Vecinos denunciaron graves problemas sanitarios

Un grupo de vecinas y vecinos del barrio Río Atuel de esta ciudad denunció este jueves que el consorcio “no colabora en nada” para llegar a una solución frente a los graves problemas cloacales y de la red de agua potable que presentan sus viviendas: una situación que obliga a algunos de ellos a vivir en otros domicilios.
El grupo vecinal ofreció ayer una conferencia de prensa en la que advirtió que podría presentarse ante la Justicia con una denuncia contra dicho Consorcio del barrio debido a que sus integrantes no fueron a una reunión con la comuna santarroseña, junto al gobierno provincial, en la que se analizaba incluir las obras de saneamiento en el Plan de Mitigación que se realiza en distintos barrios de la capital pampeada.
“El barrio tiene 36 años y está todo colapsado: los problemas están en las casas con los pisos hundidos y las paredes rajadas. Esto empeora cada día y ahora que se viene el calor el olor a cloaca es insoportable, hay muchos chicos jugando en los parques en el barrio con las aguas servidas ahí en el piso”, denunció Marta Bruno, una de las vecinas afectadas.
Según se denunció ante la prensa, el Consorcio no permite el ingreso de los camiones de Dagsa para desobstruir los canales de la cloacas porque, “con su peso, dañan las veredas internas del barrio. Hoy no tenemos respuesta de nadie”.
La conferencia se realizó en el departamento de la tira 27 donde funciona la biblioteca de la ONG La Poderosa. Allí, el piso se hundió. Los vecinos denunciaron “al presidente (del Consorcio) Oscar Reynoso, a la administradora Graciela Rodríguez, y a la secretaria María Ester Fredes y toda la comisión porque en febrero de este año le dijeron a la vecina Marta que iban a realizar las obras de cloaca que permitiría resolver su problema, pero estamos a 11 de octubre y no han hecho nada”.
Marta Bruno dijo que hace dos años que vive “prácticamente” en la casa de su madre y que la situación le generó, entre otras cosas, problemas psiquiátricos.
“Denunciamos la desidia del consorcio, porque los derechos que ejercemos como vecinos los conquistamos nosotros. Ni un convenio de pago querían otorgarnos, nos indigna que vengan a querer rematar nuestras viviendas cuando son quienes dejaron al barrio en la desidia”, señalaron.

Emergencia.
Iván Alarcón, integrante de La Poderosa, señaló que el intendente Leandro Altolaguirre tuvo una reunión con el ministro de Obras Públicas de la provincia, Julio Bargero, para pedirle que incluya al barrio Río Atuel en las obras del Plan de Mitigación.
También recordó que en junio los denunciantes ocuparon la Banca del Vecino en el Concejo Deliberante y, a los pocos días, los concejales recorrieron el barrio y coincidieron en que las viviendas están inmersas “en emergencia sanitaria”.
“El consorcio tiene jurisdicción porque el barrio está sometido a un régimen de propiedad horizontal. Pero en realidad, la mayoría de las viviendas son del IPAV, son viviendas sociales y por lo tanto son del Estado. El consorcio se queja de que pagan 150 vecinos, pero cuando se organizan y está la posibilidad de generar obras para el barrio, no van a las reuniones”, protestó.