Inicio La Pampa "Vamos por 40 años de gobierno del PJ"

«Vamos por 40 años de gobierno del PJ»

EL GOBERNADOR VERNA SALUDO CALUROSAMENTE A LA MILITANCIA QUE PERMITIO RECUPERAR SANTA ROSA

La liturgia peronista se instaló desde hora temprana en la sede partidaria, donde poco después del cierre del comicio -y a minutos de comenzar el escrutinio-, el lugar se fue colmando de afiliados y simpatizantes, hasta que explotó con la llegada del gobernador Carlos Verna, del presidente del PJ Rubén Hugo Marín, y los candidatos ganadores del sufragio.
«En la próxima campaña nos van a decir que vamos por los 40 años de gobierno peronista en La Pampa», dijo a los presentes el primer mandatario provincial, que lucía exultante recién llegado desde General Pico donde una de sus discípulas, Fernanda Alonso, se había consagrado como la primera intendenta mujer de la ciudad norteña.

Se esperaba algo importante.
Ya para el mediodía un despliegue significativo de cables y equipos -dispositivos de sonido y pantallas, incluso fuera del edificio- estaban anticipando que algo importante estaba por pasar. Por la tarde, un importante números de cámaras de televisión, marcaban la escenografía, mientras de a poco el local se iba completando de gente, con banderas que expresaban «Sergio Ziliotto gobernador», y también con partidarios que se iban acercando, muchos de los cuales fueron forzados a tener que seguir desde la calle las alternativas de lo que pasaba adentro por las pantallas ubicadas en la vereda.

Aplausos y vítores.
El anunciador Jorge Nicoletti fue amenizando la espera -la conferencia de prensa de los candidatos se iba a realizar en un hotel de Avenida Luro y Argentino Valle, recién a las 21-, y no faltaron los bombos, la música y la entonación a todo pulmón de la Marcha Peronista.
Los primeros resultados volcados en una pantalla ubicada en el escenario del Salón de Actos «Eva Duarte de Perón», enseguida marcaron las primeras ventajas para los candidatos del justicialismo: «Sergio Ziliotto 66%, Kroneberger 31.9%», mostraban los primeros números, con los postulantes de otras fuerzas políticas mucho más lejos. Los aplausos, los vítores, y la rápida conclusión -confirmada con sucesivos datos- que daban la pauta que en general el PJ se imponía ampliamente en la provincia, y que se recuperaban localidades muy importantes como Intendente Alvear, Victorica y otras, fueron dando paso a una enorme alegría.

Llegan los ganadores.
Carlos Verna, Rubén Marín, Sergio Ziliotto, Mariano Fernández y Luciano Di Nápoli, alrededor de las 22, llegaron casi juntos y fueron ascendiendo al estrado, donde también se pudo advertir al ministro de Gobierno Juan Pablo Bensusan, y a la viceintendenta electa Paula Grotto.

El triunfo «no es un regalo».
El primero en dirigirse a los presentes -ovacionado- fue Rubén Hugo Marín… «Desde el ingreso hasta aquí creo que perdí el stent que me pusieron esta semana…» bromeó el ex gobernador, de alguna forma mostrando cuál fue el afecto que sintió en su propio cuerpo cuando era saludado por los militantes.
Marín se refirió al «orgullo» que sentía, y destacó «al compañero gobernador» por «la defensa de los intereses y la dignidad de los pampeanos». Enseguida dijo que el resultado obtenido «no es un regalo de los pampeanos… sino una consideración» por lo que el peronismo ha hecho en nuestra provincia.
Les pidió a los militantes que «sean generosos» en el tiempo que falta con aquellos que serán gobierno hasta el 10 de diciembre. Finalmente reconoció que «el peronismo me dio todo políticamente… pero yo también le di todo». Finalizó pidiendo a los peronistas que le den el respaldo a Sergio Ziliotto, «porque todos son macanudos cuando las cosas andan bien», pero no suele suceder lo mismo cuando no es así.

A los militantes de Santa Rosa.
El gobernador Carlos Verna no dudó en saludar enfáticamente a la militancia de Santa Rosa. «Los felicito, y también a Luciano Di Nápoli», completó.
Verna manifestó que se puede tener «miedo cuando hay que entregar el gobierno a otro que no es peronista», y por eso estaba muy satisfecho de dejarlo en manos de Sergio Ziliotto.
«En la próxima campaña nos van a decir que llevamos 40 años en el gobierno», ironizó, «y vamos por muchos más para el bienestar del pueblo». Agregó que el peronisno no está «con la timba financiera, ni con el aumento de la pobreza. Con Marín ya cumplimos entregando el mandato a otro peronista… ahora les toca a ustedes», finalizó.

«Espero estar a la altura».
Luciano Di Nápoli mostró su orgullo «por ver el partido reventado (sic)» de simpatizantes. «Agradezco a los ciudadanos y ciudadanas de Santa Rosa», dijo, en tanto aseguró que desde el 10 de diciembre en la municipalidad de Santa Rosa habrá «un gobierno que los escuche y piense en la gente de cualquier signo que sea».
Después hizo referencia al sector que pertenece, y reivindicó las figuras de Néstor Kirchner y Cristina, esperando «estar a la altura» del cargo que deberá asumir.
Destacó la importancia «del gobernador Verna y el presidente del partido (Rubén Marín) por el armado del frente» que les permitió llegar a la victoria, a la vez que reconoció a las otras fuerzas políticas que lo componen.

Historia de triunfos.
El vicegobernador Mariano Fernández saludó especialmente «a la militancia de Santa Rosa y de la provincia» que permitió continuar «con la historia de triunfos» del peronismo en La Pampa.
Se dirigió a su compañero de fórmula, Sergio Ziliotto, sosteniendo que estará con él «en las buenas y en las malas»; y aseguró que el gobierno provincial «seguirá diciendo las cosas cuando corresponda, en La Pampa y en la Casa Rosada».
Se dirigió a Verna y Marín gratificado por que hayan trabajado para una provincia que permita «seguir soñando con la inclusión. Para seguir siendo orgullosamente el Partido Justicialista Distrito La Pampa», indicó.

«Nos vamos a romper el alma».
«Recuperar Santa Rosa es mérito de ustedes», para que a la municipalidad «vuelva a entrar la justicia social», dijo el electo gobernador Sergio Ziliotto.
Pidió ir por más, «nunca bajar las banderas del Justicialismo para ganar la Argentina… para que llegue al gobierno alguien que entienda al país como peronista, con justicia social, independencia económica y soberanía política».
Tomó el compromiso de continuar trabajando «junto a Mariano (Fernández) y los intendentes para que La Pampa siga siendo peronista. Nos vamos a romper el alma», prometió.
«Vayamos por más futuro»,dijo en el final mientras se empezaba cantar la Marcha Peronista, al finalizar el multitudinario festejo.