aunque residía desde hace un tiempo en San Rafael.

FOTO: DIARIO UNO.