“Random”: una vidriera bien pampeana

Ana Araniz y Rosana Rodríguez llevan adelante “Random”, una feria que cumple un año promoviendo emprendimientos con identidad bien provincial. Hoy harán una nueva edición con 19 marcas de distintos rubros.

Fortuito, aleatorio o casual dice la traducción al castellano de esa palabra de origen inglés. Es algo fruto del azar cuyos resultados son desconocidos y, por lo tanto, inesperados. Con el uso masivo de las nuevas tecnologías, random se popularizó como una palabra más porque todo es aleatorio: desde la canción que aparece por sorpresa en el celular hasta la “gente que quizás conozcas” en Facebook. Y mucho de eso se puede encontrar en la Feria Random donde productos de elaboración pampeana se juntan para mostrarse y vender, compartir y relacionarse. Y para sorprender.

“Nuestra idea es esa, que haya mucha variedad y cantidad y que se genere un flujo de gente por la feria para que miren y se lleven algo. Hay rubros muy distintos y desde el primer momento las marcas se prendieron y acompañan en cada fecha. Ya hay una identificación porque se sabe que es producción pampeana y eso tiene un valor agregado. Hoy es algo que se tiene en cuenta”, resaltan Ana Araniz (35) y Rosana Rodríguez (32), dos santarroseñas que se conocieron en medio de stands y producciones propias y decidieron poner en marcha ‘la Random’, una feria que justo hoy cumple su primer año de recorrido.

La Random abrirá sus puertas (con entrada gratuita) de 18 a 22 en el patio de la casa ubicada en Villegas 275, en el centro de la ciudad. Allí habrá 19 stands con ofertas de indumentaria para adultos y niños, objetos de cosmética natural, objetos de arte, cerámica, accesorios en cuero y géneros textiles, encuadernación artesanal, ilustraciones, artículos deco-hogar. También habrá oferta gastronómica: de comida y de cerveza artesanal, además de artes visuales y de un disc jockey en vivo.
“Las dos tenemos nuestras propias marcas y cuando empezamos a charlar e intercambiar opiniones surgió la idea de hacer un ‘showroom’ con dos o tres marcas más. Pero la lista enseguida se agrandó y ya no había lugar, así que dijimos ‘¿y si hacemos una feria?’. La intención era tener una identidad, convocar a emprendimientos con la misma sintonía, generar cosas con materia prima de acá, que no sean productos de reventa”, contó Rosana que tiene en “Un Poco Cuerda” su marca de accesorios hechos en tela.
Ana, que es diseñadora textil, tiene en “Ludo” una marca de ropa y accesorios para niños además de objetos de decoración. Las dos también exponen y venden sus productos en una feria que se hace una vez al mes y que ya se ganó un nombre entre las ofertas de productos tan pampeanos como originales.

Feria

“Mucha gente nos pregunta si se hace todas las semanas o más seguido, y es una vez al mes aunque estamos pensando en hacerla cada 15 días. Por ahora lo organizamos de esta manera porque implica una gran movida. De todas maneras desde el primer día todas las marcas ofrecen toda la ayuda, soluciones, empuje. Hubo una fecha en que se llovió todo y decidimos meternos en la casa, ¡éramos 18 emprendimientos! pero la gente vino igual. Eso es lo mejor, las ganas de todos de hacer algo distinto y que sirva”.
Esa identificación “con lo pampeano” que tiene la Random también se trasladará a los stands de la próxima Expo Pymes (del 3 al 5 de mayo en el autódromo de Toay) donde tanto Ana como Rosana ya tienen experiencia en mostrar sus productos.
“Cuando vienen las marcas a ofrecerse para la Random un poco que les ‘exigimos’ que vayan a las ferias, que participen, que se sumen. La Expo Pymes es una vidriera espectacular y de hecho ahí nos empezamos a conocer nosotras porque nos llamó la atención los productos y las etiquetitas que hacía cada una. Son oportunidades para mostrar que se pueden hacer cosas además de hacer contactos, y eso la gente de la provincia también lo valora”, coinciden.

¿Ustedes notan en la Random que hay un público que aprecia “lo pampeano”?

“Sí, hay como una nueva movida con eso, con valorar a la gente de acá y que si comparás, en muchas cosas, no hay nada que envidiar a lo de afuera. Creo que son cambios en el consumo que se van generando y está muy bueno. Nosotras tenemos esa búsqueda además de sumar marcas con las que nos sentimos identificadas. Lo bueno es que las que vienen no es que quieren cuidar su espacio y listo, al contrario, no tienen problema en traer otros emprendimientos y compartir el lugar”.
Tercer Ojo Encuadernaciones, Arauca Carteras, Quiqui Designs (restauración de bicicletas antiguas), Jacinta Indumentaria, son algunas de las marcas que tuvieron su lugar en este suplemento y registran su paso por la Random. Marcas emprendedoras con sello pampeano.

“Tenemos claro que el nuestro es un espacio de intercambio comercial pero también de creatividad. Se genera un contacto directo con el emprendedor y no hay intermediarios, siempre estamos abiertas a marcas de otras localidades, de otros lugares para que puedan aprovechar la vidriera de un lugar por el que pasa mucha gente”, destaca Ana.
“Y está claro que se puede tomar como un paseo, venir a tomar algo o comer, pero nuestra idea siempre es que fluya, que la gente circule y adquiera algún producto. Es una apuesta por difundir lo que se hace acá”, aportó Rosana.

Diseño, originalidad, música, gastronomía. La Random festeja hoy un año y lo hace ratificando que “una nueva experiencia de compra es factible, con emprendedores de La Pampa que trabajan, producen y venden con calidad y sello local. Ojalá lo que viene sea para ratificar y ampliar este espacio”. Un lugar donde lo aleatorio tiene sentido.