Verna, con los jefes comunales

INTENDENTES

El gobernador Carlos Verna se reunió ayer en Santa Rosa con los 58 intendentes justicialistas de La Pampa. Si bien hubo especulaciones respecto a una posible cumbre preelectoral, las fuentes consultadas lo negaron. Afirmaron en cambio que el mandatario los juntó para explicarles los motivos de la postura de los diputados nacionales del PJ La Pampa respecto del proyecto de Presupuesto 2019 que en la madrugada de la víspera logró la media sanción de la Cámara de Diputados.
El encuentro comenzó a las 10.30 y finalizó minutos antes de las 13. El gobierno no difundió información oficial al respecto. “Dio un informe, no se tocó nada que tuviera que ver con la política o candidaturas. Se habló de la situación del país, del presupuesto y de por qué se abstuvieron nuestros diputados”, dijo el intendente de Ingeniero Luiggi, Oscar Zanoli, uno de los presentes en Castelvecchio, el lugar elegido para el cónclave.
El jefe comunal dialogó ayer por la tarde con Radio Noticias 99.5. “Es un presupuesto que nos genera mucha preocupación, sabemos que hay recortes en los sectortes más sensibles, como la Universidad Nacional de La Pampa, Desarrollo Social, Educación, Salud y en programas de niñez y adolescencia y para la mujer. Esto preocupa porque luego nos alarmamos mucho cuando ocurren cosas con nuestros niños. Es alarmante porque se recorta para pagar más de 600 mil millones de pesos de intereses de la deuda externa. Es lo que está dictando el FMI”, sostuvo.

-Pero los diputados del PJ La Pampa no votaron en contra, se abstuvieron. ¿Por qué?
-Cuando a La Pampa y San Luis nos sacaron el Fondo Federal Solidario (Fofeso), por no firmar el pacto fiscal, ninguna provincia se solidarizó con nosotros. No creo que esto haya sido un pase de facturas a las otras provincias, pero lamentablemente se está manejando así la Cámara y nuestros legisladores, por lo que tengo entendido, consiguieron beneficios para la provincia. Sergio (Ziliotto, diputado nacional) me dijo que era inviable votarlo bajo cualquier punto de vista. Entiendo que la abstención fue un arreglo. Cada legislador defiende los intereses de su provincia. Hay provincias del norte, donde hay intendentes que no tienen ni coparticipación y que no pueden pagar los sueldos si Nación no le gira dinero a la provincia para que luego se los gire a ellos. Hay provincias que son rehenes de su situación fiscal.

-¿Con un ajuste como este cómo se sigue?
-El gobernador nos dijo que hay que gestionar el doble, dedicarse el doble y hablar mucho con la gente. Esta situación nos trae aparejados otros problemas. En Ingeniero Luiggi dimos una pila de créditos de promoción industrial. Con esos subsidios hoy tenemos una tasa del 36% de interés, entonces más que productores y emprendedores tienen que ser magos. No quiero ni pensar cómo está el que tiene una producción con un crédito a tasa normal o tiene que cambiar cheques.
Sobre la situación social en su localidad, Zanoli ofreció números que demuestran la crudeza de la crisis. “En el pueblo hay una caja donde ingresa el dinero recaudado y eso se ha reducido. Teníamos una recaudación que iba de 65 a 70 por ciento, pero ahora bajó al 50 por ciento. Y la demanda social, que en febrero era de 200 mil pesos, el mes pasado ya se fue a 520 mil. El asalariado que gana 15 ó 20 mil pesos, que era alguien que el municipio no lo veía pidiendo ayuda, y que además tenía la posibilidad de mandar a sus hijos a estudiar, hoy no llega a fin de mes. La gente no puede hacer más esfuerzo. La canasta básica aumentó más del 50%, la harina de trigo aumentó más del 100% en el año. Es preocupante”, se explayó.