Inicio La Pampa "Una gestión caprichosa"

«Una gestión caprichosa»

ELENO OPINO SOBRE EL EJECUTIVO MUNICIPAL

En diciembre se cumplieron tres años de la asunción de Leandro Altolaguirre como intendente de la ciudad de Santa Rosa. La gestión, que inició con un conflicto gremial con el SOEM, se caracterizó por cerrarse sobre sí misma, no escuchar las críticas o aportes de los vecinos y por generarse conflictos como el caso de los lavacoches, los vendedores ambulantes, cruces con concejales, oficialistas y opositores, las antenas para telefonía celular, la falta de avances con el Plan Director y la crisis del transporte de colectivos.
El concejal del Partido Justicialista, Araldo Eleno, habló con LA ARENA y manifestó que se trata de «una gestión poco permeable al diálogo, las sugerencias y al trabajo en equipo fuera de un pequeño circulo que rodea al intendente. Creo que es una gestión caprichosa, que no asume errores. Hemos visto que, ante una opinión diferente, esta gestión va al choque».
Consideró que se trata de una gestión que «tiene las prioridades cambiadas». En ese sentido, remarcó que «le falta presencia en las calles y convocar a distintos espacios, como el Consejo Consultivo de Comisiones, que le permitiría tener otras miradas. La ciudad está abandonada, está sucia y en mal estado. El único que esta haciendo obras es el Gobierno Provincial».
Araldo Eleno preside el bloque de concejales del PJ desde el cual se han presentado muchos pedidos de informe que no han tenido respuestas. «En los pedidos de informes, prácticamente no hemos tenido respuestas. En general, la mayor cantidad tiene que ver con obras», expresó.

Excusas.
El estado crítico de la ciudad y su falta de capacidad para solucionarlo es una de los mayores cuestionamientos que se le realizan al intendente. En ese sentido, Eleno manifestó que «ésta gestión siempre buscó excusas para justificar la falta de obras. La primera época era la falta de recursos, que la municipalidad no tenía recursos. Nosotros desde el bloque le decíamos que si tenían, en plazo fijos, pero no los quería gastar. Cuando esto se supo, la Provincia puso a disposición recursos para hacer las obras y la Municipalidad empezó a fallar en la parte administrativa».
En ese sentido, Eleno denunció la subejecución de fondos en las obras del Barrio Butaló. «Si vos miras el presupuesto de este año, la municipalidad hizo un presupuesto de 120 millones, con fondos de la Provincia. De esos 120 millones, se ejecutó menos del 10%».
Esta situación, sumado a la falta de respuestas por parte del Ejecutivo municipal, motivó un pedido de interpelación al secretario de Obras, Servicios Públicos y Planeamiento Urbano, Pablo De Dios Herrero, que se aprobó por unanimidad en la última sesión del año.
Eleno manifestó que «nosotros hubiésemos querido hacerlo de otra manera, porque lo que buscamos es poder dialogar, a veces tenemos para hacer preguntar o sugerencias. No solo de los concejales, sino de los vecinos o colegios de profesionales se han acercado a sugerir ideas para mejorar algo en el barrio o evitar problemas en la ciudad».
A su vez, cuestionó la actitud por parte de la actual gestión y remarcó que «lo que hacen directamente es ignorar. Que ignoren a los concejales bueno, pero que ignoren a un particular que quiere hacer algo ad honorem para solucionar un problema en beneficio ciudad es una falta de respeto».