Inicio La Pampa "Una intermitencia produce caída de todos los sistemas"

«Una intermitencia produce caída de todos los sistemas»

EL DELEGADO DEL PAMI LOCAL HABLO DE "PROBLEMA NACIONAL"

El delegado local del PAMI, Enrique Juan, reconoció que la obra social de los jubilados tiene inconvenientes con la emisión de recetas electrónicas, como denunciaron días atrás los médicos de cabecera, y reveló que se trata de una falla de «orden nacional» que «afecta a todos los sistemas».
El funcionario precisó que no se trata solamente de un problema con las recetas, «sino que es un problema del sistema en el cual se gestionan los distintos trámites: órdenes de prestación, altas, movimientos de los afiliados».
En ese sentido, explicó que en ciertos horarios se genera «una intermitencia de conexión y produce la caída de estos sistemas» y que esta «saturación de datos» se produce a nivel central en los servidores que sostienen los sistemas en Buenos Aires, «a partir del alto tránsito de datos e información en las horas pico».
De esta manera, sostuvo que «es un problema que afecta en general a todos los sistemas: al de registro, al de las instituciones en el cual nos mandan a solicitar el pedido de autorización para las practicas». A su vez, sostuvo que la falla «nos perjudica a todos: a nosotros que no nos permite hacer el normal ritmo de trabajo, a los afiliados que tienen la incomodidad de que por ahí se acercan a hacer una gestión en hora pico, coincide con una caída y no la pueden realizar en el momento, y a los médicos que quieren hacer una receta electrónica y en ese momento no la pueden hacer».

Problema del orden nacional.
El titular del organismo remarcó que se trata de «un problema de orden nacional y que en ciertos horarios afecta no solo a la receta sino a todo el servicio». Se trata de «una ralentización en los sistemas que terminan con la caída total y la imposibilidad de acceder en un momento determinado» que generalmente «se produce en hora pico».
Según indicó, la falla se viene arrastrando desde la semana pasada y actualmente se encuentra trabajando «la gente del Departamento de Informática de PAMI, junto con el proveedor y el prestador de sistemas» para solucionarlo.»Veníamos trabajando con total normalidad y arrancó a principio de la semana pasada y no se ha normalizado», añadió.

Planes de contingencia.
Ante este problema, Juan comentó que se trabaja con «procedimientos de contingencia» y que «se hacen en forma diferidas las tareas». De todas maneras, reconoció que «obviamente genera incomodidades para todos: afiliados, médicos, instituciones, la gente que está atendiendo en la línea de atención».
«No depende del ámbito local poder solucionarlo, los equipos técnicos a nivel central están tratando de solucionarlo», insistió.
Con respecto a los pacientes que necesitan diariamente su medicación, el funcionario macrista explicó que «eventualmente tenemos la alternativa de la receta manual para la mayoría de los medicamentos, el procedimiento anterior al de receta electrónica se mantiene vivo como contingencia, con lo cual existen estos talonarios que tienen el código QR de identificación, el cual se escanea y se puede hacer el seguimiento de la receta, que es válido en estas circunstancias».
Sin embargo, para la medicación de pacientes diabéticos «esta alternativa manual fue dada de baja antes». Pero, sostuvo Juan, «sí se puede trabajar de forma diferida y no es que es un medicamento que en general uno lo compra cuando no tiene más. Por eso es que no hay urgencias, las instituciones la resuelven y después se carga en forma diferida. Si un afiliado va al médico y en ese momento no puede hacer la receta, la puede hacer con posterioridad».

No es definitivo.
Juan aclaró que no se trata de «un problema definitivo», sino que «son intermitencias» que se producen en horario pico. «En general de 10 a 12, se producen. Después el sistema fluye normal», afirmó.
«Por eso se le comunicó a los afiliados a través de los mails que si hay cuestiones que no son urgentes, que pueden tener un tratamiento diferido, lo difieran para la semana que viene y no saturen el sistema en el momento crítico. Las alternativas están y a ningún paciente le va a faltar lo que necesite», completó.