Verna instruyó a legisladores que no voten el presupuesto

AJUSTE

“No se puede gobernar con una calculadora, en el medio hay gente. Vamos a seguir trabajando y dialogando, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia hacia la Nación”, dijo el senador Daniel Lovera, luego de que los legisladores nacionales del PJ estuvieran reunidos con el gobernador Carlos Verna, ayer por la mañana.
En el encuentro estuvieron, además del gobernador y su ministro de Hacienda, Ernesto Franco, los diputados nacionales Sergio Ziliotto, Ariel Rauschenberger y Melina Delú, y los senadores Daniel Lovera y Norma Durango. La coincidencia de los asistentes fue en línea con lo que ya expresado el primer mandatario, quien viene sosteniendo que nuestra provincia “no va a acompañar ningún ajuste previsto dentro del Presupuesto 2019”.

Que ajusten los que ganaron mucho.
“Estamos todos de acuerdo en que no vamos a acompañar ningún proyecto que sea de ajuste”, insistió Lovera. Por su parte Sergio Ziliotto manifestó que no se va a acompañar “ningún presupuesto con ajuste que afecte salarios, salud, educación y los recursos de los que menos tienen. El ministro de Hacienda Ernesto Franco, nos ha puesto en situación de las conversaciones mantenidas con el Gobierno Nacional acerca del Presupuesto y las analizamos en conjunto. La decisión es la que el Gobernador adelantó: no vamos acompañar ningún presupuesto con ajuste que afecte salarios, salud, educación y los recursos de los que menos tienen. Vamos a plantear, como alternativa, que aquellos sectores que han tenido enormes ganancias, y que pueden realmente hacer un ajuste, sean los que aporten en este momento y no pase por los que menos tienen”, enfatizó.

“Defensores del federalismo”.
Por su parte Daniel Lovera dijo: “Todos los legisladores del Partido Justicialista de La Pampa, y que hemos acompañado al gobernador Carlos Verna en las campañas, hemos dicho que somos defensores del federalismo y de los que menos tienen. Entre elegir a las empresas multinacionales y la gente, nos quedamos con la gente; entre elegir bancos o jubilados y docentes, nos quedamos con los jubilados y docentes. Este va a ser el debate y el diálogo que vamos a dar cuando nos toque debatir, primero en Diputados y después en Senadores”,.
Le adjudicó toda la responsabilidad de la situación del país “al Gobierno Nacional, con su presidente Mauricio Macri a la cabeza”, agregó.
Por su parte el ministro Franco puntualizó -y así lo informó a los legisladores- que dentro del plan de ajustes para el Presupuesto, Nación solicitó a La Pampa, que el Ejecutivo Provincial se hiciera cargo del pago del Fondo Nacional de Incentivo Docente.

Negativa pampeana.
Sobre esta cuestión el diputado nacional Ariel Rauschenberger expresó la negativa pampeana a esa posibilidad: “No estamos de acuerdo, creemos que si hay un ajuste no lo tiene que hacer la gente que menos tiene, sino las grandes empresas, por eso es que vamos a plantear alternativas para no reducir gastos únicamente, sino en cómo aumentar ingresos para equilibrar ese déficit que generó e incrementó este Gobierno Nacional. Si miramos el estimador mensual de actividades económicas durante el gobierno de Mauricio Macri, ha habido alguien que se llevó una diferencia en el sentido de que creció… y la pobreza sigue aumentando, la clase media sigue perdiendo. Entonces: ¿quién se llevó esa diferencia? Los grandes sectores concentrados de la economía”, indicó.

“La Pampa soportará esta embestida”
Para el senador Daniel Lovera el ajuste que quiere imponer el gobierno nacional para el próximo Presupuesto 2019, tiene que ver con “una manera de gestionar”, y “con las imposiciones del Fondo Monetario Internacional”. Para el legislador de General Pico “es m impensable gobernar despreciando el bienestar de la gente”, dijo después de participar de la reunión con el gobernador Carlos Verna.
-¿Qué conclusiones sacaron?
-Además de la información que nosotros manejamos de la esfera nacional, el ministro Franco nos dio hoy un pormenorizado informe de los impactos provinciales. Sabemos que nuestra provincia siempre ha trabajado con mucha autonomía y una profunda convicción federal, y de hecho el gobernador impulsó en su primer período la ley de descentralización que hoy le permite independencia de recursos a los municipios. En este contexto sabemos lo que como peronistas vamos a respaldar: no vamos a votar absolutamente nada que perjudique a las provincias ni que impacte en el bolsillo de los trabajadores de una manera tan negativa como podemos prever en la conformación del presupuesto nacional del año que viene.
-¿Tiene que ver el acuerdo con el FMI?
-Sí. Con el acuerdo con el FMI y con una forma de gestionar. Hoy estamos en un país conducido por empresarios que ven la realidad desde el gerenciamiento. Hay una diferencia fundamental entre gobernar y gerenciar; el que gerencia, no considera el valor humano de la sociedad, y para nosotros, desde el peronismo, es impensable gobernar despreciando el bienestar de la gente.
-¿Y qué esperan que ocurra con el presupuesto?
-Antes de que se apruebe el presupuesto que nos ponen a consideración es preferible seguir gestionando con el de 2018. El impacto del ajuste es transversal: educación, salud, seguridad, recreación, trabajo, consumo… No hay un área del Estado que se salve.
El único que siempre queda fuera de estas acciones de retracción es el que podemos llamar “mercado del lujo”. Ahí nunca impactan estas medidas económicas que hacen que el pueblo trabajador la pase tremendamente mal. Y sabemos que los pobres y la clase media trabajadora siempre han sido y son los motores genuinos de la economía. Este es el fin de una ecuación que nos confirma que no se puede hacer crecer a un país a costa del desprecio por las necesidades de su pueblo.
-¿Cómo ve esta situación en el espectro comercial?
-La recesión vino para quedarse. La clase media trabajadora y las clases menos pudientes en general terminan siendo las más castigadas porque están siendo usadas como variable de ajuste. Y aunque podemos achacar esto a la insensibilidad social de un gobierno es aún más grave. Esto no es sólo insensibilidad, es también desprecio; porque se está ignorando a la sociedad, se están abandonando los principios humanistas para reducir a las personas a una variable numérica en una tabla estadística.
-¿La Pampa puede soportar esta embestida?
-La Pampa va a resistir esta embestida porque es una de las provincias que, desde los principios ideológicos del peronismo, siempre construyó un Estado sólido y ordenado, pero el daño estructural nos va a resentir en el crecimiento como a las demás, con la ventaja de no contar con deuda y de tener una economía organizada con una administración muy cuidadosa. La Pampa está preparada para situaciones adversas y aun así es una de las que más fuerte alza la voz de alerta. No me imagino cómo va a resultar el impacto en otras latitudes de nuestro país que tienen una dependencia estricta con el Estado nacional.