Van a juicio por transportar 200 kilogramos de marihuana

LA FISCALIA ELEVO PEDIDO AL JUZGADO FEDERAL DE SANTA ROSA

El fiscal federal de Santa Rosa, Leonel Gómez Barbella, solicitó la elevación a juicio oral y público de la causa en la que están acusados Darío Amarilla Cantero y Luciano Federico Ruiz, por el delito de transporte de estupefacientes en carácter de coautores.
Los hombres acusados fueron detenidos a fines del año pasado cuando transportaban unos 200 kilos de marihuana que estaban fraccionados en 229 trozos compactos en panes (también conocidos como “ladrillos”) que estaban ocultos en el interior de un auto Chevrolet Spin.
Precisamente, el hecho investigado se produjo el 3 de noviembre a las 2.55 cuando la Policía Federal detuvo un auto Volkswagen Gol Trend que conducía Amarilla Cantero -de nacionalidad paraguaya- en el puesto caminero de la localidad de Catriló de la ruta nacional 5, y detrás se detuvo un taxi Chevrolet Spin manejado por Ruiz -argentino-.
En ese momento, un can llamado “Rocko” adiestrado para la detección de estupefacientes reconoció la presencia de sustancias en la parte trasera y puertas del taxi, que viajaba de este a oeste. La calidad del estupefaciente secuestrado fue confirmada por la pericia química realizada por el área de Científica de la Delegación de la Policía Federal Argentina en la ciudad de Bahía Blanca.

“Coordinados”.
El transporte era realizado “en forma coordinada” por los imputados, según la acusación de la fiscalía. La función de Amarilla Cantero era “abrir camino” y dar aviso a Ruiz sobre la existencia de posibles controles policiales en la ruta nacional, a fin de que los eluda con la finalidad de que la droga llegase a su destino en la ciudad de Neuquén.
En su presentación realizada ante el juez federal Juan José Baric, que ahora deberá analizar el pedido de elevación a juicio de la investigación, el fiscal Gómez Barbella manifestó que los dos acusados se conocían, al argumentar que existen conversaciones telefónicas entre ambos. “Viajaban comunicados todo el tiempo”, destacó.

Cocaína.
Por otro lado, el juez Baric indagó ayer a un hombre de 38 años que fue detenido por la Policía Federal durante una recorrida de rutina en la avenida Luro. Tenía cuatro kilos de cocaína en una mochila. Por este hecho, se realizó un allanamiento en su casa de la calle Río Quinto y Cavero.
El hecho ocurrió el jueves a las 2 de la madrugada cuando la policía detectó en la vía pública a dos personas en actitud sospechosa y al acercarse, ambos hombres escaparon en bicicleta. Uno de ellos fue detenido y permanece en ese estado, mientras que el otro está prófugo.
Durante el registro del domicilio, se encontró un arma calibre 9 milímetros cargada, una balanza casera, dinero en efectivo y otros elementos de interés para la causa que se inició en el fuero federal.