Inicio La Pampa Una calle destruida

Una calle destruida

Las fuertes tormentas, que se hicieron constantes en esta temporada de verano, aceleraron el deteriorado estado de muchas de las calles de la ciudad. La Toscano Sur, en el barrio Pueblos Originarios, es una de las calzadas que sufrió el embate de las precipitaciones: cráteres, grietas y cárcavas se formaron a lo largo de esta arteria.
Puntualmente, sobre Toscano Sur y Avila, el paso del agua de lluvia provocó que parte de la calzada -que no se encuentra asfaltada- cediera poco a poco hasta que la mitad de la calle quedó -literalmente- hundida. Un problema por cual los vecinos del barrio reclaman constantemente un solución ya que representa un peligro para el transito vehicular en la zona.
En este sentido, los vehículos que circulan por esas calles lo deben hacer con muchísima precaución ya que -ante la falta de señalización- pueden caer en una grieta de aproximadamente medio metro de profundidad, como sucedió con un remís días atrás.