“Una ley que cambia la esencia”

PRESIDENTE DE CAMARA INMOBILIARIA CRITICO LA LEY DE INQUILINOS

La nueva ley de alquileres, que impulsa el gobierno de Cambiemos, tuvo dictamen favorable en la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados de la Nación, y podría ser aprobada en las próximas semanas. Se trata de una iniciativa que contempla contratos por tres años y comisión inmobiliaria a cargo del propietario, entre otros aspectos.
En Capital Federal está en vigencia desde hace un tiempo, y en La Pampa hace pocos días se promulgó luego de haber sido aprobada en la Legislatura. Esto despertó la disconformidad del Colegio de martilleros, quienes plantearon sus críticas y advirtieron que no solo va a perjudicar su profesión, sino tampoco va a favorecer a los propios inquilinos.
“Tenemos el diario del lunes respecto a lo que pasó en Capital Federal. Los alquileres subieron un 30% en Capital, y se retiraron de la oferta otro 30% de los inmuebles”, manifestó el presidente de la Cámara Inmobiliaria de La Pampa, Pedro Arpigiani, quien fue entrevistado en el programa televisivo de la CPE “La parte y el todo”.

-¿La ley se ha presentado en todas las provincias del país?
-Han presentado en todo el país. Lo que sucede es que mientras que el Código Civil no modifique la ley de alquileres, era muy poco lo que se podía hacer en cada provincia. Entonces empezaron a buscar cuál era la forma de generar algún tipo de beneficio al inquilino, que se lo considera el sector más débil, y lo hicieron a través de la modificación de legislaciones de honorarios de actividades profesionales inmobiliarias. Lo lograron en La Pampa y Río Negro.
En Capital hay una cartelización, cosa que acá no ocurre. Acá alrededor del 50% del mercado de alquileres está en manos de los particulares, por lo tanto las inmobiliarias somos un servicio de opción, no obligatorio.

-¿Es coincidente o consecuencia que un gobierno que tiene políticas de reducción del salario, esté buscando ahora abaratar los costos de alquilar?
-Claro, quieren abaratar con el bolsillo ajeno. Sin duda que no hay una cuestión consecuente porque ni siquiera están los gobiernos provinciales cuando sacaron estas leyes, donde trasladan el costo de la intermediación nuestra. Esto lo que hace es decir: vamos a economizarle el ingreso a la vivienda, pero no vemos la cuestión salarial, ni tampoco cosas más sensibles que es decir yo voy a rentas con un contrato de alquiler, y me están cobrando un sellado, y si el inquilino se va, vuelven a cobrar el sellado. Tampoco estamos incentivando a alguien a invertir en inmuebles cuando ingresos brutos siempre tiende a subir. Entonces contribuyamos a que los inquilinos tengan mejor ingreso.

-Hace unos años el precio de un alquiler estaba al 1% del valor de la vivienda, y hoy está a una tercera parte.
-El tema es que los salarios han quedado muy rezagados con el valor de las viviendas.
Los alquileres tienen un mercado que es el techo que justamente es la capacidad del asalariado para pagar ese alquiler. Por eso este fenómeno fue impulsando los valores hacia arriba y lo construido fue desdibujando esta rentabilidad del 1%. Hoy una inversión no se recupera en menos de 10 años, por lo tanto casi toda la vida útil de un inmueble está destinada a recuperar esa inversión.

-¿Esta ley nacional va a afectar el ritmo de construcción de departamentos?
-Yo creo que esa inversión tenía dos o tres factores que la potenciaban que no eran solamente el alquiler, que eran casi circunstanciales, sobre todo con las torres que han proliferado tanto en Santa Rosa. Como nadie puede construir un edificio, se cae cautivo de las empresas constructoras que realizan estos departamentos.

-¿Qué puede pasar si no hay modificaciones a la ley provincial y la nacional?
-Tenemos el diario del lunes respecto a lo que pasó en Capital Federal. Los alquileres subieron un 30% en Capital, y se retiraron de la oferta otro 30% de los inmuebles.

-¿Puede pasar acá?
-Puede ser, estamos a una semana de la vigencia de la ley. Veíamos una ausencia de inversión en inmuebles. Por una cuestión básica de los movimientos financieros de los últimos meses.

-¿La relación inquilino propietario es siempre una relación de tensión?
-Como administrador de muchos inmuebles, la mayoría de los inquilinos son buenos. Hay un alto porcentaje de buenos inquilinos, que son buenos clientes de las inmobiliarias. Acá tenemos el cliente propietario y el inquilino, lo que hacemos es juntar partes. Estas leyes modificarán la esencia nuestra, que lo que hace es acercar partes sin representar a ninguna. Por lo tanto, cualquier ley que traslade nuestros honorarios a una sola de las partes estaría desequilibrando, e iría en contra del Código, por lo tanto sería inconstitucional en principio. Si la ley nacional modifica el Código de Comercio, ahí sí tendría un asidero.

-¿Hay una posibilidad de que las inmobiliarias entren en crisis?
-Por supuesto, porque estarían desnaturalizando nuestra profesión. El propietario es tan cliente como el inquilino. Eso ha sido el objeto de nuestra profesión desde siempre, y ahora hacernos representantes de una de las partes, como pretende la legislación, es hacernos mandatarios del propietario.

-¿Cuantas personas trabajan en inmobiliarias en La Pampa?
-Hay 300 inmobiliarias, y cada una debe tener 2 empleados. Hay un caudal de gente que se vería afectada. Yo califico a esto como leyes para la opinión pública, que no va a beneficiar al sector que pretende. Acá va a pasar lo mismo. En 30 años no se modificaron la condiciones para alquilar: mes de alquiler adelantado, mes de comisión inmobiliaria, y el mes del depósito. Luego se fue dejando el mes de depósito. Estamos con ausencia de programas habitacionales hace muchos años, y están tratando de administrar la escasez.