“Vinimos para quedarnos en Santa Rosa”

VUELOS

“Lasa viene para quedarse a Santa Rosa”, aseguró ayer el gerente comercial de la empresa, Luciano Alvarez, en el breve acto protocolar que se desarrolló en la confitería del aeropuerto local, luego de que minutos antes el Embraer tocara por primera vez pista como parte de su vuelo inaugural entre la ciudad de Neuquén y Mar del Plata.
Con varios pasajeros a bordo, una serie de invitados especiales del ámbito político y empresarial de las ciudades involucradas, el vuelo llegó a Santa Rosa alrededor de las 11.30 de la mañana y poco más de media hora después partió hacia Mar del Plata, donde se repitió el acto, ahora con un grupo de pampeanos sumándose a la comitiva.
“Es el día más importante para nuestra nueva compañía”, sostuvo y lo argumentó indicando que “desde hace algo más de un año venimos a Santa Rosa preparando estos vuelos y hoy podemos decir que aquí está el primer avión, ustedes lo pueden ver”.
“Vamos a seguir volando, hemos apostado a la conectividad de La Pampa con Mar del Plata y con toda la Patagonia y el sur chileno en su zona más turística”, agregó luego y detalló que el avión que estaba en pista “es el primero en su tipo, Embraer para 50 pasajeros, que vuela en el país” y explicó que por cuestiones técnicas ya resueltas hubo algo de demora que hubo en el inicio de las operaciones. Anticipó que “serán 12 en total que se van a ir sumando para cubrir todas las rutas anunciadas”.
Respondió ante los medios que “unas 300 personas tendrán trabajo en la compañía” y dijo que “por ahora en Santa Rosa son dos, que están en la oficina que tenemos aquí en el aeropuerto”.

Funcionarios y empresarios.
El secretario de gobierno municipal Fernando Pinna y el director de turismo Federico Roitman encabezaron la nómina de autoridades locales, a los que se sumó el diputado del PRO Maximiliano Aliaga y algunos empresarios, especialmente del rubro hotelero. Sebastián Silenzi, gerente general de Lasa, fue la principal autoridad de la línea aérea que compartió el vuelo.
Roitman fue el encargado de dar la bienvenida y resaltar la importancia que tendrá para la conectividad las nuevas frecuencias, que serán diarias con llegada a Santa Rosa desde Neuquén alrededor de las 11.30 de la mañana, partida hacia Mar del Plata con algo más de una hora de vuelo y regreso alrededor de las 15.45 con partida inmediata a Neuquén, base de operaciones de la empresa, sobre las 17.
Alvarez, por último, respondió qué una vez terminados los trámites aduaneros y burocráticos, el segundo Embraer se sumará a mediados de septiembre y luego en forma sucesiva los restantes, dependiendo los tiempos de los mismos trámites.

El vuelo a Mar del Plata.
Con algo más de pompa que en Santa Rosa, el aeropuerto “Astor Piazzolla” de la ciudad de Mar del Plata recibió el vuelo inaugural de Lasa. El intendente de la ciudad, Carlos Fernando Arroyo (PRO) encabezó la recepción que incluyó una mini delegación de la tradicional Guardia del Mar y a la primera y segunda princesa nacional del mar, junto a dos autobombas que permitieron cumplir con el tradicional rito de arrojar agua sobre el avión en su primera ingreso a plataforma.
“Estoy contenta, voy a poder ver a mis nietos después de un largo tiempo”, dijo a LA ARENA una señora mayor a la que le tocó ser parte del vuelo inaugural de la empresa y estoicamente esperó la demora extra en la escala Santa Rosa por el breve acto protocolar.
Reiterando conceptos y apuro (“queremos respetar los horarios regulares de la línea”, dijo) el gerente Luciano Alvarez abrió la lista de oradores que se completó con la presidenta del Ente de Turismo de Mar del Plata, la secretaria bonaerense del área y el propio intendente, que destacó el valioso aporte que puede llegar desde la Patagonia por esta vía en su afán de convertir a la Perla del Atlántico en ciudad turística todo el año y no sólo en verano.
Una recorrida por la aeronave y un breve ágape le pusieron el punto final a la agenda. Los pasajeros invitados fueron llevados nuevamente a bordo para emprender el regreso.
El vuelo de ida hacia la costa duró 65 minutos, mientras que en el regreso se empleó algún tiempo más, lo razonable teniendo en cuenta las condiciones del clima, con importante viento reinante y la ruta que esa circunstancia obligó a tomar. A bordo, la comodidad del Embraer es buena para distancias como las que recorre y fue muy cordial la atención del personal de cabina.

El avión salvó al diputado.
Un momento de alta incomodidad vivió ayer por la mañana en el aeropuerto local el diputado provincial del PRO Maximiliano Aliaga, el más prominente de los dirigentes del partido gobernante que se dio cita para formar parte de la llegada del vuelo inaugural de Lasa a Santa Rosa.
El legislador, jaqueado por las preguntas de los periodistas acerca de la situación de la economía nacional y la corrida cambiaria que hace tambalear al gobierno, aprovechó el arribo del avión a la plataforma y expresando su “emoción” pidió disculpas y cortó el diálogo.
“Vivo con expectativa de que frene y que el recambio de Lebacs que anunció el Gobierno, que son 1.000 millones de pesos, termine de hacerse”, ensayó y opinó luego que “en algún momento la espuma va a bajar y el dólar tomará un precio que, si bien no era el anterior, será uno competitivo”.
Además, aseguró que Argentina “es productora de dólares, produce con Vaca Muerta alrededor de 20 mil millones de dólares y con las exportaciones y el complejo sojero-aceitero casi 40 mil millones de dólares. Tarde o temprano el ingreso va a hacer que el dólar baje, aunque está claro que hoy (por ayer) no es el mejor día”.
Ante la pregunta sobre la credibilidad del presidente ante los mercados, se declaró incompetente. “No soy comentarista de lo nacional ni mucho menos. No quiero entrar en detalles de si le creen o no a Macri. Creo que la gente busca resguardo en el dólar porque es un activo al que pueden acceder, básicamente no quieren tener pesos” y ante la repregunta sobre la palabra fracaso utilizada por el gobernador Carlos Verna para describir la situación de Macri argumentó que “la política aerocomercial no fracasó. Las inversiones en energía no están fracasando, las inversiones en autopistas no están fracasando. Hay muchas cosas que se pueden nombrar de este Gobierno, entre otras el acento que se ha puesto en la seguridad, en la lucha contra el narcotráfico, tiene un montón de cuestiones”…
En este punto de la conversación sonó para el diputado la campana salvadora. “Ahí veo entrar el avión, y discúlpenme pero es un momento muy emocionante. Muchas gracias y la seguimos a la vuelta, si quieren…”, lanzó con cierto alivio.