Inicio La Pampa Una familia se enfrentó a tiros por una deuda

Una familia se enfrentó a tiros por una deuda

TRES DEMORADOS Y UN HERIDO

El episodio ocurrió el domingo por la noche: tres personas integrantes de una familia fueron a exigirle a un pariente que pagara una deuda económica y luego de una discusión hubo disparos al aire y golpes con palos. Uno terminó en el hospital con una fractura.
Una deuda económica entre dos hermanos fue el móvil suficiente para que uno de ellos, junto a dos de sus hijos, fuera a la casa del otro a intentar cobrarla, en principio, por la fuerza. La reacción del presunto deudor ante la insistencia de los otros tres, fue disparar al aire con un arma de fuego. El saldo final del enfrentamiento fue de tres demorados, que luego recuperaron su libertad y un herido hospitalizado tras recibir un golpe que le provocó una fractura en el codo. Por estos hechos todos deberán declarar mañana en el Ministerio Público Fiscal.
Fuentes judiciales confiaron ayer a LA ARENA que el episodio ocurrió el domingo en horas de la noche, aproximadamente a las 23. En ese momento un hombre, junto a dos hijos, llegó a una casa de la calle González y San Luis, en el barrio Plan 5.000, donde vive su hermano.
Los hombres iban a exigir el pago de una deuda. Sin embargo nunca pensaron que el deudor sacaría un arma de fuego y efectuaría al menos un disparo al aire.
Las fuentes consultadas dijeron que la discusión entre estos hermanos «tiene larga data» y que el hombre disparó -según él- «porque creyó que iban a ingresar a su morada por la fuerza».
Pese a las detonaciones, uno de los otros tres -no se indicó cuál de ellos- arremetió contra él con un palo y lo golpeó en el brazo para que soltara el arma de fuego. La agresión le provocó con una fractura en el codo y le valió incluso una visita al hospital Lucio Molas, donde fue intervenido.

Huída y detención.
Alertados por lo ocurrido efectivos de la Delegación Sur arribaron al lugar. Justo cuando llegaron, los tres hombres que habían ido a cobrar la deuda se estaban preparando para huir de la escena a bordo de una camioneta. Sin embargo fueron detenidos y llevados a la comisaría, donde permanecieron demorados durante algunas horas, hasta que se dispuso su libertad.
Por la agresión los tres deberán ir hoy a declarar como imputados frente a la fiscal de Delitos Contra las Personas. Se los acusará, en principio, por causarle lesiones al familiar. En tanto que, la otra persona, deberá asistir para que se lo impute por abuso de arma, aunque podría recibir además otra calificación.