Volvió una rara especie

El año 2018 dejó varias novedades en cuanto a fauna silvestre en nuestra provincia: no solo la enorme colonia de flamencos cercana a Dorila, sino también la observación de un número mayor que lo habitual de cauquenes en territorio pampeano, y dentro de ellos, cauquenes reales, cuya presencia es aún más rara.
En un informe difundido ayer, la Dirección de Recursos Naturales de La Pampa recordó que durante el año 2018 el área de Fauna Silvestre “llevó adelante varias observaciones de especies silvestres en diferentes lugares de la Provincia”. Una de las más destacadas, y que mayor cobertura periodística tuvo, fue las desarrolladas para seguir la evolución de la enorme colonia de flamencos que se detectó en un campo cercano a Dorila. Pero también hubo otras, centradas en seguir de cerca especies que están amenazadas por la presencia del hombre sobre sus hábitats.
Una de estas campañas se concretó en el marco del Censo Anual de cauquenes que realizan técnicos de la Provincia en la zona suroeste del territorio. En esta oportunidad se obtuvieron los mayores registros de cantidad de ejemplares de esta especie de los últimos años.
El número avistado fue de más de 900 ejemplares e incluyó por primera vez al cauquén real, una especie que si bien está registrada para nuestra provincia, no había sido vista en los censos anteriores.
El Censo Anual de Cauquenes es una acción que coordina Nación y que cada provincia realiza de acuerdo a sus posibilidades. En nuestra provincia se viene desarrollando en forma ininterrumpida todos los años, siempre en los meses de invierno, que es la temporada en que está ave patagónica migra a nuestra provincia y parte del sur de la provincia de Buenos Aires.
“Nuestra provincia no ha dejado pasar un año sin concretarlo”, destacó Federico Bruno, director de Fauna Silvestre de la provincia. “Este año fue el censo en el que más cantidad de cauquenes se vio, más de 900, y de todos los censos, es la primera vez que observamos cauquenes reales”, señaló. “Hay algunos registros documentados de cauquenes reales, y también está presente en el Inventario de Recursos Naturales, pero en las campañas anteriores no lo habíamos visto”, aclaró.
Este invierno se detectó a las dos especies en los departamentos Atreucó, Hucal y Guatraché, en el este y sureste pampeano. Se las vio en las playas de las lagunas de esa zona, y junto a los sembrados que para esa época del año ya habían arrojado los primeros brotes.
En el caso del cauquén común, el macho es todo blanco y la hembra marrón, mientras que en el cauquén real el macho tiene la cabeza gris.
“En primavera, cuando empiezan los primeros calores, vuelven a la Patagonia a buscar los lugares de nidificación. Allí nidifican en los lugares húmedos de la Patagonia, especialmente en los mallines”, detalló el técnico.

Más avistajes.
En las campañas de 2018 también se confirmó la presencia de la loica pampeana en el este de La Pampa y su nidificación en esa zona. Esto ocurrió en un monitoreo realizado en noviembre.
Se realizaron dos censos de liebre europea, uno pre-temporada de caza comercial y uno posterior, dando resultados similares a años anteriores y confirmando la estabilidad de la especie ante la presión de caza.