“Una epidemia de desprestigio”

COMENZO REUNION DE LA COMISION IBEROAMERICANA DE LA ETICA JUDICIAL

“La ausencia de ética judicial o su deformación ha causado una epidemia de desprestigio que, de manera impostergable, debemos remediar progresivamente para recuperar la hoy limitada legitimidad de ejercicio”, expresó Elena Victoria Fresco, presidenta del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, al inaugurar la XIV Reunión Presencial de la Comisión Iberoamericana de la Ética Judicial.
El cónclave, que se prolongará hasta hoy, contó con la presencia de representantes de nueve países. Se trata de una instancia que se encarga de facilitar la discusión, difusión y desarrollo de la ética judicial a través de publicaciones o de la realización de cursos, seminarios, diplomados y encuentros académicos.

Los participantes.
Está conformada por David Ordóñez Solís (España), Fernando Alberto Castro Caballero (Colombia), María May Ducommun (Chile), Miryam Peña Candia (Paraguay), Justiniano Montero Montero (República Dominicana), Elena Martínez Rosso (Uruguay, Luis Porfirio Sánchez Rodríguez (Costa Rica) y Alma Consuelo Guzmán García (Honduras). Solamente estuvo ausente Panamá. Eduardo Fernández Mendía, que fue electo por nuestro país en representación de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Jufejus), es el único integrante que no es juez de una corte nacional sino provincial.
En el acto de apertura estuvieron además de la titular del STJ, quien ofreció el discurso de bienvenida, el vicegobernador Mariano Alberto Fernández, los ministros del máximo organismo judicial provincial Fabricio Luis Losi y Hugo Oscar Díaz; y el ministro de Gobierno y Justicia, Daniel Pablo Bensusán, entre otras autoridades.

Transmitir valores éticos.
La CIEJ está conformada por jueces de Cortes Supremas -u organismos análogos- y Consejos de la Magistratura. Esta fue la primera vez que el cuerpo delibera con su nueva conformación, elegida este año durante la XIX Cumbre Judicial Iberoamericana realizada en la ciudad ecuatoriana de Quito.
Elena Fresco agradeció especialmente a los integrantes de la Comisión por haberse trasladado a La Pampa y señaló que era un privilegio poder recibirlos. El ministro del STJ, Eduardo Fernández Mendía, en su condición de integrante de la CIEJ por la Argentina, resaltó la necesidad de transmitir valores éticos desde la Justicia, por su rol esencial como poder del Estado.
A su vez, el secretario ejecutivo de la CIEJ, David Ordóñez Solís, abogó para que crezca la confianza de los ciudadanos en el servicio de justicia, y planteó la necesidad de que “la sociedad vaya de lo individual a lo colectivo” y que “busque un punto de equilibrio entre nuestros derechos y los derechos de los demás”.

Reformas legislativas.
En el cierre de los discursos, Bensusán destacó que La Pampa “inició procesos de reformas legislativas de normas procesales para garantizar los derechos de los usuarios y las víctimas, y asegurar la calidad del servicio de Justicia”; en tanto Fernández abogó para que “todos profundicemos el significado de la palabra ética”, e instó a discutirlo no solamente en el ámbito de la Justicia sino también en el resto de los poderes.
De la ceremonia inaugural también participaron el subsecretario de Justicia y Registro Públicos, Diego Fernando Alvarez; la directora general de Justicia, Liliana del Carmen Sierra; el camarista Rodolfo Fabián Rodríguez, en su condición de vicepresidente del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de La Pampa; y la coordinadora del Centro Público de Mediación y Resolución Alternativa de Conflictos Judiciales, María del Carmen Fava.

Más disertaciones.
Por otra parte en el Fuero Penal del Centro Judicial de Santa Rosa, hubo disertaciones a cargo de los argentinos Rodolfo Vigo y Luis Francisco Lozano, quienes por la mañana participaron de las deliberaciones debido a su condición de ex miembros de la CIEJ.
Vigo, un destacado jurista que fue ministro de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y presidente de la Jufejus, entre otros cargos, se refirió a “Actualidad y problemática de la ética judicial”; y Lozano, ex secretario ejecutivo del cuerpo y actual presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires, se referirá a “El objetivo de desarrollo sustentables, 16º de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. La ética judicial y los jueces argentinos”.
Finalmente, concluyendo las charlas disertará Ordóñez Solís acerca de “Etica, derecho disciplinario y derecho penal aplicado a los jueces. La experiencia en la España democrática 1978-2018” y un encuentro de los especialistas extranjeros con jueces argentinos.
“Espero que la semilla que sembremos en esta reunión germine fecundamente para el bien común de la República”, sostuvo la presidenta del STJ, Elena Victoria Fresco.

“Estricto código de ética”
“Creo firmemente que La Pampa posee un Poder Judicial con conciencia ética, y que sus magistrados han estado históricamente a la altura de los acontecimientos”, dijo el vicegobernador Mariano Fernández, en la apertura del cónclave.
Agregó que “el desafío que tiene el sistema judicial es volver a relacionarse con la comunidad que, por diversos motivos descree de la independencia judicial. En este contexto el Poder Ejecutivo debe lograr una Justicia que esté a la altura de lo que la sociedad demanda”.
Sostuvo que “estos espacios de discusión propenden al objetivo. Los principios éticos son aplicables y deben ser difundidos en todos los órganos estatales, no sólo en el Poder Judicial, sino también en los poderes Ejecutivo y Legislativo”.
El vicegobernador señaló que “la ciudadanía en su conjunto espera que las personas que asumen puestos de vital importancia, se rijan bajo un estricto código de ética”, lo que debe llevar a “capacitarse todo el tiempo”.
Fernández también consideró que el cónclave “es altamente positivo”, y que los funcionarios de los tres poderes deben asumir responsabilidades “no sólo en nuestra vida laboral, sino también en nuestra vida social”.

“Una gota de realidad”
Una marcada contradicción tuvo lugar en el tercer piso de la Ciudad Judicial, precisamente en el Fuero Penal, donde se estaba desarrollando el encuentro Iberoamericano de Etica Judicial.
Es que al momento de que comience el acto académico con las posteriores disertaciones de los ex integrantes del cuerpo, los argentinos Rodolfo Vigo y Luis Francisco Lozano, la presencia de Sergio García, el mecánico que quedó parapléjico luego de caer en un pozo mal señalizado en 2011 y que desde hace dos años comenzó a acampar en la Ciudad Judicial en reclamo de su indemnización, contrastó la charla sobre ética.
Mientras el ex ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Rodolfo Vigo, decía que “la ética es un discurso de la razón práctica dirigido al juez, al que procura convencer para que en su ser y en el parecer asuma un compromiso”, García miraba sentado sobre su silla de ruedas.
“La ética es un compromiso con la excelencia. Por ejemplo San Martín no tenía obligación jurídica, quizá le hubiera ido mejor si se quedaba, pero asumió el compromiso. Eso es excelencia”, dijo Vigo. En tanto, García aguardaba con un papel donde tenía anotado el mensaje que les quería hacer llegar a los profesionales.
García le comentó a LA ARENA que se acercó al encuentro porque le dio “intriga ver qué opinión tenían sobre la ética”. “Ya invité a pasar a algunos a mi casa para que sepan la realidad, porque están muy lejos. Escuchar hablar a semejantes eminencias, y yo sólo les vengo a traer una gota de realidad, porque el pueblo necesita justicia. Llevo dos años tirado en el piso, y ellos me hablan de ética en la cara”, declaró García.
Por último, sentenció: “El accionar de la Justicia me repugna, que sean tan hipócritas a veces. Después que ellos la disfracen con palabras bonitas, pero hablar de ética en una situación como la mía no se puede”.