Una fiesta sin heridos

PIROTECNIA EN NOCHEBUENA

Durante la Nochebuena y la Navidad no hubo que lamentar heridos por pirotecnia como así tampoco se registraron siniestros viales en la capital pampeana.
Según informaron fuentes sanitarias de los hospitales Lucio Molas y Evita a LA ARENA, no se registró el ingreso de pacientes lesionados por la utilización de pirotecnia en Santa Rosa.
Por otra parte, fuentes del área de Accidentología aseguraron a este diario que tampoco hubo siniestros viales en la ciudad durante la Nochebuena y las primeras horas de la Navidad. “No hemos registrado accidentes de tránsito ni en Nochebuena ni en lo que va de la Navidad”, expresaron los voceros policiales consultados.
En Santa Rosa se encuentra en vigencia la ordenanza municipal Nº 5526, que prohíbe en la capital pampeana la fabricación, venta, tenencia, guarda, acopio, depósito o cualquier otra modalidad de comercialización mayorista o minorista como así también manipulación de cualquier elemento pirotécnico y/o cohetería.

Mascotas agradecidas.

Casi no se advirtió el uso de pirotecnia en la ciudad, y después de la medianoche -cuando se empezaba a celebrar la Navidad- se puede señalar que no se produjo el estruendo de años anteriores.
Cualquiera que se dirigiera de un lugar a otro podía sí observar la presencia y el lento circular de vehículos policiales, pero en general un escaso movimiento. Aunque era habitual que se escucharan estampidos y el cielo se vistiera de bengalas de colores, eso no sucedió en esta fiesta navideña.
Las mascotas -sobre todo los perros- que suelen ser afectadas por los estallidos puede decirse que tuvieron tranquilidad. A lo lejos se escuchó alguna que otra explosión, pero por suerte muy lejos de lo acontecido en años anteriores.
No se sabe si esta situación se dio porque los vecinos han tomado conciencia que es un modo de festejo que altera los ánimos de muchos -y sobre todo de los animalitos-, lo que no estaría mal y parecería ser un avance; o por la crisis económica que también afecta, más allá que la comercialización está prohibida pese a que se suele dar de igual manera.