Unifican pena por un robo calificado

PRISION EFECTIVA

Un pintor de 25 años fue condenado ayer a tres años de prisión efectiva por ser autor del delito de robo calificado por haber sido cometido en lugar poblado y en banda, y además se le unificó esa pena con otra anterior, en una pena única de ocho años de prisión.
La jueza de control de Santa Rosa, María Florencia, a través de la salida alternativa del juicio abreviado, dio por probado que el 27 de mayo de 2017, a la noche, el imputado Fabián Andrés Echeverría -junto a Maximiliano Echeverría y Marcos Damián Fernández- le sustrajo a un hombre 250 pesos, las llaves de un Peugeot 206 y un celular en el pasillo de una vivienda de la calle Jujuy. Ello ocurrió luego de agredirlo “mediante golpes de puños y patadas”, detalla el fallo.
El abreviado fue convenido entre la fiscala Leticia Pordomingo, el defensor oficial Juan José Hermúa y el propio imputado, quien es apodado “Cachete”, tiene antecedentes penales y permanece detenido. El damnificado, al ser informado sobre los alcances del acuerdo, también dio su conformidad y dijo que no le interesaba ser informado sobre eventuales planteos defensivos que pueda presentar Echevarría antes de salir en libertad.

Evaluación.
Maza evaluó, en otras pruebas, la declaración de la víctima, los testigos de otras dos personas, el acta de secuestro de prendas del acusado y Fernández, fotografías, informes del Servicio de Sanidad Policial, del médico forense, de la División Criminalística de la Policía (Sección Química Forense) y del Laboratorio de Genética Forense.
Los hechos se acreditaron “no solo por los dichos del propio damnificado, sino por las manifestaciones de sus hijos, quienes como aquél, reconocieron a las personas que los agredieron -dijo la magistrada-. Además coincidieron las prendas que le fueran secuestradas a Echeverría, al momento de su demora, con las descriptas por esas personas como las que vestía uno de los agresores, las cuales incluso tenían manchas de sangre (…) Por otra parte, las lesiones constatadas en el cuerpo de la víctima se condijeron en un todo con lo relatado por él, en cuanto al modo de producción de las mismas, como consecuencia de la agresión sufrida”.
Con relación a Maximiliano Echeverría (23, albañil) y Marcos Fernández (19, lavacoches), ambos ya habían sido condenados el 30 de noviembre, en un juicio abreviado, a tres años en suspenso también por robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda. Al segundo le agregó otro delito, robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa, por un segundo hecho (intentó sustraerle a un joven una campera, tras ponerle un cuchillo en el cuello).
Con respecto al antecedente de Echeverría, el 15 de agosto del año pasado, otro juez de control, Carlos Matías Chapalcaz, y en otro abreviado, le había impuesto seis años de prisión por robo calificado, por haber causado lesiones de carácter graves por la violencia ejercida.