“Una ley absolutamente necesaria”

SILVIA GALLEGO Y LA IMPLEMENTACION DE LA PARIDAD DE GENERO PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES

El año próximo se debería poner en vigencia la ley de Paridad de Género, en virtud de la cual debiera haber el mismo número de hombres y de mujeres en las listas de los distintos partidos políticos.
“La sociedad ya no tolera expresiones machistas”, dijo la ex senadora nacional Silvia Gallego, al hacer referencia a la importancia de la Ley de Paridad de Género que determina que en las listas para elecciones el porcentaje de hombres sea igual al de mujeres. Autora de numerosas iniciativas progresistas -tanto en su paso por la Legislatura provincial como en el Congreso-, con LA ARENA señaló que “el machismo es transversal en la sociedad”, y que en los partidos políticos son expresiones que continúan vigentes aunque admitió que “algo está cambiando”.
Silvia Gallego, ex ministra de Bienestar Social, diputada provincial y senadora, es actualmente integrante del equipo de Norma Durango en el Senado de la Nación, conversó con LA ARENA y también hizo referencia a la despenalización del aborto.

-¿Cómo ve la posibilidad de la paridad de género?
-Ya está vigente como ley nacional, lo que hay que hacer acá es una adhesión. De todas maneras habría que mirarlo bien cómo está y ver si es de orden público, es decir, si necesita o no reglamentación. Cuando hicimos la ley de violencia contra las mujeres, entraba en vigencia en todo el territorio del país sin reglamentación.

-¿Y qué opina de su necesidad.
-Que es absolutamente necesaria.

-¿Hay machismo en los partidos políticos?
-Por supuesto que hay. El machismo es trasversal en la sociedad. Está en nuestros compañeros como en todos lados.

-Pero debería admitir que en muchas de sus compañeras también. ¿O no?
-Es cierto, a veces las compañeras también repiten los modelos. Es decir, las mujeres también reproducimos conductas y una lucha cotidianamente para cambiarlo. Y está cambiando positivamente en los actores más importantes, porque hoy es políticamente incorrecto pasarse de la raya y generar una expresión machista. Les guste o no les guste, porque la sociedad ya no lo tolera, y lo señala. Y a veces lo señala con rudeza.

-Más allá de lo que expresen públicamente algunos políticos, ¿no es una posición forzada que adoptan, precisamente porque es políticamente correcta?
-Si es una posición forzada allá ellos. Las pautas culturales se construyen y se cambian, a veces porque es lo políticamente correcto y no tienen más remedio, o porque a lo largo del tiempo se da efectivamente el cambio. Cuando nosotros trabajábamos en la ley de la cuota del 30% éramos unas locas y nos costó mucho trabajarlo al interior de nuestro partido. En Pico siempre se respetó el 30% por lo menos en Convergencia. En otros sectores se ha hecho muy difícil.

-¿Cómo van a manejar el tema en el partido?
-El problema que tenemos en el partido es que la Justicia, en un fallo arbitrario, lo ha intervenido. Por eso la presencia de Marín en Buenos Aires resultaba importante, para buscar la normalización y la unidad, que es el elemento fundamental. Vamos a ver cómo seguimos desarrollando la vida del partido.

-¿Qué opinión te merece la ley de despenalización del aborto?
-Creo que ninguna mujer es pro aborto, pero lo que sostenemos es que es una realidad: que históricamente ha sido el método anticonceptivo de los pobres. Esto es una realidad, en principio porque los métodos anticonceptivos aparecen en Argentina en la década del 60, antes de eso solo existía el profiláctico, y no todos los hombres lo han querido usar. Por lo tanto, el aborto ha sido el elemento de control de la natalidad por parte de las mujeres.

-¿Por qué cree que hay legisladores que todavía se siguen negando a esto?
-Primero porque ellos creen que pueden imponerle a la sociedad sus creencias morales y religiosas. Como ex legisladora, creo que nadie le puede imponer a nadie la forma de pensar y de actuar en la vida, y entiendo que uno tiene la responsabilidad de legislar para todos. Nadie obliga a hacer una intervención voluntaria del embarazo. Lo que uno está planteando es que la mujer pueda decidir sobre su embarazo.

-¿Cree que saldrá la ley en el Senado?
-Parece que todo está muy a la par. Tienen mucha incidencia algunas provincias más conservadoras del norte. Hay gente que ha cambiado posturas en estos días, y no pierdo expectativas de que ante la gran movilización de los sectores populares los números sean favorables para su aprobación. Porque esto es aborto clandestino o aborto legal, y esto significa muchas vidas.

-Usted trabajó en distintas leyes de relevancia.
-Sí, hemos trabajado bastante. Por ejemplo estuve impulsando la de Procreación Responsable, Violencia Familiar, Licencias Especiales de los Empleados de la Administración Pública, sobre todo las madres. En niñez trabajé sobre la creación del fuero de Niñez y Familia, que fue la primera; además sobre la adhesión a la Convención Internacional de los Derechos del Niño, y también sobre la libreta sanitaria.