Un pedido por paridad de género

MUJERES RADICALES PAMPEANAS EN ENCUENTRO NACIONAL

“Fue un suceso muy interesante donde participaron más de 2.000 mujeres ‘radicalas’ de todo el país”, sostuvo Elida Deanna, una de las pampeanas que tomaron parte del 7º Encuentro de Mujeres Radicales realizado en Santa Fe.
La dirigente sostuvo que se “hay un movimiento muy interesante de mujeres, para trabajar con los varones en un plano de igualdad. No en un combate estéril que no nos conduce a nada”, razonó.
Hubo en el foro integrantes de la Juventud Radical, más otras mujeres que habitualmente trabajan en la militancia, como Marcela González, Laura Gómez, María Cecilia Roigé, Marcela Colli -la diputada provincial que hace algunos meses presentó el proyecto de ley de paridad de género en La Pampa-, Agustina Urdaniz, Ana Herlein, Agustina García y Tamara Herrera.
Deanna, consultada por LA ARENA, dijo que no quería aparecer personalizando una actividad que llevaron adelante en grupo, pero no obstante aceptó contestar algunas preguntas.
-Hubo delegaciones de todo el país.
-Sí, y se pusieron sobre la mesa de debate posicionamientos históricos del radicalismo. Se consideraron situaciones coyunturales como la media sanción del aborto legal, seguro y gratuito; la paridad de género que ya es ley, aunque hay distritos que aún no adhirieron si bien existe una notificación de la Justicia. Es más, en La Pampa hay una iniciativa legislativa de Marcela Colli que todavía no tuvo tratamiento.
-Pero es un tema que ya está ahí…
-Sí, lo que estamos haciendo en los distintos distritos primero es informar, porque hay muchas mujeres y dirigentes que no están al tanto de lo que significa esa ley. Pero además hay otra cuestión que excede al radicalismo y afecta a todos los partidos políticos, que hace que los cargos jerárquicos los ocupen muy mayoritariamente varones. En tanto las dirigentes mujeres aparecemos obligadas a rendir permanentemente exámenes, que no se exigen ni se les ocurre pensarlos para los hombres. Que tengamos que pensar en una ley de paridad da la pauta de las diferencias.
-Que son muy ostensibles.
-Sí, son grandes diferencias que se traducen en números, porque en nuestro país los cargos jerárquicos en empresas u organismos del Estado son ocupados sólo en un 22% por mujeres. Y si vamos a cuestiones económicas podemos ver que el 23% del producto bruto interno del país está representado por el trabajo doméstico no remunerado, y en ese trabajo no renumerado el 82% lo representa el trabajo de mujeres. Ahí se evidencia la enorme diferencia entre el género masculino y femenino.
-Se puede afirmar que es una cuestión cultural.
-Claramente es una cuestión cultural, y tan fuerte que si sigue así arraigada hace imposible pensar en una equidad real. Porque mientras los varones se desarrollan en sus carreras académicas y laborales, en su formación; las mujeres seguimos cuidando la casa, la familia y los quehaceres domésticos, y eso es tiempo de trabajo. Por lo que se puede decir que en un sistema capitalista como el que tenemos la pobreza tiene cara de mujer.
-¿Qué otros temas se abordaron?
-Decíamos lo de la legalización del aborto, y además hubo otros talleres sobre mujer y trabajo, violencia, trata, mujer rural, participación política de las mujeres. Se trabajó en red institucionalmente con representaciones provinciales. Fue de viernes a domingo con la participación de 2.000 mujeres, una cantidad que nos sorprendió, porque había acreditadas 1.300 pero después se sumaron muchas más. Otra actividad que se hizo fue la presentación del libro “Atrevidas boinas blancas”, de Inés Halm, y que en La Pampa fue presentado junto a Silvia Crochetti que hizo una compilación de documentación histórica sobre la participación femenina en el radicalismo pampeano.
-Y ya que se habla de igualdad, ¿para cuándo una presidenta del Comité Provincia en La Pampa?
-Ojalá sea pronto. Este año hay renovación de autoridades, y hay una cuestión que es más que interesante para debatir… pero que quede claro que no estamos juzgando a nadie en particular con respecto a los cargos en estructuras partidarias o cargos públicos.
-¿Respetan el cupo hoy en el partido?
-Es bueno recordar que el año pasado, cuando se renovaron autoridades nacionales, no se respetó el cupo. Y en La Pampa, en la penúltima convención tampoco, y nosotros pedimos que se tuviera en cuenta. Hay que decir que hubo dirigentes radicalas que llevaron adelante esas banderas hace ya mucho tiempo, así que estaríamos en momentos de entender que la ley de paridad es necesaria.
-Podría decirse que la paridad de género sería un hecho.
-Estamos trabajando para eso como red de mujeres radicales, y ya tenemos desde el año pasado el reconocimiento formal del espacio, así como lo tiene la Juventud Radical y los Trabajadores Radicales. Se viene la igualdad y la equidad que le hará muy bien a la sociedad.