Vecinos piquenses vieron un “lagarto overo” en el patio de su taller

En General Pico, en el taller de camiones de la familia Bajo, observaron una inusual criatura en su patio. Se trata de un “lagarto overo” y su tamaño, sorprendió a los trabajadores.

Franco Bajo, en diálogo con LA ARENA, contó: “El video lo capturó mi primo, que es uno de los chicos que trabaja en el taller de mi tío. Hace un año que lo está viendo, pero nunca lo había podido filmar”. Asimismo, explicó que intuyen que la cueva está dentro del predio del taller pero, son en ocasiones esporádicas cuando lo ven.

Vale destacar que el taller se encuentra ubicado a la salida de General Pico, más precisamente en la rotonda camino a la localidad de Dorila.

Según información brindada por la fundación Alihuén, el nombre científico de esta especie es Tupinambis merianae, mientras que su denominación vulgar es “lagarto overo”.

Tiene un tamaño de aproximadamente 40 cm. Posee un tejido de gran tamaño, con extremidades posteriores largas, cabeza prolongada, escamas dorsales ovaladas muy pequeñas y coloración oscura con manchas transversales blancas.

El cuerpo es de hasta 400 mm o más entre hocico y cloaca, con cola larga casi el doble y cabeza prolongada y esbelta, comprimida, sin particular desarrollo de la región del masétero y contenida aproximadamente 4 veces en la longitud del cuerpo. Posee extremidades posteriores largas, alcanzando el hombro. Dos grandes pliegues gulares, el inferior más hondo. Abertura auditiva con pliegues en la región lateral del cuello.

El patrón de coloración es bien característico. La cabeza es olivácea; el dorso es asimismo oliváceo, a veces muy oscuro, con bandas transversas negras y puntos negros intercalados; desde la nuca a la punta de la cola, y en las extremidades, manchas redondeadas blancas con tendencia a formar líneas transversales. Ventralmente amarillento con bandas negras transversas irregularmente quebradas; manchas negras irregulares en la garganta; bandas negras transversas en la superficie inferior de la cola.

En cuanto al hábitat y comportamiento, por su gran tamaño y agresividad las presas de merianae son ya animales de ciertas dimensiones, aves, pequeños mamíferos, además de insectos, moluscos, peces, anfibios y hasta frutas; el alimento preferido son los huevos.

Si son molestados, presentan un enérgico comportamiento intimidatorio y pueden llegar a morder con mucha eficacia o a golpear fuertemente con la cola, especialmente a los perros. Son óptimos nadadores, pudiendo quedar sumergidos mucho tiempo.

Son ovíparos, la postura ocurre en noviembre y en enero ya se halla a los recién nacidos, pero puede haber otra postura tardía a fines de marzo. Los huevos alcanzan un largo de 45 mm. Los Tupinambis parecen presentar hibernación en el período invernal.

Su distribución abarca las regiones noreste y pampeana de Argentina: Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fé, Provincia de Buenos Aires. En Chaco llega hasta Pinedo; en La Pampa es frecuente en la zona oriental; en San Luis hasta El Morro, en Córdoba se halla en Río Cuarto y de allí hasta las sierras, como en Calamuchita.

Además de la Argentina su área de distribución es amplia: Uruguay, sur de Brasil, zona costera de Brasil y gran parte de las regiones amazónicas.

Mirá el video: