Inicio La Pampa ¿Volverá la calesita de la laguna?

¿Volverá la calesita de la laguna?

Fue hace alrededor de dos meses que desde este diario se señalaron las condiciones en que había quedado la calesita, ubicada hace años en el predio del parque recreativo Don Tomás. Desde entonces no hubo más informaciones sobre el tema, aunque por estas horas se estaría avanzando en el ámbito de la Dirección de Servicios Públicos municipal para la compra de la carpa que recubra el carrusel.
La calesita apareció durante meses vandalizada -hay que decir que todavía no ha cambiado nada en ese sentido- y se podía advertir a simple vista la antigua lona para cubrirla hecha girones, la plataforma circular con enormes agujeros, y la estructura sin las figuras-muñecos donde se montaban los chicos -que semejaban a algún animalito- desaparecidas. Sólo quedaban un par de bancos de madera, vetustos, despintados, y algunos también directamente fuera del lugar que debieran ocupar.

Este diario advirtió.
LA ARENA se ocupó en su edición del 16 de febrero pasado de mostrar el estado que presentaba la maquinaria que no funcionaba desde hace un tiempo prolongado. En ese momento aún tenía algunos vestigios de la lona que se utilizaba para cubrirla, pero en general se veía muy destruida.
Ya se ha contado que nuestra ciudad tuvo alguna vez más calesitas -no muchas- en distintos lugares; pero pareciera que la última que se puede recordar funcionando fue, precisamente, la que se ubica frente a la laguna, en el Parque Recreativo Don Tomás.
Se produjo aquella advertencia periodística -la información y alguna foto-, pero después de eso y hasta ahora no se habían producido novedades desde la Municipalidad de Santa Rosa. La impresión era que nadie se habría interesado y ocupado para que los destrozos no siguieran ocurriendo.

Comprarán la lona.
No obstante, una consulta realizada ayer desde esta Redacción permitió saber que está en marcha una licitación para adquirir la lona que debe cubrir la calesita; y que los monigotes de madera -simulando caballitos, por ejemplo- han sido retirados para su posterior refacción por parte de la misma Dirección de Servicios Públicos.
Ayer un equipo periodístico de este diario trató de entrevistar al titular de esa área, Adalberto Furh, para que informara sobre lo que se viene haciendo en un juego tan caro a los recuerdos de los mayores, y que resulta siempre un atractivo para los más chicos.
El funcionario se encontraba en reunión, pero prometió que hoy estaría dispuesto a ofrecer datos de lo que se viene haciendo, con la calesita; pero también con el trencito que en su momento inauguró el ex intendente Oscar Mario Jorge; y el Salitrero, el barco que el mismo ex jefe comunal había comprado en su momento y paseaba a los santarroseños por las aguas de la laguna del Parque Recreativo Don Tomás. Desde hace mucho tiempo no se lo ha visto navegar.

La calesita.
Hay que decir que caminantes que circulan por el lugar observan con cierta tristeza que lo que supo ser una atracción para los más chicos aparezca como una estructura destruida por los vándalos.
Se pueden ver en el centro de la plataforma los restos de lo que parece ser un motor -que sería el que por medio de poleas habría de mover la calesita haciéndola rondar-, y un par de bancos rotos que ocupaban los pequeños en ese mágico girar de música y colores…
Cabe indicar que -si bien es verdad que los juegos vinculados a la electrónica y la computación dominan el escenario infantil-, todavía queda espacio para que los más chicos puedan disfrutar al aire libre. La calesita podría ser una buena opción, aunque para eso se necesita que los responsables actúen en consecuencia.

Las viejas calesitas.
La calesita fue desde siempre motivo de atracción para los chicos. En nuestra ciudad se recuerdan algunas colocadas en distintos lugares, y entre ellas se puede mencionar la que estaba en la esquina de Rivadavia y Sarmiento -frente mismo al parque infantil José R. Oliver-, otra en un terreno de Avenida San Martín Este -hoy existen varios comercios en el lugar-; y también hubo una instalada en la calle Quintana, donde funciona en estos días un local en el que se celebran cumpleaños de chicos.
Se puede evocar que los parques de diversiones que llegaban a nuestra ciudad tenían su carrusel, y no pocos tendrán en su memoria la calesita que tenía el Parque Planeta «Venus» -esquina de La Rioja y San Juan-, donde ese verdadero personaje que era José Argentino Méndez («Gugú») hacía de las suyas cuando recién llegaba a Santa Rosa.
¿Volverá a girar la calesita del Parque Recreativo Don Tomás?