Verna: “Estamos más cerca que nunca”

EL GOBERNADOR DIJO QUE "CONFIA" EN LA JUSTICIA

“Mendoza se enfrasca en una discusión para no llegar a ningún lado, y el gobierno nacional se hace cómplice de esa estrategia. Seguimos confiando en la justicia, seguimos con la esperanza intacta de ver el río correr”, expresó el gobernador Carlos Verna, frente a una multitud de personas en la explanada de la Legislatura provincial, durante la inauguración de la Correcaminata “Pampeanos por el Atuel”.
Rodeado de funcionarios, diputados y militantes, el primer mandatario provincial se refirió a la “codicia” de Mendoza por el “progreso económico” en perjuicio de La Pampa. “El agua no conoce fronteras, fue la consigna del último Congreso Pampeano, y a veces la codicia tampoco conoce límites cuando violenta la naturaleza con el único fin de favorecer el progreso económico de algunos despreciando la vida de otros”.
En este sentido, declaró: “Que Mendoza nos provoque este despojo histórico no solo nos afecta a nosotros, impone también sus consecuencias sobre un ecosistema que ha conocido la muerte y que va a tardar décadas en recuperarse”. Además, advirtió que “esto afecta al mundo entero, que nos mira con sorpresa y sin entender que, por no destrabarse un problema político, estemos condenados al desierto”.

“Trasciende los gobiernos”.
Verna también recalcó que el reclamo por el río Atuel trasciende la gestión de su gobierno, y se inscribe en una demanda de “todos los pampeanos”.
“La bandera del Atuel no es la bandera de un gobierno, es una bandera que trasciende a todos los gobiernos. La bandera del Atuel no es la bandera de una institución, es una bandera que hermana a todas las instituciones, que une a toda la dirigencia, que acuerda con todos los sectores. La bandera del Atuel es el manto que abriga la esperanza todo un pueblo”, manifestó.
En tanto, señaló que el hecho de que La Pampa haya sido la última provincia en constituirse como tal no justifica que padezca el “despojo” de sus recursos naturales. “Nacimos tarde como provincia, pero no vamos a aceptar ni a permitir que, por nuestra juventud, nos condenen al sacrificio. La llanura templa nuestro carácter; el viento se hace motor enérgico de nuestros sueños; cada cardo que se cruza en cualquiera de nuestros caminos, es memoria de lo que representa el desierto”, expresó.

“Más cerca que nunca”.
El gobernador indicó que “estamos más cerca que nunca” de recuperar parte del caudal del río. “Tan cerca que hasta imaginamos que una de las próximas correcaminatas pueda llamarse ‘por la vuelta del Atuel'”, dijo, y subrayó que con el “esfuerzo” de las instituciones y de las personas que se manifiestan a favor de los ríos es que se movilizan las venas de nuestra tierra, esta tierra que, habiendo nacido como la última provincia mediterránea argentina, debemos impulsar entre todos, con nuestro orgullo pampeano, para que se convierta en hija pródiga de una Nación que nos debe el derecho de reconocer nuestra pertenencia”.

Ansiedad.
“Hoy corremos por el Atuel, es nuestra forma de contarles, a todos, nuestra ansiedad porque el Atuel vuelva a correr por nuestros suelos. Nosotros, como gobierno, somos los responsables de seguir avanzando con nuestras gestiones hasta que nos encontremos con el conflicto resuelto.
Juntos, demostramos que nuestra causa es una causa justa, nadie se atreve a negar que nos asiste el derecho, pero la verdad es que el río todavía no corre por el oeste pampeano y nuestros humedales siguen siendo desierto”, amplió el gobernador.

Instituciones intermedias.
Por último, agradeció y destacó el papel de las instituciones intermedias que vienen reclamando y trabajando por la recuperación de los ríos pampeanos desde hace décadas. “Como pampeanos, tenemos que ser conscientes y agradecidos a las instituciones que llevan una vida visibilizando y aportando su compromiso a este reclamo. La Fundación Chadileuvú, la Asamblea de los Ríos, la Universidad de La Pampa. Ellos han hecho su propia carrera que lleva décadas sin descanso”, finalizó.