Inicio La Pampa Una fila de 200 metros para poder cargar nafta

Una fila de 200 metros para poder cargar nafta

CRUZ DEL SUR ABASTECIO COMBUSTIBLE

Durante el apagón masivo que dejó sin electricidad a todo el país, la estación de servicio YPF Cruz del Sur, ubicada en el acceso sur de la ciudad de Santa Rosa, sobre la ruta nacional 35, funcionó normalmente y operó al 100% de su capacidad. De esta manera, le garantizó el combustible a todos los habitantes de la ciudad de Santa Rosa, que formaron una larga fila que llegó hasta el Parque Industrial.
La estación cuenta con un equipo de alimentación eléctrica que le permite continuar su actividad sin inconvenientes durante cortes de energía. No solo los viajeros que recorrieron las rutas provinciales y los camioneros decidieron cargar combustible en esta YPF, sino que muchos vecinos de Santa Rosa se acercaron a abastecerse. Por otra parte, responsables de instituciones y consorcios con grupos electrógenos también fueron atendidos para poder recargar esos equipos y mantenerlos en marcha.

Una fila de 200 metros.
Por momentos hubo más de 200 metros de cola y centenares de autos y camiones esperando. Gustavo Becker, supervisor de las estaciones de servicio de Grupo Norte, explicó a LA ARENA que «las estaciones ruteras, Cruz del Sur y Padre Buodo, cuentan con equipos que les permiten funcionar al 100% durante un corte de energía. Además, la empresa mantiene una política de stock de combustibles que le permitió atender durante la jornada a más de 1.500 vehículos».
En relación a los clientes que se acercaron, comentó que «durante la mañana fue mucha gente que circulaba por la ruta, pero al mediodía, se comenzó a formar una larga cola con vecinos de la ciudad. Además, muchos camiones que circulaban necesitaban reaprovisionarse. Tuvimos nueve personas atendiendo en la playa todo el día y cinco más en el YPF Full. Así y todo, la gente tuvo que esperar. Les pedimos disculpas por esas demoras, pero no dábamos abasto».
«Quienes venían para recargar sus grupos electrógenos los atendimos en forma prioritaria. Entre ellos, gente de edificios, instituciones de salud pública y privada, entidades públicas, el Banco de La Pampa», sostuvo Becker.

«Funcionó 12 horas».
Por su parte, Pablo Semper, responsable del Area Técnica de Grupo Norte, informó que «el equipo que funcionó a pleno fue instalado hace poco tiempo. Se trata de una importante inversión realizada pensando en contar con total autoabastecimiento. Hoy (por ayer) fue la prueba de fuego, funcionó durante casi 12 horas y permitió que todo el complejo estuviera operativo, incluidas las cocinas, cámaras frigoríficas, bombas de combustibles y de agua, iluminación, etc. Lo monitoreamos todo el día y no hubo inconvenientes. Por momentos se superó la barrera de los 80 amperes, salió todo muy bien, nos da la tranquilidad de que se justificó semejante inversión».
Mientras corría la tarde, comenzó a sumarse gente que fue a cargar los celulares a la estación de servicio. Allí, se vieron todos los enchufes ocupados y cafés con medialunas circulando en cada mesa.