miércoles, 18 septiembre 2019
Inicio La Pampa Una empresa recupera dos mil cubiertas por mes

Una empresa recupera dos mil cubiertas por mes

EN LA ZONA FRANCA

La firma Neumáticos del Sur, que se encuentra instalada en la Zona Franca de General Pico, alcanzó los dos mil neumáticos recuperados por mes y anunció un plan de expansión.
La empresa, de origen patagónico, inauguró sus instalaciones en la provincia hace dos años. Se trata de un emprendimiento que atiende el exigente mercado de la reconstrucción de neumáticos de vehículos pesados. Actualmente, Neumáticos del Sur cuenta con sucursales en las provincias de Mendoza, Río Negro y Buenos Aires, provee a empresas de micros de larga distancia entre ellas Petroeste, Cliba, Flecha Bus y Andesmar SRL, camiones, algunas maquinarias pesadas del sector petrolero y agrícola. La firma incorporó en su planta de General Pico maquinarias de primer nivel, entre ellas una embandadora con características únicas en el país.
Manuel Mansilla, encargado de la planta en General Pico, se refirió a la realidad empresarial y las expectativas futuras en cuanto a desarrollo productivo. «Inauguramos hace dos años pero el trabajo intenso comenzó a mediados de 2018, comenzamos con cuatro personas y en la actualidad somos veinte. La planta es modelo, de última tecnología, a la par de la que usan empresas similares en otros países, no tenemos nada que envidiar», señaló previo a confirmar que la producción de neumáticos recuperados alcanzó las 2 mil unidades mensuales.
Los neumáticos reconstruidos en la planta provienen de empresas con desarrollo de actividades en la Argentina, pero la capacidad instalada le permitiría, salvando una serie de trámites provinciales y nacionales pendientes de concretar, pasar a nivel de reconstrucción de neumáticos importados. En ese sentido, Mansilla precisó que «la idea es poder hacer de 3 a 4 mil neumáticos por mes, pero hay un tema de Aduana que no nos permite avanzar para hacerlo ya que para ello debemos importar los cascos».

Expansión.
Con respecto a la presencia de otros emprendimientos similares a nivel nacional, el encargado de la planta en General Pico afirmó que «prácticamente somos los únicos por el nivel de producción que tenemos y podemos seguir expandiéndonos si nos aseguran mayor aporte de energía eléctrica. Es un trámite que comenzamos con la cooperativa local, la obra civil está terminada, vamos a instalar dos máquinas nuevas una vez que Corpico nos conecte la energía pedida en diciembre».
El aporte energético permitirá a la empresa elevar su nivel de respuesta a los pedidos de los clientes, cuestión que se ve impedida por la falta de provisión del fluido eléctrico. «Queremos producir más y eso se concretará con la instalación de las dos máquinas y la incorporación de otras 20 personas», puntualizó Mansilla.
Para el largo plazo, la firma proyecta incursionar en el reciclado de caucho y para hacerlo comenzó a tramitar las certificaciones correspondientes que la habiliten para avanzar con esa actividad adicional.
Finalmente, Mansilla destacó aspectos que a su modo de ver, coadyuvaron para que la empresa tenga este pasaje productivo exitoso dentro de un contexto nacional complejo. «En la Zona Franca encontramos agilidad de movimientos, ventajas impositivas inigualables, seguridad, la ubicación adecuada y por sobre todas las cosas un recurso humano de excelencia, eso la hace distintiva», concluyó.