Un reclamo por Portezuelo

SE REALIZO UN ACTO EN LA ADELA. PARTICIPARON JÓVENES DE TOAY

El “puente viejo” que une las localidades de La Adela en nuestra provincia y de Río Colorado en la vecina Río Negro y que ha sido durante décadas el cordón umbilical que propició la comunicación en la llamada “Comarca del Colorado”, está vacío.
Hoy, todo el tránsito se hace por el “puente nuevo”. Se ven algunos jóvenes charlando, caminando, tomando mate, familias en el parque adyacente, un marco habitual en una tarde muy agradable y tranquila en La Adela, mientras el incesante tránsito y bullicio se desarrolla allá, en el puente nuevo, el que ahora comunica a ambos pueblos.
De repente, alguien, comienza a colocar una bandera en la baranda de la nueva arteria, ante la mirada de automovilistas que circulan y peatones que intentan ver qué dice la leyenda en la remera y en ese lienzo que comienza a desplegarse: “No a Portezuelo en manos mendocinas”.
Una lancha pasea por el río y asombrado su conductor, aminora la marcha y al instante grita la consigna escrita, algunos lo miran. Muchos no saben qué es Portezuelo del Viento.
Si bien ambas localidades unidas por el río Colorado participan en el cuidado de éste río, poco es lo que se sabe sobre la represa que Mendoza quiere construir y cómo afectará al Colorado.
De 10 personas, ocho desconocen el tema y de los dos restantes solo uno se interesa en saber más. Esto se ve en toda la comarca, de un lado y del otro.
Un cronista de LA ARENA visitó el lugar y le llamó la atención el desconocimiento que había sobre el tema. Y es hasta “lógico”. El río está ahí, caudaloso, silencioso, nada hace presagiar lo que sufrirá si Portezuelo se construye.
Pero hay vecinos preocupados y mucho, que conocen del tema pero la fuerza es poca y era necesario dar más voz a aquellos que sabían para que pregonen más alto la preocupación.

Pregunta.
Bajo este contexto y en una tarde hermosa, comienzan a pasar bajo los puentes unas 20 canoas y al hacerlo todos gritan la consigna de la bandera. Ahora sí muchos más comienzan a mirar.
Lo mismo sucede cerca del puente viejo, donde arriban 25 jóvenes en bicicleta, todos con las mismas remeras. De pronto comienzan a llegar vecinos de ambos lados del río y se reúnen. Hay más banderas, más gente, la curiosidad inicial se transforma en pregunta que son contestadas. “¿Qué es Portezuelo”. Lo sintético es: “Una represa que construirá Mendoza sobre el río Grande, que junto al río Barrancas hacen el río Colorado. La obra quitará un 35% del agua que recibe y pensar que al Colorado le pase lo del Atuel no es descabellado”.

Conocer.
Circulan en las redes sociales imágenes que muestran como quedaría el río si se seca. Impacta, llama la atención y la gente difunde, comparte y se suman a la concentración.
Los jóvenes con remera son chicos de Toay, chicos que en su mayoría no conocían el Colorado. Durante un día realizaron ciclismo paseando por la comarca y luego navegando para conocer de cerca lo importante que es el agua en nuestras vidas.
Y casi de repente unas 350 personas están bajo el arco sustentado por dos pilares y versos del poeta local Burtre. Se juntan todos y caminan.
El acto se desarrolla tranquilo con las palabras de autoridades provinciales y de las localidades de La Adela, Río Colorado y Toay defendiendo el río, limando en público diferencias, conociendo la problemática, agradeciendo la hospitalidad, saludando la iniciativa.
Ahora todos cantan el himno nacional. Los de aquí y los de allá, juntos, sabiendo ahora cómo afectará la represa al río que sigue pasando, silencioso y todavía abundante.

“El agua es de todos”
El secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, fue uno de los funcionarios presentes en la actividad, y pidió que la defensa del río una a los pampeanos. “No solo perdimos el Atuel, con represas secaron el Salado y el Atuel y perdimos cuatro cauces. Ahora con el río Colorado empieza la idea de construcción de Portezuelo del Viento. La Pampa nunca se opone a obras que, bien encaradas y utilizadas, son benéficas para toda la sociedad. Nos oponemos a que se use solo en beneficio de una provincia. El agua es de todos”.
El intendente anfitrión, Juan Barrionuevo, remarcó lo importante que es “conocer más a fondo cómo esta obra nos puede perjudicar” e instó a trabajar juntos para que el mensaje llegue a todos. Resaltó el esfuerzo hecho por las empresas Kumelén Có y Rumen Paihuen que propiciaron la regata y los recorridos de los casi 50 adolescentes por la comarca.