Inicio La Pampa Volvió el agua a la cuenca del Atuel

Volvió el agua a la cuenca del Atuel

UNICO CAUCE INACTIVO ERA EL DE ALGARROBO

El lunes comenzaron a erogarse 44 metros cúbicos por segundo desde Valle Grande. Los canales del Atuel Superior ya recibieron caudal de agua y en la mañana del martes ocurrió lo mismo en el canal matriz Izuel, en Villa Atuel.
Luego de más de tres meses de corte, en las últimas horas volvió el agua a la cuenca del río Atuel. Se trata de la única que no había empezado a erogar, tras la suelta en los ríos Malargüe, Diamante, Tunuyán y Mendoza. Así lo informó Diario de San Rafael en su edición de ayer.
«Durante estos primeros días se empezarán a llenar los canales y en las próximas horas el sistema empezará a recibir los turnos de riego».
Según explicó el subdelegado Mario Barbieri a DSR, desde el lunes comenzaron a erogarse 44 metros cúbicos por segundo desde Valle Grande. Los canales del Atuel Superior ya recibieron caudal de agua y en la mañana del martes ocurrió lo mismo con el canal matriz Izuel, en Villa Atuel.
Por decisión unilateral de la provincia de Mendoza, a través del Departamento General de Irrigación, esta vez en vez de erogar 22 turnos, se plantea llegar a los 18, aunque se espera que esta situación no perjudique a los cultivos.
Las erogaciones comenzaron con una acumulación de un 72 por ciento menos que en la temporada anterior, cuando los diques de Valle Grande alcanzaron un 93 por ciento% de su capacidad.

Obras.
Según detalló Diario de San Rafael, en la cuenca se concretaron obras de mantenimiento, revestimiento y modernización de canales por 70 millones.
Entre ellas, se realizó el revestimiento de un tramo del canal matriz Babacci (1.000 metros), con beneficios para casi 10 mil hectáreas; del canal matriz Perrone (1.300 metros), con beneficios para 5 mil hectáreas; y del canal matriz Real del Padre, rama 3, 4 y 5 unificadas, con beneficios para 5 mil hectáreas.
Actualmente continúa desarrollándose la obra de entubado de en un tramo del canal Perrone, en Las Malvinas (1.470 metros), la cual se realiza fuera de la traza original, por lo que se puede trabajar con normalidad.