Inicio La Pampa Una interna con baja participación

Una interna con baja participación

LOS POLITICOS VOTARON POR LA MAÑANA: LOS PRECANDIDATOS LE HUYERON AL CALOR

Entre las 9 y las 12.30 votaron todos los precandidatos santarroseños y también los dirigentes de las fuerzas políticas que disputaron la interna abierta, simultánea y obligatoria que se llevó a cabo el domingo. La baja participación de votantes, sobre todo en las escuelas donde debían votar los independientes, fue la marca que tuvo esta inédita elección interna de febrero que abrió el calendario desdoblado de los comicios pampeanos. Es la primera vez, desde 1983 a esta parte, que los cargos provinciales y locales se votan por separado de los nacionales.
El que asistió más temprano fue Carlos Javier Mac Allister, quien sufragó en el Colegio Provincia de La Pampa. Originalmente, se había informado que el precandidato a gobernador de Cambiemos lo haría a las 11.30, pero luego modificaron el horario. El «Colo» llegó de la mano de su pareja al establecimiento y realizó declaraciones a la prensa antes de ingresar.
Dijo que estaba conforme con el trabajo de campaña porque había recorrido la provincia en varias oportunidades, reuniéndose y conociendo personas. Además, destacó que tenía fiscales en cada una de las mesas.

«Si no gano, sigo trabajando».
«Estoy muy orgulloso de todos los pampeanos, y estoy convencido que nos espera un gran futuro. ¡Que sea un buen domingo para todos! #Elecciones2019 #LaPampa», escribió en su cuenta de Twitter, pasadas las 10, junto a una fotografía del momento en que introducía el sobre en la urna. Fue en la mesa 712, donde el concejal radical Marcos Cuelle era uno de los fiscales, en este caso, de la lista rival a la del precandidato.
Ante los periodistas, se mostró confiado en ganar, pues según su opinión, el electorado de Cambiemos sabía cuál de las dos propuestas, la de él y la de su rival, el radical Daniel Kroneberger, apuntaba a un modelo diferente de provincia que el actual, liderado por el PJ desde 1983 en forma ininterrumpida.
Cuando le consultaron qué pasaría con su carrera política en caso de sufrir una derrota frente a su rival, el radical Daniel Kroneberger, el ex futbolista aseguró: «Si no gano, lo que pasa siempre, sigo, trabajo… Perdí muchos partidos en mi vida y después volví a jugar el próximo. Y también gané. Desde que estoy en la política fui electo diputado en 2013, en 2015 perdí la interna (a senador con el radical Juan Carlos Marino) y luego volví con todo y la única provincia patagónica donde (Mauricio) Macri ganó el balotaje fue La Pampa. En 2017 dijeron que habíamos puesto un pibe que no lo conocía nadie, pero trabajamos y recorrimos y Martín Maquieyra ganó la interna y estoy casi convencido que también la general. Y ahora, en 2019, estoy convencido que vamos a ganar la interna y también la general».

«Campaña complicada».
Mac Allister sostuvo ayer que la campaña para los candidatos del oficialismo que compiten en elecciones anticipadas «es un poco más complicada» que para el resto porque la Argentina recién se está «empezando a recuperar de una crisis importante».
El ex funcionario nacional confió en que «con el correr de los meses, la imagen del presidente (Mauricio Macri) va a ir subiendo cada día», pero resaltó que los signos de recuperación «todavía no se ven reflejados en el bolsillo de la gente».
«Por esta razón, los que estamos más cerca del presidente podemos tener una situación un poco más complicada, pero yo soy optimista y hemos hecho una muy buena campaña», agregó en declaraciones que formuló ayer a Radio 10 y que reprodujo desde Buenos Aires la agencia Noticias Argentinas.
Mac Allister reconoció que existe «una situación complicada con las tarifas». En este sentido, remarcó que el país «tenía un atraso enorme» en varios sectores y señaló que «en 65 años hicieron los mismos kilómetros (de ruta) que Macri en 4 años».
«En octubre, la Argentina va a presentar una recuperación importante, pero para los que nos tocan los elecciones un poco antes, es un poco más complicado», agregó.
En declaraciones formuladas antes del cierre electoral, Mac Allister dijo que tenía «una gran expectativa» aunque lamentó la poca participación de los votantes.
«Es una elección complicada porque es 17 febrero, hace 35 grados de calor y no son obligatorias», señaló finalmente.

El cambio llegó en micro.
Un grupo de jóvenes militantes del PRO llegó a Santa Rosa el sábado a la noche desde la Capital Federal en un micro rentado. Vinieron a trabajar para Carlos Javier Mac Allister, el precandidato a gobernador de Mauricio Macri en La Pampa. Activos en las redes sociales, publicaron varias fotos de ellos en el micro, antes, durante y después del viaje. También se mostraron juntos en el local partidario de «el Colo».
«Con el equipo rumbo a La Pampa a hacerle el aguante al @Colomac», escribió Tomás Armúa, de 20 años, oriundo de Berisso, quien acompañó su mensaje con los hashtag: #Colo2019 y #PasoAPaso.
«La Juventud del PRO Argentina haciéndole el aguante a @Colomac», twitteó la presidenta del espacio de jóvenes macristas, Camila Crescimbeni, de Buenos Aires, junto a una foto de ella y otros militantes porteños y bonaerenses en el local de la avenida Luro.