Viajaba por la ruta 151, tuvo un brote psicótico y falleció

PUELEN: EL HOMBRE IBA A MENDOZA A PASAR LAS FIESTAS

Un vecino radicado en Junín de los Andes sufrió un brote psicótico cuando se conducía en una camioneta por la ruta 151 a la altura de Puelén, junto a su mujer. Cuando arribó la policía al lugar el hombre estaba muy alterado, trataron de calmarlo, pero se desvaneció y murió.
PUELEN – Un hombre de 42 años de edad, que viajaba junto a su pareja, murió de un infarto en la ruta nacional 151 en inmediaciones de Puelén. El fallecido, identificado como Diego Fernando Maldonado, sufrió un brote psicótico y protagonizó una insólita situación y cuando la personal policial, a quienes transeúntes avisaron, trataban de calmarlo se desvaneció en la banquina.
Fuentes policiales consultadas le contaron a LA ARENA el inusual suceso. El caso comenzó a desarrollarse entre las 9 y 10 de la mañana de ayer cuando Maldonado, acompañado por su pareja, una mujer de 42 años, viajaban a bordo de una Ford Eco Sport gris, dominio IPY 698, desde Junín de los Andes, donde residen, con destino final a la ciudad de Mendoza, de donde son oriundos. Pensaban pasar las fiestas allí porque ambos tienen familiares.
Quienes primero advirtieron la situación a todas luces irregular que ocurría a ocho kilómetros al norte de Puelén, en el kilómetro 178, fueron dos vecinos de dicha localidad que circulaban por la 151 en dirección a Algarrobo del Aguila. Ellos se encontraron con la Eco Sport estacionada en la banquina derecha y vieron a un hombre que corría alrededor del vehículo y que se tiraba arriba de la cinta asfáltica con claros signos de estar muy alterado. Por ello decidieron dar la vuelta, regresar al pueblo y dar aviso en la dependencia policial.
Cuando los responsables del destacamento llegaron al lugar se encontraron con un panorama inusual. Maldonado seguía en estado de alteración repitiendo la situación relatada por los vecinos mientras su mujer estaba en el interior del automóvil presa de un estado de nerviosismo total y en llanto.
Los uniformados trataron de disuadir al hombre que depusiera su actitud, pero el individuo continuaba moviéndose permanentemente y arrojándose sobre el asfalto. En un momento salió corriendo por la banquina y se desvaneció. De inmediato los policías le practicaron el protocolo de reanimación RCP pero no lograron sacarlo del supuesto ataque cardíaco y murió en el lugar.

Antecedentes psiquiátricos.
Ante este desenlace los funcionarios policiales dieron aviso a la Comisaría Departamental de 25 de Mayo, quien a su vez le dio intervención a la fiscal Eugenia Bolzan. Ante tal situación planteada, tanto el titular de la dependencia, subcomisario Juan José Martiní, como la fiscal, decidieron viajar hasta el lugar a fin de comandar las acciones periciales y administrativas.
En el lugar pudieron dialogar con la mujer que acompañaba a Maldonado. Aún presa del nerviosismo y la tensión por el momento vivido, les contó que el hombre tenía antecedentes psiquiátricos y de una arritmia, por lo que debía tomar un medicamento pero que hacía varios días no lo hacía.
También explicó que ambos son oriundos de Mendoza pero que residen en Junín de los Andes, donde Maldonado tiene una agencia de automotores. Viajaban a fin de pasar las fiestas con familiares.
El cuerpo de Maldonado fue trasladado a la ciudad de General Acha a fin de hacer la correspondiente autopsia. En tanto la mujer quedó internada en la sala médica de Puelén reponiéndose de la crisis nerviosa sufrida.