Inicio La Pampa Una pyme de Castex tiene que pagar más de $90 mil de...

Una pyme de Castex tiene que pagar más de $90 mil de luz

HELADERIA PFEIFFER

«Las políticas económicas de este Gobierno nacional nos hizo la «Triple Nelson». Hicieron un combo perfecto: apertura indiscriminada de las importaciones, tarifazos impagables y rompieron el consumo interno. Con este régimen económico es imposible seguir adelante», analizó -entre resignación y humor- el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y
Servicios de Eduardo Castex, Darío Pfeiffer.
Por su parte, el empresario Oscar Intronatti reconoció que personalmente «tenía otra expectativa con este gobierno (nacional), creí que este país lo manejaba un empresario y creo que me equivoqué». (ver aparte)
Los tarifazos ya aplicados, la inflación, la suba del dólar y la caída del consumo generan una situación altamente preocupada para las pequeñas y medianas empresas. La tradicional heladería castense, de la familia Pfeiffer, se encontró con un recibo de luz que osciló entre los
90 y 100 mil pesos; mientras que la fabrica de ataúdes, de la familia Intronatti, rondó los 40 mil pesos, solamente de energía eléctrica.

«No hay forma de salir».
El industrial Darío Pfeiffer recordó que las entidades mercantiles desde 2016 están advirtiendo que las políticas macristas no solamente pretendían quitar los subsidios de los servicios públicos, sino también dolarizar las tarifas que provocarían «aumentos indiscriminados».
«Nosotros en 2016 estábamos pagando 0,98 pesos el kilowatt industrial y ahora pagamos 6,77 pesos el kilowatt. Así no hay forma de salir adelante con esta política económica. Ratifican que este es el único camino, pero este no es el rumbo, esto es el derrumbe», planteó Pfeiffer. Y ejemplificó: «Entre 25 y 30 pymes cierran todos los días, 250 mil empleos formalizados se perdieron en 2018, cierres por todos lados».

-¿Cómo hace una pyme familiar para pagar más de 90 mil pesos de energía eléctrica?
-Tenés que pagar y no te podés atrasar, entonces reducís el stock de mercadería y tratás de buscar de otro lado para destinarlo a eso. No hay fórmulas mágicas para solucionar esto.

-La caída del consumo afecta mucho en un producto estacional, porque más allá que ahora se consume todo el año el fuerte es la temporada estival para el helado.
-Todos los meses se cae entre el 7 y 8 por ciento el consumo en el país. Cayó el 40 por ciento el consumo de pan, que es un producto básico, pero hoy la gente no consume pan. Y el pan no es caro, teniendo en cuenta los aumentos que hubo, entonces se redujo la ganancia de los panaderos y llega un momento que terminan cerrando porque se endeudan trabajando.

-¿Analizan reducir la cantidad de empleados?
-El empresario lo primero que hace es reducir gastos, y cuando no puede hacerlo más, termina reduciendo el personal. La gente que se queda sin trabajo, no consume. Y así se potencia la caída del consumo. Nosotros no tomamos más personal, pero mantenemos los empleados que teníamos ya desde 2016. Es una política empresarial que tenemos desde hace 50 años, y no la pensamos cambiar.

-¿Cerraron comercios que comercializaban sus productos?
-Hay muchos lugares que cerraron o cambiaron de rubro. En este momento buscamos nuevos nichos, pero tenemos clientes de muchos años. Mantenemos los clientes, con menos consumo. Tampoco es conveniente expandirse mucho con nuevos clientes, porque el costo del gasoil también influye. Este es imparable y se va agravando día a día porque dolarizaron el sistema
de impuestos y tarifas de servicios públicos.

“Tenía otra expectativa”.
El empresario Oscar Intronatti reconoció que “tenía otra expectativa con este Gobierno (nacional), creí que este país lo manejaba un empresario y me equivoqué”. El propietario
de la fábrica de ataúdes detalló que actualmente cuenta con una decena de empleados, e indirectamente supera esa cifra porque tiene tercerizado la fabricación de las metálicas y los tapizados.
“Todos los aumentos complican, porque el gas, la luz y el combustible son insumos necesarios. Hoy no sabés para qué lado arrancar, pero las cooperativas no son culpables de los aumentos, porque los incrementos los fija Nación y las cooperativas también están afectadas por las medidas económicas” del macrismo, analizó.
“No podemos todos los meses aumentar a nuestros clientes los precios de los ataúdes, más allá que nos estamos comiendo los aumentos de nuestros insumos. Pero, nosotros tenemos como clientes a las cooperativas que no están atravesando un buen momento”, reconoció.
El entrevistado consideró que no es viable un país donde genere mayores ganancias “la timba financiera” que la producción. “Hoy si tenés plata física no te conviene invertir, se la prestas al gobierno y te paga el 60 ó 70 por ciento, y no renegás con los precios, los cobros y los gremios. Pero, esto ya paso en algún momento y sabemos como terminó, y hay que tener mucho cuidado porque esto algún corte tiene que tener, porque estas políticas económicas son inviables”, dijo Intronatti.
“Nosotros seguimos apostando a la producción”, ratificó. Y destacó que actualmente las inversiones extranjeras no llegarán, porque “no hay reglas claras” y “no hay confianza” en la política económica.